Dolor en la familia de Resumen Latinoamericano: Se nos fue Javier Salado Villacín, co-editor de la edición cubana

Resumen Latinoamericano, 2 octubre 2018

En su querida Cuba, a la que tanta lucha y compromiso le dedicara ha fallecido uno de los nuestros con mayúscula. Nos referimos a Javier Salado Villacín, co-editor de Resumen Latinoamericano en la Isla de la Dignidad y un amigo entrañable de quienes tuvimos la suerte de conocerlo.

Javier padecía desde hace un tiempo una grave enfermedad, pero como buen guerrero que siempre fue no se dio tiempo para la queja ni la tristeza. Peleó con toda su pasión para que el mal no lo retirara del tablero de lo que en los últimos años significó su entrega cotidiana a la tarea de hacer posible Resumen Latinoamericano. Cada vez que nos comunicábamos con él, sus palabras nos convencían de que lo más importante era seguir pensando en clave revolucionaria, defender las conquistas logradas y no renunciar jamás al pensamiento crítico. Para Javier, la Revolución Cubana era su vida y a la misma le entregó toda su sapiencia y se sumó desde muy joven a apuntarla colectivamente. Pero una vez surgido el proceso  bolivariano comandado por el Comandante Hugo Chávez , también aportó su granito de arena junto a sus hermanos y hermanas venezolanas.

Como tantos hombres y mujeres de Cuba, cumplió misión internacionalista en Angola integrando las Fuerzas Armadas Revolucionarias. A su regreso, militó en todos los andariveles en los que fue designado, pero haciendo honor a su amor por la literatura, de cada uno de sus oficios (filósofo, militar, periodista y editor) se volcó con alma y vida a este último, destacándose en la actividad de esa empresa que supo marcar rumbos en la intelectualidad de izquierda, Ocean Sur.  Allí lo conocimos, y “aprendimos a quererlo”, como diría Carlos Puebla del Che. Fidelista desde sus entrañas, era un torbellino de ideas y propuestas de trabajo. Nada para él parecía difícil de lograr y muchas veces nos dejaba con la boca abierta por el ritmo que le imponía a las tareas que realizaba. Soñaba imposibles, pero nos sorprendía al comenzar a concretarlos.

Así fue que junto con nuestra querida hermana Graciela Ramírez Cruz, cargó en su mochila la enorme y maravillosa aventura de lanzar Resumen Latinoamericano en Cuba y lo que parecía difícil se convirtió muy pronto en una apasionante realidad. Una edición tras otra los tuvieron a ambos como el motor de una tarea informativa internacionalista a favor de los episodios revolucionarios en cada uno de los rincones del Tercer Mundo.

Antiimperialista por anticapitalista convencido, Javier supo reconocer que era el momento de combatir por todos los medios a quienes no solo siempre fueron una amenaza para Cuba sino que ahora repiten el libreto contra otros procesos similares. De allí, que siguiendo las enseñanzas de Fidel, volcara su esfuerzo en la batalla de ideas. En ese mismo terreno, poco antes de que su salud naufragara,  recorrió varios países dictando conferencias y presentando la película producida por Resumen, “Todo Guantánamo es nuestro”, del compañero Hernando Calvo Ospina.

Javier es parte fundamental también, junto a Graciela, de que nuestro documental “Cubanas. Mujeres en Revolución” naciera a la vida y pudiera caminar con fuerza por el mundo. Fueron ambos y la indispensable compañera de Javier, Betti Santamaría (sobrina de la inolvidable Haydée y una de las protagonistas del film) quienes más alentaron a nuestra compañera María Torrellas  a plasmar en imágenes una idea que ella masticó durante décadas: llevar a la pantalla la lucha revolucionaria de las mujeres de Cuba. De allí, que en el multitudinario estreno en La Habana, pudimos ver a Javier satisfecho, sonriente, disfrutando y prometiendo a todo aquel que le preguntaba como seguían sus problemas de salud, que muy pronto volvería con todo a integrarse en la tarea cotidiana de la Corresponsalía.

Lamentablemente no pudo ser. Hoy, cuando recibimos un lacónico mensaje de Graciela diciéndonos: “Con el dolor del alma. Se nos fue nuestro Javi”, nos paralizamos, nos resistíamos a leer lo que nos contaba. Siempre ocurre así con las personas que uno más quiere, nos negamos a imaginarnos que ya no lo vamos a volver a ver cuando volvamos a pisar  suelo cubano, ni a disfrutar de su alegría y de sus sabios consejos. Pero como él mismo diría, a la vida hay que ponerle el pecho para poder vencer a la muerte. Y en eso estamos querido hermano, doloridos y consternados pero sabiendo que de la manera que sea, te las vas a ingeniar para seguir caminando junto a nosotros y nosotras. Abrazado con tu indispensable Betti, del brazo de Graciela, y enredado entre las dificultades y pequeñas victorias derivadas de seguir haciendo prensa de contrainformación.

No negamos la rabia que nos da tu partida, pero preferimos quedarnos con esa imagen tan vital que le regalaste a María, el día del estreno de “Cubanas…” en La Habana, y con tu inalterable quehacer revolucionario de “Patria o Muerte”.

Honrando la fuerza de tus ideas te despedimos con la consigna que ustedes, cubanos y cubanos, hicieron universal: Hasta la Victoria Siempre, Javier. Venceremos!

Carlos Aznárez, en nombre de todos y todas las que hacemos RL

         Javier junto a su compañera Betti Santamaría y a la directora de “Cubanas”, María Torrellas, el día del estreno de la película en La Habana.

Con Syara Salado Massip, su hija

El abrazo de Javier con María, festejando el éxito de “Cubanas…”

 

You must be logged in to post a comment Login