Conflicto Turco-Kurdo: Cada potencia regional ha traicionado a los Kurdos

Por Robert Fisk, Resumen Latinoamericano /Noticias de Kurdistán, 29 de julio 2015.- Los kurdos han nacido para ser traicionados. Casi a todos los aspirantes a construirse en un pequeño Estado de Oriente Medio, se les prometió la libertad después de la Primera Guerra Mundial, y los kurdos incluso enviaron una delegación a Versalles para pedir por su propio Estado nación y fronteras seguras.

Pero bajo el Tratado de Sèvres, en 1920, consiguieron una pequeña nación en lo que había sido Turquía. Entonces llegó el nacionalista turco Mustafá Kemal Ataturk, que se apropió de vuelta del territorio que la nación kurda podría haber ganado. Así fue que los vencedores de la Gran Guerra se reunieron en Lausana en 1922 hasta 1923 y abandonaron a los kurdos (al igual que a los armenios), cuyas poblaciones y territorios se dividirían ahora entre el Estado Turco, el protectorado Francés de Siria e Irán y el Protectorado Inglés de Irak. Esta ha sido su tragedia desde entonces – y casi cada potencia regional ha sido co-participe de esta. Los más brutales eran los turcos y los árabes iraquíes, los más cínicos los británicos y los estadounidenses. No extraña en nada que los turcos hayan vuelto a bombardear a los kurdos.
Cuando ellos se rebelaron contra Saddam Hussein en Irak a principios de 1970, los estadounidenses les apoyaron, junto con el Sha de Irán. A continuación, el Secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger diseñó un acuerdo entre Irán e Irak: el Sha recibiría una reivindicación territorial y, a cambio, abandonaría a los kurdos a su suerte. Los estadounidenses bloquearon los suministros de armas. Y Saddam mató quizás a 182.000 kurdos. “La política exterior”, comentó el Sr. Kissinger, “no debe confundirse con el trabajo misionero”.
Se podría pensar que los kurdos podrían haber aprendido su lección. Pero en el inicio de la Primera Guerra del Golfo para liberar a Kuwait, fueron instados por los estadounidenses a levantarse -más bien lo hicieron desde una estación de radio clandestina de la CIA que operaba dese Arabia Saudita- y se les dijo: levántense contra Saddam. Y lo hicieron. Los estadounidenses dejaron morir a miles de kurdos más, sólo unas vergonzantes semanas después crearon una zona “segura” en el norte de Irak, después de que decenas de miles de civiles kurdos se arrastraron bajo el fuego en un éxodo bíblico hacia territorios más seguros en Turquía. La zona ‘segura’ de Estados Unidos finalmente no fue más que una ilusión.

Incluso cuando los EE.UU. planearon invadir el Irak de Saddam a través del Kurdistán en 2003, los kurdos se encontraron con que los turcos planeaban enviar 40.000 soldados con los estadounidenses. Los turcos querían detener a los kurdos tomando las ciudades iraquíes de Mosul y Kirkuk; Ankara teme que un pseudo Estado kurdo autónomo podría deslizarse a través de la frontera con Turquía.

Y cuando los kurdos de Irak lucharon contra ISIS el año pasado –los estadounidenses decidiendo una vez más que los kurdos pueden ser usados- Turquía observó con impotencia como el Kurdistán se convirtió en la vanguardia de la lucha de Occidente. Kobanê, un mini Stalingrado, y su defensa por los kurdos de orientación marxista, hicieron más dolorosa aún la humillación a Turquía. Las y los combatientes pro-PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) a lo largo de la franja norte de Siria e Irak fueron vistos como héroes.
Esto no podía ser permitido. Fue entonces cuando el ISIS golpeó a los kurdos de Turquía que buscaban ayuda para la reconstrucción de Kobanê con un atentado suicida devastador en la ciudad de Suruc – luego la acusación al PKK por el asesinato de dos policías turcos – entonces Turquía decid atacar al PKK bajo la cortina de humo de ‘bombardeos contra el ISIS’. Los estadounidenses estaban endulzados con la reapertura de la Base Aérea de Incirlik –en el Kurdistán de Turquía- y el mundo habría de olvidar que los combatientes islamistas han recibido pase libre a través de la frontera turco-siria.

Con su más reciente campaña aérea, los turcos están siguiendo el camino de Pakistán a la corrupción total, cuando se convirtió en un canal de armas y combatientes a la ‘guerrilla’ hacia Afganistán –con el apoyo de EE.UU.- en la década de 1980. Los paquistaníes apoyaron de diversas maneras a los muyahidines, los talibanes y otros grupos islamistas.

En cuanto a los kurdos – ¿han llegado comprendido las palabras de Arthur Harris, el líder del escuadrón de la RAF que ayudó a aplastar a la insurrección iraquí en 1920? “Los árabes y los kurdos ahora saben –dijo- lo que significa un verdadero bombardeo en victimas y destrucción. En el marco de 45 minutos un pueblo de gran tamaño puede ser prácticamente aniquilado y un tercio de sus habitantes muertos o heridos”. Los turcos claramente sienten lo mismo.

11053863_796323387149449_6462204726169509459_n

 

11049452_796323390482782_1514879356294202814_n

11053863_796323450482776_4443300231952150183_n

You must be logged in to post a comment Login