El PKK constata que el Gobierno turco «ha adoptado una política de no resolución» del conflicto

(Resumen Latinoamericano / Gara) 1 de octubre.-El Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), acusó al Gobierno turco de no tener ninguna voluntad de resolver el conflicto al valorar el paquete de reformas presentado la víspera por el primer ministro, Recep Tayip Erdogan.

«El paquete de reformas que ha sido anunciado muestra que el AKP (islamista, en el poder) ha adoptado una política de no resolución» del conflicto, señala la dirección del PKK en un comunicado publicado por la agencia de prensa kurda Firat. «Con estos anuncios se comprende (…) que lo único que ha sido tomando en consideración es la búsqueda de un nuevo triunfo electoral», asegura el escrito, que acusa al Gobierno de no tener «ni la mentalidad ni la capacidad» de poner fin al conflicto armado.

Erdogan ha limitado su propuesta de reformas a la posibilidad de que se enseñe la lengua kurda pero solo en la enseñanza privada y otras medidas simbólicas como la posibilidad de que localidades kurdas puedan recuperar su toponimia, prohibida tras el golpe de Estado de 1980, o la eliminación del juramento panturco obligatorio en todas las escuelas primarias. Medidas todas ellas insuficientes. Y es que el kurdo seguirá fuera de la escuela pública y Erdogan no habló para nada del fin de la legislación «antiterrorista» (por la que Ankara mantiene prisioneros a miles de kurdos). Mucho menos del reconocimiento del hecho diferencial kurdo en la futura Constitución de un Estado turco verdaderamente democrático.

«Una vez más se busca recubrir con una capa de maquillaje a políticas que persisten en mantener la colonización y el genocidio cultural» contra los kurdos, denuncia el PKK.

El PKK dejó en suspenso a principios de setiembre el repliegue de sus guerrilleros a Kurdistán Sur (Irak) tras denunciar el torpedeo de las conversaciones con su líder encarcelado, Abdullah Oçalan.

Condena de Estrasburgo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha fallado que Ankara violó el derecho a la libertad de expresión a 19 kurdos condenados en 2008 a multas por haber utilizado el título de «señor» para referirse a Oçalan.

Ankara justificó la condena por considerarla «apología de un criminal».

You must be logged in to post a comment Login