Filtrado el plan de Trump y su yerno sionista para «una Nueva Palestina desmilitarizada» /Una gran trampa para hacer desaparecer a un pueblo


 

 

Petrodólares a cambio de algo más parecido a un protectorado que a un estado


Filtrado el plan de Trump para una Nueva Palestina desmilitarizada
María al Gazali, un bebé de cuatro meses muerta en un bombardeo israelí en Gaza el pasado día 5 (Mohammed Abed )
Por Jordi Baños, 9 mayo 2019

La causa palestina ya tiene comprador. Y precio: treinta mil millones de dólares en cinco años. Ahora sólo falta que esté a la venta. Un tabloide hebreo incondicional de Beniamin Netanyahu, Israel Hayom, filtró anteayer los primeros detalles del “trato del siglo”. Es decir, del plan de Jared Kushner para resolver el contencioso entre judíos y árabes.

¿Será capaz el bisoño yerno de Donald Trump de arreglar el conflicto irresoluble por antonomasia? A juzgar por lo que ha trascendido, la respuesta es un rotundo no. El trato nace muerto.

El embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansur, ya ha dicho que “el plan quiere dar un pretexto a Netanyahu para anexionarse más territorio” e hizo un llamamiento a la UE para que persevere en su apoyo a la opción de dos Estados. El plan, por el contrario, no contempla ni dos Estados, ni un Estado de libres e iguales.

 

El trato prevé un territorio sin ejército y en la práctica sin Jerusalén a cambio de paz e infraestructuras

El presidente palestino, Mahmud Abbas, a quien se rumorea que el heredero saudí Muhammad bin Salman habría intentado convencer con diez mil millones de dólares, habría dicho que eso sería su “muerte política”.

Ningún político palestino podría aceptar ese entierro de primera de sus derechos nacionales. En cambio, su negativa al “trato del siglo” permitiría a la derecha israelí seguir ganando tiempo, en el peor de los casos –el Estado de Israel efectivo se parece cada vez más al Gran Israel–, y en el mejor de los casos, justificar una nueva vuelta de tuerca.

Jared Kushner ha ido perfeccionando el plan, junto al consejero Jason Greenblatt, aprovechando el alineamiento de intereses regionales entre Tel Aviv y varios regímenes árabes. Pero esa unidad ante el enemigo común iraní tiene difícil traslación al pie de la mezquita de Al Aqsa.

Israel Hayom atribuye la filtración a fuentes anónimas de su gobierno. Sirve también de globo sonda, puesto que el diario gratuito de Miriam Adelson –la esposa israelí de Sheldon Adelson, a su vez principal financiador de las campañas de Trump– es el más encendido propagandista de Netanyahu. Es también el diario de mayor circulación de Israel.

El presidente estadounidense Donald Trump ha concebido lo que llama el «Acuerdo del Siglo», cuyo único fin es sacar definitivamente a Palestina del escenario mundial y poner fin a la existencia de ese Estado.

Con bombo y platillo el magnate-presidente, utilizando varios de sus asesores, pretende engañar al mundo con una fórmula para favorecer totalmente a Israel y negar territorio y libertad para la población árabe.

Algunos aspectos del documento filtrado en Tel Aviv refieren que se trataría de un «acuerdo tripartito» entre Israel, la Organización para la Liberación de Palestina y el movimiento Hamas. Se concibe una llamada «Nueva Palestina» en Cisjordania y la Franja de Gaza, pero excluiría los asentamientos judíos ilegalmente construidos por Israel, que permanecerán en poder del gobierno sionista.

El plan de Trump asegura, asimismo, que Jerusalén pertenecerá totalmente a Israel y la población árabe que allí habita será transferida a la llamada Nueva Palestina, cuando de lo que se trata es de dar un tiro de gracia al derecho de la población palestina, reconocido por la onu y otras instancias internacionales, a contar con un Estado propio.

Uno de sus párrafos señala: «La Nueva Palestina no tendrá ejército, sino solo una fuerza policial. Se firmará un acuerdo entre la Nueva Palestina e Israel para que Israel defienda a la Nueva Palestina de cualquier agresión exterior. La Nueva Palestina tendrá que pagar a Israel por este servicio. Al firmarse el acuerdo, Hamas desmantelará sus armas, incluidas las armas personales, y se las entregará a Egipto».

No creo que haga falta emborronar muchas cuartillas para saber que ese llamado Acuerdo del Siglo, concebido por Trump, está condenado al fracaso desde antes de nacer.

Por estos días, los militares israelíes han matado a más de una decena de palestinos en Gaza, en una agresión que la Autoridad Nacional Palestina ha calificado de «preludio» del Acuerdo del Siglo.

De igual forma ha declarado que el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu está actuando de acuerdo con los intereses israelíes y estadounidenses, tratando de consolidar una división entre la Franja de Gaza, Judea y Samaria.

Desde Moscú, la agencia Sputnik cita al canciller Serguéi Lavrov, quien asegura que el llamado Acuerdo del Siglo de ee. uu. para terminar el conflicto palestino-israelí es un camino a ninguna parte si se ignora el principio de dos Estados, uno árabe-palestino y otro judío.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, dijo que quienes creen que la olp se dejará chantajear por Estados Unidos están equivocados. «Decimos no y no a cualquier iniciativa que no reúna las demandas mínimas del pueblo palestino», recalcó.

Y como todo lo que viene de Trump lleva el componente final de la amenaza, esta vez Washington ha advertido que «si la olp y Hamas rechazan este acuerdo, Estados Unidos cancelará todo su apoyo financiero a los palestinos».

You must be logged in to post a comment Login