Denuncian que aún persisten en la sociedad uruguaya prácticas propias del terrorismo de Estado

Militantes de izquierda involucrados en el pedido de procesamiento del fiscal Gustavo Zubía emitieron un documento en el que acusan al Poder Ejecutivo de tomar medidas represivas

18.09.2013,

Ante el pedido del fiscal penal, Gustavo Zubía, de  procesar a siete personas por los disturbios realizados en la Suprema Corte de Justicia, el pasado 15 de febrero, los involucrados emitieron un comunicado en el que se dirigen con dureza a la justicia uruguaya.

“El fiscal Zubía responde al Poder Ejecutivo, quedando en claro que su intencionalidad expresa la voluntad de dicho poder del Estado de ir intensificando las medidas represivas contra los Derechos Humanos”, dice al comienzo el documento.

“Los cánticos o expresiones allí emitidos reflejaban el sentir de quienes no aceptamos la impunidad en este país y reclamamos verdad y justicia por los crímenes de Lesa Humanidad”, explica.

“La actitud del fiscal pone en evidencia que aún persisten en la sociedad uruguaya practicas propias del terrorismo de estado que en el pasado asoló el país”, agrega.

“La criminalización de la acción ciudadana demuestra cuán poco se respetan los verdaderos valores de libertad que tanto proclaman”, finaliza el comunicado.

Zabalza: “Zubía tiene una visión ultrafascista de la sociedad”

«Persiguen a la misma gente que persiguieron en nuestra época», dijo. El ex dirigente tupamaro comparecerá ante la justicia mañana a las 14 horas

El exdirigente del Movimiento de Liberación Nacional (MLN), Jorge Zabalza, trató de «fascista» al fiscal penal Gustavo Zubía, quien pidió siete procesamientos por los disturbios realizados en la Suprema Corte de Justicia el pasado 15 de febrero.

Zabalza participó ese día en la manifestación de rechazo al traslado de la jueza Mariana Mota del juzgado penal a uno civil, y es uno de los acusados por Zubía con el delito de atentado con agravantes. Mañana deberá declarar ante la Justicia junto a los otros seis acusados.

“Yo no vi ningún disturbio. No tuve ninguna actitud violenta. Lo que sucedió es que cuando el doctor Oxandabarat fue a cerrar la puerta, hubo un grupo de gente que entró al recinto porque era una actividad pública y nos encontramos con un cordón policial que nos quiso tirar por la escalera para abajo”, dijo Zabalza a El Observador.

“Les dije que no me gustaba que me tiraran por la escalera para abajo. Finalmente nos dieron la razón, retiraron el cordón policial y ahí comenzó una conversación para retirarnos”, agregó.

Zabalza definió la actitud del juez penal Gustavo Zubía como “ensañamiento” y dijo que “ha emprendido una especie de guerra santa contra quienes luchan por verdad y justicia. Tiene una visión del derecho teñido de fascismo. Es una especia de elefante blanco. No procesa ideas, procesa personas. No hay que olvidarse que el código penal del Uruguay de 1934 es copia del de Mussolini”.

“Quieren desalentar esa lucha y cuentan con el respaldo de la Suprema Corte de Justicia. Yo creo que es un síntoma que en el Poder Judicial en estado latente hay unas cuantas larvas de terrorismo de estado que sacan la cabecita de vez en cuando y persiguen a la misma gente que persiguieron en nuestra época”, dijo y recordó: “Hace 40 años atrás, un 7 de setiembre, el papá del señor fiscal sacó a nueve compañeros del penal de libertad entre los cuales estaba yo y nos metió en un pozo durante 11 años en estado total aislamiento”,

Al concluir, comparó su situación con otros actores de la sociedad: “De la misma forma que persigue a hurgadores y a personas que trabajan en los semáforos, también nos está persiguiendo ahora a nosotros. Es un hombre que tiene una visión ultra fascista de la sociedad”.

QUIÉN ES EL FISCAL GUSTAVO ZUBÍA

El fiscal en lo Penal Gustavo Zubía es hijo del General Eduardo Zubia y sobrino del General Rodolfo Zubia, jefes de la regiones militares 2 y 3 en la época de la dictadura. Según la página de zona militar, los generales Esteban Cristi, Eduardo y Rodolfo Zubía, y Julio C. Vadora, de peso decisivo en el golpe de 1973, integraban una organización militar secreta, ultranacionalista, denominada «Tenientes de Artigas», cuyo objetivo era la defensa de la «civilización occidental y cristiana» y la «aniquilación del comunismo internacional».

Tengo guardadas cartas de mi abuela suplicándole a estos personajes que cesara la tortura a la que era sometido mi padre y que mejoraran las condiciones de reclusión, ya sabemos la piedad que tuvieron… Estos siniestros personajes no han sido juzgados por los crímenes que cometieron, pero varias décadas después nos encontramos con este fiscal intentando tomar revancha con quienes piden Verdad y Justicia. Este gobierno de ”izquierda” que reprime y castiga tiene hombres como este y como los ministros de la SCJ impartiendo, valga la redundancia, ”justicia”.

Recordemos también que Gustavo Zubía comenzó gestiones en la Intendencia, Policía y Poder Judicial para fiscalizar y penar a quienes tiran basura fuera de los contenedores, también se mostró de acuerdo con la medida de realizar un operativo para retirar a limpiavidrios, malabaristas y repartidores de volantes de las principales esquinas de la capital por considerar que «el ejercicio de la libertad no se puede realizar si no existen controles». «Si no reprimimos determinadas conductas no podemos gozar de otras»

No se puede negar que le gusta la línea dura, siempre y cuando no se trate de juzgar y encarcelar a los suyos. Cuando era fiscal de adolescentes, reclamó recambios “urgentes” en el Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) para aumentar las penas, alegando que el actual Código de Penas para los adolescentes es benévolo y piadoso.

En una entrevista realizada por el  Semanario Voces publicado el 15/09/2012 dijo: ”Cuando a mi hijo le encajé alguna vez de chiquito algún soplamocos, no era por la calentura del momento… es que el chiquilín no te puede hacer determinadas cosas. Tiene que aprender y el más chiquito también tiene que mirar también. Papá es loco, pero dentro de determinados parámetros está largando mensajes”.

Se ve que Zubía no estaba enterado de que ciento noventa y dos gobiernos, incluyendo los de esta región, aceptaron la obligación de adoptar todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educacionales adecuadas
para proteger a los niños y niñas de toda forma de violencia (artículo 19 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño). El Comité de los Derechos del Niño, que vigila la implementación de esta Convención, ha recomendado a los gobiernos de toda la región y del mundo que deben, sistemáticamente: Prohibir toda forma de violencia, incluyendo todo castigo corporal por ligero que fuese, en la crianza de los niños en su hogar, la escuela, las instituciones de cuidado, el sistema penal y en todo en otros ámbitos.

También declaró: ”Por algo será, porque en este momento yo abogo por el palo, en la medida en que lo otro, se está abogando solo. Hay una política de gobierno que aboga por lo otro. Si mañana cambia el gobierno y se aboga solo por el palo, me vas a ver a mí equilibrando por el otro lado. Hay que equilibrar, si la pelota se te va para un lado… tiráte para el otro”. Se ve que no se cruzó con Bonomi, que está dando palos a lo loco desde la supuesta ”izquierda”. Seguramente aprendió de su tío y de su padre que palo es picana y submarino, otra cosa no le sirve.

Ahora pide el procesamiento de siete de las tantas personas que estaban ese día apoyando a la Jueza Mariana Mota, como las cachetadas que le dio al hijo para escarmentarlo tienen seguramente la finalidad de que los demás miren y se asusten. Que a nadie se le ocurra reclamar por los atroces crímenes cometidos por su progenitor y tío, crímenes por los que aún no han sido juzgados, crímenes por los que no han pagado

Habrá que hacer denuncias a nivel internacional, que se sepa como están vapuleando los DDHH en el país, pero nunca agachar la cabeza frente a este tipo de escarmientos.

Por Verdad y Justicia
Veronika Engler

You must be logged in to post a comment Login