Gobierno chileno comienza a especular sobre un fallo adverso ante la demanda marítima boliviana

Resumen Latinoamericano / 13 de septiembre de 2018 / Politika

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya fijó para el 1 de octubre próximo la lectura del fallo sobre la demanda marítima boliviana, en el caso “Obligación de Negociar un Acceso al Océano Pacífico (Bolivia v. Chile)”, iniciado por la demanda boliviana en 2013.

Ante el anuncio realizado ayer por la Corte,  el gobierno chileno a través del ministerio de Relaciones Exteriores señaló en un comunicado que espera “con tranquilidad” el fallo. “Hemos actuado con apego estricto al derecho internacional en la defensa de nuestra soberanía y la integridad de nuestro territorio no está en juego. El Gobierno reitera que el derecho internacional, incluyendo el respeto a los tratados de límites vigentes, es un valor esencial en la conducta de las relaciones internacionales”.

En forma simultánea, el canciller Roberto Ampuero fue un poco más preciso y afirmó:  “Chile subraya su apego irrestricto al derecho internacional y a la intangibilidad de los tratados vigentes”. Un detalle que adelantaría la postura chilena en caso que el fallo obligue a negociar. Los gobiernos chilenos, salvo algunos episodios excepcionales, y aquí vale recordar el acercamiento entre los dictadores Augusto Pinochet y Hugo Banzer, se han parapetado en los tratados vigentes para afirmar que “no hay nada que negociar con Bolivia”. Chile sostiene que la demanda no tiene un fundamento jurídico, ya que no se le puede exigir a un país a negociar, pues ambas naciones establecieron sus fronteras en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Bolivia instauró en 2013 esta demanda contra Chile ante la CIJ para que cumpla los ofrecimientos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al océano Pacífico, que le arrebató tras una invasión y guerra en 1879.

Palabras muy similares a las de Ampuero pronunció ayer el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ricardo Lagos Weber. El senador de oposición al gobierno de Sebastián Piñera ratificó que la defensa chilena deberá “esperar de manera tranquila” el resultado del fallo, aclarando que Chile “no tiene la obligación de ceder su soberanía, independiente de la decisión que adopte la jurisprudencia internacional”.

Ricardo Lagos Weber

Lagos Weber insistió: “Cualquiera sea el fallo que determine la Corte Internacional de La Haya ese 1 de octubre, Chile no tiene ni tendrá obligación de ceder soberanía; otra cosa es que Chile, como lo ha hecho durante toda su historia, y seguirá teniendo un diálogo de puertas abiertas con Bolivia, en la medida que ese gobierno así lo desee”, dijo, cuestionando los dichos del Presidente Evo Morales, quien comentó un eventual fallo en favor del país altiplánico.

“Si la Corte sugiriera que Chile debe sentarse a conversar con Bolivia sobre un tema que hemos conversado durante 70 años, no veo cómo él (Evo Morales) podría decir que es un triunfo. El triunfo para él sería que se dijera que Chile tiene que cederle soberanía, y si eso no ocurre, es una derrota para Bolivia”, afirmó.

“Una nueva historia para Chile y Bolivia”

El presidente de Bolivia, Evo Morales,  en una conferencia de prensa, dictada en la Gobernación de Cochabamba, dijo ayer que Bolivia “tiene mucha esperanza y mucha fe” en su demanda que, aseguró, está fundada en la verdad y el derecho internacional. “A partir del primero de octubre habrá una nueva historia para Bolivia y Chile, serán las nuevas relaciones diplomáticas, para que los acuerdos se cumplan y a partir del 1 de octubre de este año pues empezar a resolver temas pendientes con Chile, porque somos países vecinos y hermanos de por vida y no pueden quedar temas pendientes”, puntualizó el mandatario boliviano.

Evo Morales

El presidente boliviano dijo que “la Corte debe invocarnos a un diálogo a una negociación de buena fe sobre todos los temas ofrecidos por Chile durante casi un siglo, acuerdos -en algunos momentos- no cumplidos, ofrecimientos y ofertas por parte de Chile, pero también resoluciones de la OEA”, complementó.

Morales dijo que Bolivia estará pendiente de ese falló, “al igual que Chile, Latinoamérica y el mundo”, tomando en cuenta que será emitido por un tribunal de justicia de las Naciones Unidas creado para resolver temas pendientes entre Estados.

El agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, tuvo un tono bastante más moderado que Morales.  Rodríguez Veltzé pidió el miércoles a la población boliviana esperar el fallo de ese alto tribunal sobre la demanda marítima de La Paz a Santiago anunciado para el 1 de octubre, con unidad, serenidad, fe y sin exitismos.

El agente insistió que no es momento de ingresar a especulaciones o exitismos sobre un posible fallo favorable, porque es el fin de un largo camino que representó la presentación de pruebas, documentos, alegatos, entre otros, para que Chile se siente a negociar con Bolivia una salida soberana al mar.

“Pedir a todos los bolivianos que nos acompañen en oír esa determinación que apunta a que el tribunal más importante del sistema de Naciones Unidas, nos obliga, sobre todo a Chile, a tomar una postura de negociación con Bolivia para resolver de la manera más equilibrada, más eficiente posible, nuestra situación de destierro y enclaustramiento marítimo”, insistió.

A su juicio, una vez emitido el fallo de la CIJ, independientemente de cuál sea, tomará tiempo el eventual establecimiento de un nuevo clima bilateral, por lo que también pidió a los medios de comunicación “asumir que esta culminación es de por sí un paso extraordinario”.

You must be logged in to post a comment Login