Colombia. ELN: El paramilitarismo se tomó el Atrato del Chocó y reina con la complicidad de la Fuerza Pública

Resumen Latinoamericano / 12 de septiembre de 2018 / Análisis Urbano

En el blog comandanteuriel.blogspot.com, el Ejército de Liberación Nacional, ELN, denuncia que en el municipio de Murindó, Urabá antioqueño, se realizan a diario retenes paramilitares ante la mirada cómplice de Ejército, Policía y Fiscalía, en los que se hace un estricto control de víveres y enseres, se profieren amenazas y se acecha permanentemente a la población.

“Reconocidos paramilitares vestidos de civil y con armas cortas, se pasean por las calles de la cabecera municipal”, señala la insurgencia roja y negra en el sitio web.

Asimismo, asevera que en el municipio de Dabeiba, Occidente antioqueño, se presentan incursiones de paramilitares por la vereda Tascón y sus alrededores. “Los pobladores denuncian una concentración de varias decenas de paramilitares en el sitio conocido como Chichiridó, desde comienzos de mes hasta la fecha. El Ejército se ha mantenido en esta misma zona”, agrega el ELN.

Concluye el grupo armado que esa situación “recrea en las comunidades los peores momentos de la guerra sucia y el terrorismo de Estado”.

Este es el comunicado del grupo guerrillero:

“Denunciamos ante el pueblo colombiano, los medios, ONG y otros interesados en esclarecer la complejidad como se manifiesta el conflicto social y bélico en la región del Atrato.

1. Antioquia, municipio Murindó. Retenes de paramilitares, estricto control de víveres y enseres, amenazas y acecho permanente. Esto ocurre públicamente; reconocidos paramilitares vestidos de civil y con armas cortas, se pasean por las calles de la cabecera municipal. La Policía, Ejército y Fiscalía, hacen presencia y conviven con esta realidad.

2. Antioquia, municipio Dabeiba. Incursiones paramilitares por la vereda Tascón y sus rededores. Los pobladores denuncian una concentración de varias decenas de paramilitares en el sitio conocido como Chichiridó, desde comienzos de mes hasta la fecha. El Ejército se ha mantenido en esta misma zona.

3. Brisas, en el disputado lindero chocoantioqueño. Control permanente de paramilitares; hacen retenes de botes y carros, requisas y empadronamiento de las personas que transitan por estos lugares. Las FFAA son conocedores y cómplices de esta situación.

4. Carmen del Darién, Chocó; vereda Nueva Esperanza. Paramilitares hacen presencia, al igual que en la vereda Urada.

5. Vereda Vigía de Curvaradó, municipio Carmen del Darién, Chocó. Presencia permanente de paramilitares sobre el río Atrato, haciendo empadronamientos y ejerciendo control sobre todo lo que se mueve por esta zona.

Desde mediados de los noventa, la región del Medio y Bajo Atrato, ha sido asediada y copada por las fuerzas paramilitares, con el favorecimiento de la fuerza pública legal. Desde entonces, no se han ido, con ellos llegó la Palma de Aceite y amenazas de megaproyectos a realizar.

La modalidad de acciones conjuntas entre militares y paramilitares, el apoyo abierto y descarado, incluso con los mismos sujetos con doble identidad, recrea en las comunidades los peores momentos de la guerra sucia y el terrorismo de Estado”.

http://comandanteuriel.blogspot.com/2018/09/con-complicidad-de-la-fuerza-publica.html

You must be logged in to post a comment Login