Turquía lanza los mayores ataques contra el PKK desde que comenzó su ofensiva

Resumen Latinoamericano/Naiz, 29 de julio de 2015 – Los cazas F16 de la Fuerza Aérea turca han atacado seis objetivos en el norte de Irak, tras haber sido desplegados de urgencia desde una base aérea de Diyarbakir, en Kurdistán Norte, según ha confirmado la oficina del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en la mayor ofensiva desde que comenzaron los ataques la semana pasada.

El PKK ha informado de la muerte de al menos nueve milicianos en los bombardeos.

Además, las autoridades turcas han detenido a un total de 1.302 personas en una operación contra el Estado Islámico, el PKK y “otros grupos ilegales”, según ha informado en un comunicado.

El Gobierno turco comenzó a bombardear los campos de milicianos del PKK en el norte de Irak el pasado 24 de julio tras una serie de ataques contra agentes de Policía que el Ejecutivo atribuyó a la guerrilla kurda.

El martes, los cazas bombardearon posiciones del PKK en la provincia turca de Sirnak, en el sureste del país, tras un ataque contra un grupo de gendarmes turcos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dio por finiquitado ayer el proceso de diálogo con la guerrilla kurda. El Parlamento de Ankara tiene previsto discutir hoy en una sesión a puerta cerrada la petición del mandatario turco para retirar la inmunidad a los políticos que vincula con los milicianos del PKK.

Por su parte, Estados Unidos consideró que es justificado que Turquía ataque al PKK en Irak.

Altos funcionarios estadounidenses indicaron hoy que el PKK, considerado por Washington un grupo terrorista, ha sido el responsable de provocar a Turquía con el ataque contra fuerzas de seguridad turcas. No obstante, matizaron que eso no cambiará el apoyo de Washington a otras fuerzas kurdas que operan en Siria e Irak y que han contribuido a poner en retirada al Estado Islámico.

“Turquía tiene derecho a defenderse y apoyamos totalmente las acciones contra el PKK, ya que el PKK ha provocado y atacado a turcos en suelo turco”, aseguró el alto funcionario estadounidense.

Washington también quiso marcar diferencias entre el PKK y otras facciones kurdas en Siria e Irak, que son aliadas de Estados Unidos y claves en la lucha contra los yihadistas suníes del IS.

Estados Unidos dijo también hoy que las tensiones y los ataque turcos contra el PKK, «no tienen nada que ver» con su guerra contra los yihadistas del IS, que Washington intensificará al norte de Siria con un acuerdo para el uso de bases aéreas en Turquía.

Los funcionarios estadounidenses confirmaron que van a coordinar con Estambul la creación de una «zona segura» en el norte de Siria, sin presencia de las fuerzas del Estado Islámico.

Con ese objetivo, mantendrá contactos con Turquía con el objetivo de determinar qué fuerzas opositoras al gobierno sirio de Bachar al Asad deberán tomar control sobre el terreno de ese área despejadas con ataque aéreos estadounidenses y de sus aliados.

La «zona segura» se extiende a lo largo de unos 100 kilómetros en la frontera de Turquía con Siria, en uno de los trechos fronterizos controlados aún por el IS.

Según los funcionarios estadounidenses, «se acordará mutuamente con Turquía» qué tipo de fuerzas ocupará sobre el terreno la nueva zona de seguridad.

You must be logged in to post a comment Login