En el Sáhara Occidental, las mujeres se miran como fuente de fuerza y como líderes

Dublín (Irlanda)/ Resumen Latinoamericano/ 6 julio 2015 (SPS) .- «En la cultura saharaui, las mujeres se miran como fuente de fuerza y como líderes en su comunidad. Ellas son los médicos en los hospitales de los campamentos, las científicas en el pequeño laboratorio donde se fabrican los medicamentos básicos para los refugiados, las maestras en la escuela y las que llaman a volver a la guerra bajo los techos de tiendas de seda», escribió The Independent.

En un artículo publicado en su sección africana, el diario irlandés informa que el periodista «Graham Clifford viajó a los campamentos del Sáhara y se encontró con estas fuertes mujeres del desierto».

Clifford resaltó que la fuerza de las mujeres saharauis se refleja en su discurso. Una de estas mujeres, Tumana Ahmed, le dijo que «mientras que sus padres, esposos e hijos luchaban bajo el ardiente sol del Sáhara», las mujeres construyeron literalmente los campamentos, las pequeñas casas, las escuelas, los servicios, por muy humildes que sean. Hicieron todo, dentro y fuera de la casa. Montaron las tiendas de campaña y las hicieron habitables. Crearon una comunidad cuando las personas sentían que ya no tenían ninguna «.

«Usted me pregunta si un día una mujer va a ser presidente de nuestra República y yo le digo que sí, por qué no, sin duda yo votaré por ella. Somos fuertes aquí y somos iguales que los hombres «, explica Abida Mohamed Buzeid en su animado estilo», escribió Clifford. «Pero, sabe usted, esto siempre ha sido así en nuestra cultura nómada. La mujer es la clave para la estructura de la familia y para su supervivencia. Por eso siempre fue tratada con respeto entre los saharauis», añadió.

Y si se decide volver a la guerra, las colegas de Tumana Ahmed dijeron que las mujeres del Sáhara Occidental no faltarán para aportar su ayuda. Esta determinación se ve en las palabras de Tumana Ahmed: «Cumpliremos con nuestro deber por un Sahara Occidental libre. Si eso significa luchar y morir en el desierto que así sea, lo haré sin pensarlo dos veces. Me encantaría dar mi vida si eso haría que mi país fuese libre «.

Clifford recordó que «en 1991, cuando las armas se callaron, Naciones Unidas prometió que, con la cooperación de Marruecos, un referéndum de autodeterminación será permitido al pueblo originario del Sáhara Occidental – los saharauis en los campamentos lo celebraron, sintieron que habían logrado su objetivo y se prepararon para volver a sus casas”. “Pero ese referéndum nunca se hizo realidad – los saharauis dicen que Marruecos, apoyado en el Consejo de Seguridad de la ONU por su antiguo colonizador, Francia, hizo que el proceso se estancara y temen que nunca permitirá que se haga el referéndum», señaló el artículista, destacando que los ciudadanos saharauis que se quedaron en los territorios ocupados bajo el dominio de Marruecos, se enfrentan al encarcelamiento y los malos tratos de las fuerzas estatales marroquíes si llaman en público a la libertad de llevar la bandera de la RASD. Pocos periodistas extranjeros fueron autorizados a visitar el territorio para confirmar o negar las alegaciones «. SPS

You must be logged in to post a comment Login