Argentina. ¿Dónde están los jardines infantiles que prometió Macri?

Resumen Latinoamericano / 11 de marzo de 2019

El «Programa Nacional 3000 jardines» del macrismo, es una de las tantas mentiras del oficialismo. Cuando la mentira es la verdad, y cuando la verdad se diluye en relatos falsos, la indignación y la incertidumbre se entremezclan en el latente peligro del hastío.

Así es muy difícil. La mentira ha de ser una de las acciones más violentas que puede generar un gobierno. Porque se manifiesta silenciosa, oculta tras el velo del relato artificial, pero lastima más fuerte y por más tiempo que un palazo en una represión.

Esta introducción refiere directamente al estado de situación de la promesa incumplida por Cambiemos de la Construcción de 3.000 Jardines Infantiles, como principal propuesta educativa de la Alianza macrista.

El Instituto Marina Vilte, CTERA y la CTA publicaron en los primeros días de marzo un informe devastador. En el debate entre candidatos presidenciales realizado en 2015, Mauricio Macri aseguró: “Me comprometo a construir los 3.000 jardines de infantes que faltan, la mayoría están en la provincia de Buenos Aires (900) para que tengan sala de 3, 4 y 5. Estamos hablando de 683.000 niños que no tienen hoy igualdad de oportunidades”.

Más tarde, ya asumido como Presidente, en mayo de 2016, se lanzó en la provincia de La Pampa el plan para la construcción de los 3.000 jardines. “Está comprobado en el mundo que los chicos que tienen la posibilidad de ir a un jardín de infantes tienen más posibilidades de terminar el secundario y eso es justicia social, equidad y por eso trabajaremos en este sentido porque hoy en la Argentina hay 600.000 niños que no tienen acceso a un jardín de infantes de tres años, por eso queremos construir 3.000, de los cuales 150 construiremos este año y cuatro estarán destinados a La Pampa», supo decir Macri. Sólo decires. Palabras de la nada.

Más de un año después, en julio de 2017, el por entonces flamante ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, anunció la reconversión del plan de los 3.000 jardines a un supuesto a un “programa de aulas”. Los motivos que esgrimió fueron que “el plan original contemplaba determinados requisitos en relación a los terrenos sumamente difíciles de alcanzar para las jurisdicciones provinciales». Y después argumentó que «el plan implicaba un gasto corriente muy grande para las jurisdicciones, es decir salarios. Lo que estamos pensando ahora es en la construcción de 10.000 aulas o salas. Es decir, en los lugares donde ya tenemos jardines de infantes, el objetivo ahora es ampliar su capacidad edilicia”.

Más relato. Más palabrerías de la nada arrastradas por el inclemente viento de la desidia política. A pesar de la anunciada reconversión del Plan en “programas de aulas”, continuó la parálisis en la gestión.

Es así que durante 2018 sólo se construyeron 150 de las 3.043 aulas previstas. Y para 2019 se prevé la construcción de 768 aulas, es decir una cantidad 75% inferior a la programada para 2018.

En 2018 de un presupuesto para construcción de jardines o aulas de $ 6.063 millones, sólo se ejecutaron $ 2.049 millones, es decir el 33% de lo presupuestado.
En el informe se detalla que «la misma inactividad que vemos en materia de Construcción de Aulas, encontramos si analizamos qué sucedió con los metros cuadrados construidos. Durante 2018 sólo se construyeron 38.235 de los 287.853 metros cuadrados previstos. Para 2019 se prevé la construcción de 111.927, lo que representa una cantidad 61% inferior a la programada para 2018». Cabe destacar que todos los datos del Instituto “Marina Vilte” CTERA, fueron tomados en base a datos del Ministerio de Hacienda.

JARDINES EN CONSTRUCCIÓN

A pesar de la anunciada reconversión del plan 3000 Jardines en un “programa de aulas”, en los presupuestos de 2018 y 2019 se continuó informando acerca de los planes para construcción de Jardines, aunque con propósitos más modestos que los originales.

Si bien la meta anual siempre estuvo lejos de acercarse a los 750 jardines por año que hubieran sido necesario construir para cumplir la promesa del Presidente, la cantidad prevista fue creciente durante 2016-2018, hasta que para 2019, como resultado de la profundización del ajuste acordado con el FMI, la cantidad de jardines en construcción fue un 60% inferior a la prevista para 2018.

Quizá aquello que produzca más desesperanza, desesperación e indignación es que no es posible saber cuántos jardines fueron construidos en base a la promesa de Macri. ¿Por qué? Porque no ha habido precisión al respecto, dado que el gobierno sólo divulgó información parcial y contradictoria. Según las “metas físicas” que mide el Ministerio de Hacienda, en 2017 se construyeron 42 jardines, aunque no se dieron precisiones respecto de dónde se encuentran ubicados.

Por el contrario, según el Sistema de Seguimiento Físico-Financiero de Proyectos de Inversión de ese mismo Ministerio, sólo se terminaron 3 jardines: todos en la provincia de Córdoba; en las ciudades de Alta Gracia, Malvinas Argentinas y Río Ceballos, datos según el relevamiento al tercer trimestre de 2018.

«Además del escaso nivel de finalización, los proyectos de Construcción en Jardines Infantiles mostraron desde el inicio un importante atraso en las obras. En 2016 el grado de avance fue nulo (es decir, el año concluyó sin obras en ejecución), en 2017 sólo un 21,9% de las obras con presupuesto asignado mostraron avance físico y en 2018 lo hicieron el 36,6% de los proyectos presupuestados», explica el detallado informe. Denunciaron además que «entre 2017 y 2018 se desperdiciaron partidas por un total de $7.775 millones. Con ese monto se podrían haber construido 540 jardines o 3000 aulas».

«Para 2019 el presupuesto para el programa, en línea con el ajuste acordado con el FMI se redujo 58% en términos nominales   y 68% en términos reales con respecto  al presupuesto inicial de 2018», señalaron.

La situación actual indica que la construcción de 256 jardines está virtualmente paralizada. Con la publicación de la Decisión Administrativa N° 12/2019 que reglamenta el Presupuesto Nacional 2019 se informó que en el presente año solamente 158 jardines contarán con presupuesto para avanzar con su construcción. Esto significa que, además de incumplir la promesa electoral de edificación de 3.000 jardines, quedarán paralizados 256 proyectos de construcción que estaban iniciados o por iniciarse en septiembre de 2018.

La desidia política de Cambiemos es galopante. El poderoso relato sustanciado por las empresas hegemónicas de comunicación habilitan esta impunidad salvaje. Lo cierto es que la promesa de construir 3.000 jardines infantiles en 4 años, principal propuesta del candidato Mauricio Macri en su campaña presidencial en materia educativa, se encuentra completamente incumplida.

El gobierno argumentó que desconocía que para construir los jardines se necesitaban terrenos y se debían asumir gastos corrientes para asegurar su funcionamiento, algo que de ser cierto mostraría una total falta de seriedad en la formulación de la plataforma electoral de Cambiemos.

La reformulación del “Plan 3000 Jardines” a un “Programa de 10.000 aulas” no modificó la baja actividad que el programa mostró desde su inicio.

Se desconoce la cantidad real de jardines o aulas construidas, pero todos los indicadores disponibles muestran un atraso notable en todas las obras, acompañado por una fuerte sub-ejecución de las partidas presupuestarias. Violencia institucional es reprimir, pero también mentir.

Fuente: Revista Cítrica

You must be logged in to post a comment Login