Venezuela. Muere el espejismo de la «unidad absoluta» del antichavismo en torno a Guaidó

Resumen Latinoamericano / 8 de mayo de 2019

Este domingo, un grupo de 451 venezolanos publicaron una carta colectiva en contra de una intervención militar y a favor de un diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro. Lo que debilita considerablemente el acompañamiento a la tesis de una salida de fuerza por parte de sectores del antichavismo, que antes del fallido golpe evitaron criticar la línea política de la oposición venezolana.

En la misiva expresamente: «es urgente y necesario en este momento dejar de lado nuestras diferencias y abogar juntos por el bien común, con una propuesta que suponga la resolución del conflicto actual de manera pacífica, electoral, democrática y soberana».

Los requisitos que ponen para esto son:

  1. El rechazo a la injerencia indebida de gobiernos extranjeros, cualquiera que sea su bandera, así como cualquier tipo de salida armada y de fuerza.
  2. La promoción de mecanismos pacíficos, así como la valoración de la solidaridad y los esfuerzos de los países que apoyan la negociación.
  3. La realización de un proceso electoral democrático, confiable, incluyente y transparente, que le otorgue protagonismo al pueblo venezolano.
  4. Apoyar la alternabilidad democrática, que es la mejor garantía de convivencia presente y futura, del disfrute de los derechos humanos y de dirimir los conflictos sin aniquilarnos, mediante la participación de organizaciones políticas de cualquier ideología, en igualdad de condiciones.

La misma fue firmada entre otros por figuras del antichavismo como Luz Mely Reyes, directora del portal Efecto Cocuyo, financiado por la Fundación Ford, Ráfael Uzcategui director de Provea, financiado por Freedom House, y Rocío San Miguel de la Ong Control Ciudadano, también, al igual que las otras, pagados con los dineros de Estados Unidos.

También se suman a la lista reconocidos antichavistas como la historiadora Margarita López Maya,  la periodista Blanca Vera Azaf y Eduardo Semtei. Todos los que coinciden en olvidar selectivamente que la instancia de diálogo que existió en República Dominicana fue desechada por el antichavismo luego de una llamada del ex secretario de Estado, Rex Tillerson, a Julio Borges.

Por último, se suman como furgón de cola personajes que en escasas oportunidades se han hecho responsables por su papel dentro del gobierno bolivariano, como el exalcalde Juan Barreto y el sociólogo Javier Biardeau, entre otros.

Misión Verdad

You must be logged in to post a comment Login