Chile. Viuda de Ariel Antonioletti, combatiente anticapitalista asesinado: “Para mí el 5 de octubre representa un fraude”

Resumen Latinoamericano / 5 de octubre de 2018 / Daniel Labbé Yáñez, Politika

“Sigo pensando que Juan Carvajal es un delator”, sostiene en conversación con Politika Andrea Osorio, quien fuera compañera del joven lautarista asesinado por el Estado durante el gobierno de Patricio Aylwin y en donde se acusa participación del ex asesor comunicacional de la Presidenta Michelle Bachelet.

Así como el 5 de octubre de 1988 representa para un sector de la sociedad el “triunfo” de la democracia por sobre la dictadura, para otros no se traduce sino en la legitimación y continuidad del modelo económico y social instaurado por Augusto Pinochet, con el costo de miles de vidas de opositores arrebatadas. Algo que piensa Andrea Osorio, viuda del joven miembro del Movimiento Lautaro, Ariel Antonioletti, asesinado durante el primero de los gobiernos post régimen militar encabezado por el golpista y demócrata cristiano Presidente Patricio Aylwin.

Antonioletti recibió un disparo en la cabeza de parte de la Policía de Investigaciones el 16 de noviembre de 1990. Se encontraba escondido en la casa de Estación Central del periodista de Fortín Mapocho Juan Carvajal, quien se transformaría años más tarde en director de Comunicaciones de la presidenta Michelle Bachelet. Ariel se había fugado del Hospital Sótero del Río con la ayuda de sus compañeros del Lautaro, tras se llevado hasta allá desde la Cárcel Pública, donde se encontraba procesado por el asesinato de un carabinero y por el ataque a una multitienda de calle San Diego, acción en la que fue abatido otro policía.

Foto: Gentileza Andrea Osorio

Hasta el día de hoy el entorno de Ariel sostiene que fue Juan Carvajal quien le informó al entonces subsecretario del Interior del gobierno de Patricio Aylwin, Belisario Velasco, sobre el paradero del fugado lautarista, ordenando este último la detención que terminó finalmente en el asesinato de Antonioletti.

En conversación con Politika, Andrea Osorio reafirma su posición respecto del actuar de Carvajal y aborda lo que  significó el supuesto regreso de la “democracia” a Chile.

¿Qué representa para ti la fecha del 5 de octubre de 1988?

Andrea Osorio

El 5 de octubre representa para mí un fraude, un fraude a la esperanza. Muchas personas, lindas personas, salieron a la calle a celebrar porque de verdad creían que las cosas serían distintas; otras personas no tan lindas, aprovecharon la oportunidad para negociar por cargos y por sus empresas. Para mí la llegada de la democracia pactada con la dictadura da un piso político importante para legitimar el sistema económico que hoy nos violenta. Al ser un país democrático resultamos más atractivos para la inversión extranjera, para el desarrollo de diferentes iniciativas privadas que en ningún caso fueron pensadas para el colectivo.

Hay quienes sostienen que de haber triunfado la vía armada para derrocar a Pinochet, Chile sería un país muy distinto al que nos legó finalmente el plebiscito de 1988. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Pienso que si, efectivamente, hubiese sido la organización del pueblo, con sus sectores avanzados y su vanguardia, los que derrotaran a la dictadura, habría sido sin duda un proceso más profundo, porque no se hubiese tratado de luchar por poder votar, sino que efectivamente por avanzar hacia la constitución de otro sistema. Pero pienso que faltó desarrollo de conciencia política respecto de que la contradicción no era dictadura-democracia, sino que Capitalismo-Socialismo.

¿Cómo recuerdas el día en que asesinaron a Ariel? ¿Qué sentimientos se te vienen a la cabeza?

Se mezclan los sentimientos: pena, rabia, impotencia y también orgullo y admiración por Ariel, porque se la jugó por completo por recuperar su libertad, tomándose ese derecho y no esperando los pactos con autoridades. Pero sin duda ese fue un día gris.

Tú has sostenido que Juan Carvajal es un delator. ¿Lo sigues pensando?

Juan Carvajal

Sigo pensando que Carvajal es un delator. Con el tiempo he sabido que no es su único defecto, también acosador y abusador con sus empleados.

¿Cómo interpretas el hecho de que la presidenta Michelle Bachelet, quien vivió la represión en carne propia, lo haya tenido durante su primer gobierno como uno de sus hombres de confianza?

Que trabajara para Bachelet me parece que fue su premio, no me extrañó para nada.

¿Dónde crees que estaría políticamente hoy Ariel?

Ariel estaría hoy trabajando por la construcción de una organización política revolucionaria para combatir el capital y todo lo que conlleva. Estaría construyendo capacidades, las que se necesitasen para alcanzar la victoria final.

You must be logged in to post a comment Login