Brasil: Camilo Santana es reelegido gobernador de Ceará / Rui Costa es reelegido gobernador de Bahía


07/10/2018


Aliado de larga data de la familia Gomes, gobernador del PT lideró con holgura la campaña que lo reelegió para otros cuatro años en Ceará

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, El segundo colocado en la disputa fue el tucán General Theophilo, que obtuvo sólo el 12,46% de los votos. De acuerdo con el Tribunal Superior Electoral el 75% de las urnas electrónicas ya se han ido hasta las 19h59.

El petista alcanzó la reelección en la primera vuelta siendo el gobernador mejor votado del país. Camilo lideró con holgura la disputa desde el inicio de la campaña, como ya indicaban las encuestas de intención de voto.

Después de la elección de Camilo en 2014, buena parte de la oposición fue para la base del gobierno, lo que explica la falta de adversarios en el estado. En Ceará, la base oficial del gobierno cuenta con los partidos PP, DEM y MDB. En la Asamblea Legislativa, todavía hacen alianza con el PDT el PRB y el Patriota. Izolda Cela, vice de Camilo, es del PDT.

Así como otros gobernadores del nordeste que se reelectaron ahora en la primera vuelta, como Flávio Dino, en Maranhão, Camilo se destacó por haber priorizados áreas sociales de fuerte impacto en la región, como la educación.

 De liderazgo estudiantil a servidor público

Camilo Santana es ingeniero civil, y un político consolidado en su estado, Ceará, habiendo ocupado por diversas legislaturas el cargo de diputado estadual. Se formó en la Universidad Federal de Ceará (UFC), donde también se convirtió en maestro en Desarrollo y Medio Ambiente.

Fue director del Directorio Central de Estudiantes de la UFC. Fue Secretario del Desarrollo Agrario del Estado de Ceará en el gobierno de Cid Gomes, del 1 de febrero de 2007 al 31 de diciembre de 2010, además de Secretario de las Ciudades.

En el año 2000, fue elegido por primera vez gobernador de Ceará. En el año 2014, fue elegido por primera vez gobernador de Ceará.

 

Rui Costa es reelegido gobernador de Bahía

Petista llegó al 75,88% de los votos y decidió las elecciones ya en la primera vuelta

El 77% de las urnas escuradas, Bahía reelegió al petista Rui Costa, con el 75,88% de los votos, para otros cuatro años de mandato. Costa superó al ex alcalde de Feira de Santana, José Ronaldo (DEM), aliado de ACM Neto, que fue elegido por sólo el 21,81% de los votantes hasta el momento.

Hijo de padre metalúrgico y madre ama de casa, Rui Costa se graduó en economía en la Universidad Federal de Bahía. Se involucró en la política en los años 1980, con sindicatos del área petroquímica y ayudó a fundar el Partido de los Trabajadores. En 2001, se eligió concejal de Salvador – y sería reelegido cuatro años después. En 2010, consiguió ser elegido diputado federal.

La reelección tiene que ver con dos puntos aprobados por la población en la última gestión: inversiones en el área de la movilidad urbana y en la red de salud con la construcción del Hospital de la Mujer. Durante la campaña, él apostó por la imagen del “Rui Correria”, con prisa en mejorar la calidad de vida de la población.

Los 41 kilómetros que hacen del metro de Salvador el tercer mayor del país también colocaron en los senderos la perspectiva de la continuidad. La obra concluida por Rui se relaciona con la popularidad de los mandatos del ex gobernador Jacques Wagner (PT), candidato al Senado, y con el legado social del ex presidente Lula.

Ambos políticos viven en la memoria de los baianos impactados con la llegada de cinco universidades federales, la construcción de 240 mil viviendas de Mi Casa, Mi Vida, además de programas de acceso al agua, a la energía y las campañas de alfabetización.

Los desafíos del próximo gobierno
Rui Costa tendrá que lidiar con cuestiones en el ámbito de la seguridad. La visión conservadora y la defensa intransigente de la policía tuvieron en el episodio de Cabula, matanza que asesinó a 12 jóvenes en el barrio de la periferia de Salvador y hasta hoy indigna por la impunidad de los autores, el momento de mayor desgaste del gobierno en relación a las comunidades pobres ya los defensores de los derechos humanos.

La contratación de más de seis mil policías y la renovación completa de la flota vehicular no trajeron la pacificación. El miedo de caminar por la noche en las calles de la capital y del interior coloca a Bahía como uno de los lugares más inseguros del país, sólo en 2017, siete mil muertes violentas se registraron.

La cuestión económica pesa en el aumento de la criminalidad. La depresión nacional afectó a los bahianos, cuyo número de desempleados alcanza el 18%, índice por encima del promedio nacional. El costo de vida menor en comparación con el sur y sureste – es posible comprar acarajé y agua de coco en la Lapa bahiana por dos reales, por ejemplo – y la inserción de millones de ciudadanos en el Bolsa Familia, que hacen de Bahía el estado con el ” el mayor número de contemplados por el programa, amenizan pero no resuelven la situación sobre todo en tiempos de corte de traspasos de la Unión.

 

You must be logged in to post a comment Login