Cientos de miles de hondureños exigen la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández

 

por Rodolfo Pastor Fasquelle, Resumen Latinoamericano /El Libertador.-  El movimiento no ha terminado ni se va a terminar…se va a transformar y revigorizar, con la incorporación de sectores juveniles, de organizaciones sociales independientes y opositores aun intimidados.

Honduras-marcha

Tegucigalpa. Me voy a permitir interpretar, más allá de las consignas, lo que dicen los antorcheros.
Que ya entendieron que a todos nos lleva el diablo por culpa de esta corrupción consuetudinaria.
Y eso es así. Que ellos no van tolerarlo más, que se les va la vida en ello. Ojalá.

Su misma antorcha –luz– sostiene al antorchero. Al inicio del movimiento la antorcha lucia como símbolo. (Era la lámpara con que Diógenes caminaba a mediodía por la plaza de Atenas, en busca de un hombre honrado.) Símbolo también de la clase de gente que somos, gente que trabaja. Que sale a las cinco. Y para manifestarse más tarde necesita, un poco iluminarse. Si no, no salimos en la foto.

Un símbolo sobretodo, hoy legitimado por la ornamentación de la fiesta del 4 de Julio en Viera. Genial.

Pese a la evidencia de incluso su crecimiento, especialmente en Tegucigalpa –en donde hay una población políticamente más madura y consciente— y pese a haber despertado alguna simpatía en un sector de la clase media alta, los personeros y la prensa comprada del régimen comenzaban, la semana pasada, a predecir el fin y a propagar la especie de que las antorchas se están apagando. (Se argumentaba que el movimiento surgió de un desahogo emotivo de la clase media baja.).

Intuyo que el movimiento no ha terminado ni se va a terminar ya, que, por el contrario, se va a transformar y revigorizar en la canícula, con la incorporación de otros sectores, juveniles, de organizaciones sociales independientes y de opositores aun intimidados.

Un factor externo que lo sostiene ya es el imprevisto apoyo del Imperio. ¿Será que no le habían dicho nada a Nealon? Shannon anda ahora en gira por el Triángulo, asegurando –contrario a lo que aquí repite en coro, después de Corralitos, la prensa vendida– que en Guatemala ha funcionado bien.

Lo dice el mismo día que la CICIG publica procesos contra cinco diputados corruptos. Los gringos no ganan nada con protegerlos, no quieren aumentar la apuesta ni correr más riesgos, calculan que la concesión de la CICIH pudiera desactivar demandas más radicales, una interrupción anticipada del régimen, una constituyente sin garantías para sus intereses, un río revuelto.

Esa disposición no estaba en sus planes. Por lo demás, hay otros logros que lo sostienen, otras cosas que el movimiento de las antorchas ya consiguió y varias que están claramente a su alcance.

Sorpresivamente se ha roto el cerco mediático y la invisibilización de la amplia oposición al régimen. Eso simplemente no va a poder continuar, aunque no cesará la manipulación.

Las antorchas sacaron a la luz la catacumba plástica del Camelot cachureco, con chamba y vida mejor. Cada día revienta un escándalo nuevo y hasta El Heraldo y Televicentro participan en su divulgación.

Si bien puede resurgir, el prospecto de la reelección ha pasado a un último plano, cuando la oposición unida junto a la sociedad civil exige que se restaure la prohibición.

Se ha minado y debilitado mucho la base de una virtual dictadura personal del mandatario. Cuando se le cuestiona que tenga hermana ministra, hermano diputado, primos y hermanos y sobrinos militares a cargo de batallones e incluso con poca fuerza material, se exige en la calle que renuncie.

JOH no ha sido desarmado. Sigue manipulando la judicatura y controla al congreso reconvenido en cuanto compró suficientes diputados de la oposición. ¿También ellos mayoritariamente temen a la CICIH? Controla JOH a la mayoría de los empresarios, fuera del redil. Y a los jefes militares.

Por lo pronto, el rotundamente fracasado ha sido el régimen (JOH y Hermanos, Carlos Flores y Cia.) con sus estrategias, con las bullas –esas si silenciadas– y el tan pregonado dialogo consigo mismo, con su otro yo y con la gente que no lo va a abandonar hasta que no caiga en picada, porque algo le puede sacar mientras tanto.

Está por verse que pueden hacer las Naciones Unidas para conseguir que dialoguen nuestros jóvenes líderes. Pero los antorcheros declararon hace rato que aceptan el diálogo, cuando el gobierno pida la CICIH y acepte un mediador.

A los fiscales todavía se los puede sacrificar, junto con algún chivo expiatorio más, del partido de gobierno y de otros para disimular. No parece imposible conseguir castigo, que no ha habido, para los defraudadores del seguro social, cuyos crímenes encendieron las antorchas.

Hay metas intermedias del Movimiento que creo que todavía se pueden alcanzar. Falta liderazgo y falta la organización, a la que son tan reacios. Un compromiso por ejemplo con la reforma radical inmediata del sistema electoral, otro con la reforma total del sistema judicial, empezando por la escogencia independiente de los jueces de la Corte Suprema.

Hay que sacar la mano peluda de Bonilla de la judicatura. Faltaría para eso enganchar a la UNAH que -hasta ahora, como se siente parte del Estado y se cree obligada a llevarle la segunda– ha caído en la complicidad y se ha llamado a silencio.

Faltaría otro compromiso de los gremios que participan en el proceso de selección, de los abogados, la patronal y un compromiso con los partidos de oposición. Pero sobre todo una demostración de respeto, del Ejecutivo. ¿De JOH?

Preguntan en las marchas ¿Qué quiere el pueblo? Y responde la gente coreando ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! Es cosa grande. En el sentido más restringido supone una deducción de responsabilidades civiles y criminales a todos los poderosos, corruptos y corruptores.

Es mucho. ¿Nos conformaríamos con precedentes creíbles? Mucho se ganaría con el efectivo cumplimiento de los preceptos que ostenta la Constitución, la obligación de dar servicios básicos de calidad, pupitres decía la güirra aquella, medicinas y médicos en los hospitales públicos y derechos a la plena libertad de expresión y de organización, ambiente sano, la cultura y las artes. Hay cosa que costaría más.

Va a ser difícil conseguir juicios políticos para destituir a los presidentes de los poderes, como clamamos. Eso requeriría de votos que no tenemos en el Congreso, contra los del Partido Nacional, que no está dispuesto a suicidarse. Por ende, exigiría botar al gobierno.

¿Procesos criminales por complicidad en la corrupción y encubrimiento de crímenes de lesa humanidad? Imposible antes que opere la CICIH. Que sólo podrá funcionar cuando la pida un gobierno legítimo. Y aunque quiera Shanon, no la pide JOH ni la pedirá, estaría loco.

Requerirían entonces esos juicios de una revolución previa. Habría que pasar del símbolo a la acción, tomarnos la bastilla si no los meten presos, pero ¿tenemos las agallas? ¿Resistiríamos la metralla? ¿Justicia social y económica plena? ¿Igualdad de oportunidades?

Eso es aún más difícil que un cambio de gobierno. Que se puede. Claro que se puede. Supone revolucionar el sistema, requiere de una nueva constitución y una renovación total del Estado. Se precisa de conductores probados responsables, determinados, trabajando en equipo. No sé si los hay. ¿Quiénes y cuántos son?

______________________________________

Honduras: Tres más se unen a la huelga de hambre

por Tomy Morales | Julio 14 del 2015

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Tres personas se sumaron a la huelga de hambre que inicio del 22 de junio del presente año, con la exigencia que Juan Orlando Hernández pida a las Naciones Unidas, ONU, la instalación de la Comisión Contra la Impunidad Honduras, CICIH.
Con una conferencia de prensa ingreso a la huelga Wilfredo Méndez el director del Centro de Investigación para la Promoción de los Derechos Humanos Honduras, CIPRODEH; también los jóvenes originarios del departamento de Intibucá Ever López y Cristian Castro.

Defensoras y defensores de varias organizaciones de Derechos Humanos se hicieron presentes para solidarizarse con el defensor Méndez y le expresaron total apoyo en la decisión que ha tomado.

“Sabemos el sacrificio que están haciendo las juventudes, pero también sabemos el sacrificio que hemos hecho mucha gente que estamos acá y el pelo ya pinta muchas canas” manifestó Bertha Oliva.

La defensora exteriorizó que la tutela por los derechos humanos no es fácil y el camino que ha escogido Wilfredo para incorporarse es una decisión delicada, y que es por eso que defensoras y defensores de derechos humanos de la mujer, de niñas, niños y jóvenes, la libertad de expresión, de la tierra y los recursos naturales, etc.

“Es uno menos que no tiene voz y para escucharla tenemos que venir aquí, esto va a contribuir a retomar la armonía en esta zona, por la crisis y denuncias de compañeros y compañeras que después de salir de aquí son interceptados y les dan seguimiento”, denuncio Oliva.

Por su parte, Juan Almendarez dijo que “creemos en Wilfredo como un honesto y comprometido defensor de derechos humanos, es muy importante que esta sociedad se una, porque no solamente hay corrupción interna en este país, sino corrupción externa”.

Adujo que la corrupción no solo es un asunto financiero, sino que hay que tocar los asesinatos de dirigentes, de Margarita Murillo, los campesinos del MUCA, los indígenas Tolupanes, Lencas, de Ofraneh y de todo el pueblo hondureño.

Las políticas que han generado hambre, se han comprado más armas, menos salud y educación, porque las leyes que se han construido son contra la clase trabajadora, menciono Almendarez.

En tanto Franklin Rivera el joven de Tela era trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Escuela por su delicado estado de salud.

Continúan movilizaciones contra Hernández en Honduras

En Honduras se mantiene la tensión política y el reclamo de la población en las calles. Durante más de mes y medio, los hondureños se movilizan a diario y exigen la dimisión del presidente Juan Orlando Hernández.Todo inició con convocatorias a protestas por medio de redes sociales. A la primera convocatoria asistieron menos de 50 personas, luego todo cambió. La corrupción colmó la paciencia de la juventud y ellos tienen en jaque al actual Gobierno.Durante siete semanas el país entero se ha movilizado en exigencia a una Comisión Internacional Contra la Impunidad, pero el Gobierno mantiene su posición en no aceptarla.A la par de las movilizaciones, un grupo de ciudadanos ejerce presión mediante una huelga de hambre. 21 hondureños continúan con la huelga de hambre a inmediaciones de casa presidencial, y dicen se mantendrán con su postura hasta que el Gobierno acepte la Comisión Internacional Contra la Impunidad y Juan Orlando Hernández salga del poder.Con estas medidas de presión lograron el arresto domiciliario de la vicepresidenta del Parlamento hondureño y tres de sus familiares, la detención de Shukri Kafie, uno de los empresarios más poderosos del país, y la llegada de facilitadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA).La certeza que expresa la ciudadanía que aún hay mucho por hacer contra la actual corrupción y por eso seguirá en las calles.

________________________________
En estos días de indignación, llegó la hora de los levantamientos urbanos y territoriales anti JOH

por Luis Méndez

Dado que este movimiento de indignados e indignadas es auto convocado y que las redes sociales constituyen esa comunicación liquida que se filtra y se expande de forma veloz, sin el ánimo de entrar en mayores contradicciones me parece oportuno hacer algunas valoraciones:

1. La naturaleza o nacimiento político de oposición indignada está construida a partir del encuentro pluripartidario de juventudes indignadas y, más allá de los partidos políticos de la participación de otros actores sociales y políticos sin partido, identificados como sujetos sociales políticos no partidarios. Con respecto a la movilización de las Antorchas para la exigencia de los tres puntos estratégicos: La CICIH; La destitución de fiscal adjunto y fiscal general y Juicio político contra JOH y su camarilla; cada ciudad, caserío o aldea ha decidido cómo, cuándo y dónde movilizarse en las “marchas” de las antorchas, esto de forma autónoma, movilizaciones de las antorchas sin consensos nacionales y estructuras verticales para la toma de decisiones locales sobre la hora, lugar y forma de convocatoria.

Desde otra perspectiva:

2. Otro sector cree en la urgencia de una conducción nacional “representativa”, que direccione el proceso desde Mesas de Oposición Indignada, mesas que den paso a una representación local, Municipal y Departamental para llegar a una conducción nacional. algo así como apostar a la construcción de otro FNRP, ahora de indignados. Una visión vertical de la representación popular o ciudadana muy bien conocida y referenciada desde la experiencia institucional.

Con respecto al numeral 1. El proceso auto convocado con una base sólida de autonomía ha dado como resultado cientos de movilizaciones a nivel nacional, experiencia que representa una nueva forma organizativa y un desafío para quienes buscamos la descolonización de esas formas tradicionales de dirección.

Sobre el numeral 2. Construir una estructura nacional implica en su inicio expandir el proceso de representación para luego ir cerrándolo a lo local, municipal, departamental y luego una conducción nacional. (la experiencia del FNRP, es la más cercana, dado que la Coordinadora Nacional tenía otro mecanismo de cohesión y representación).

Creo, sinceramente que el proceso auto convocado y con autonomía tal como existe hoy desde el movimiento de indignados e indignadas puede ser atemporal e igual correr el riesgo de perder la línea estratégica y su horizonte cercano pero, no hay duda que representa un reto para repensar nuevas formas organizativas distantes de esa forma tradicional y jerárquica, formas de gobiernos institucionales e institucionalizados que han llevado a la fragmentación del movimiento social y popular. Ese es el desafío que nos provoca la juventud indignada, marcar la distancia y repensar y repensarnos teniendo como base la autonomía.

Con respecto a una estructura nacional representativa (de mesas de indignados a la organización local, municipal y departamental, para la conducción nacional), la experiencia ha dejado no solo lecciones aprendidas sino que este sistema ha conllevado a estructuras cerradas, verticales y de privilegios. Me parece que es un método organizativo que igual requiere ser re-pensado.

Finalmente, creo que existen elementos válidos tanto del planteamiento 1, como del 2, así como ambos pueden tener falencias en su dimensión organizativa, táctica, estratégica y política.

Argumento por el que creo que ambos apuestas son procesos en construcción y será la experiencia que marcará el camino.

El “Por ahora”, como dijo el comandante, para las y los indignados es tiempo de lucha, de unidad, de avanzar, -la acumulación de fuerza de las antorchas está definida-, y llegó la hora de los levantamientos urbanos y territoriales anti JOH, en cada región, ciudad, aldea o caserío, en su barrio o Colonia, en su cuadra; llegó la hora ANTI JOH, el tiempo es nuestro, la lucha es ahora.

1. SI A LA CICIH,
2. DESTITUCIÓN DEL FISCAL GENERAL Y FISCAL ADJUNTO
3. JUICIO POLÍTICO CONTRA JOH Y TODO SU ESTRUCTURA DE CORRUPCIÓN.

¡SIN LUCHA, NO HAY VICTORIA!
¡FUERA JOH!

You must be logged in to post a comment Login