Colombia. ELN insistirá en liberación unilateral de los seis detenidos y espera “el mejor desenlace posible”

Resumen Latinoamericano / 10 de septiembre de 2018 / Análisis Urbano

El Ejército de Liberación Nacional, ELN, envió un mensaje este domingo 9 de septiembre, en horas de la noche, a los familiares de las seis personas que continúan en poder de esa insurgencia político militar: los policías Luis Carlos Torres Montoya, Yemison Leandro Gómez Correa y Wilber Rentería; el soldado Jesús Ernesto Ramirez Silva y los dos contratistas militares.

En el mensaje, grabado en video por el comandante Uriel, del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN, la guerrilla roja y negra afirma que “pese a las negativas del Gobierno”, sigue con la “firme intención de buscar la liberación de sus familiares”.

El vocero del ELN explica cómo funcionan los protocolos para la liberación y hace un recuento de otros protocolos que se han pactado entre el Gobierno y el ELN, por ejemplo para desminados humanitarios, entregas de cuerpos, de detenidos, situaciones operativas que se necesitan, generar teatros para algún acto público, etc. “Es un pan de cada día. El señor Jaime Avendaño que a ustedes ya se los habrán referenciado en este mes de coyuntura, lo sabe a la perfección. Paradójicamente es el mismo que venía desde el Gobierno Santos y con el cual el Frente de Guerra Occidental le tocó pactar cinco o seis protocolos. Es el mismo encargado ahorita, pero está maniatado, sin margen de acción”, se afirma en el video.

Las capturas de las seis personas se hicieron con base en inteligencia. “Estábamos operando sobre la base de inteligencia. No estamos buscando personal desarmado y vulnerable para atacar. Estábamos en una tarea militar sobre la base de inteligencia. Lo pueden decir los efectivos militares de Sipí, del río Viró, los de la base de Policía del corregimiento de Bebedó, de Pie de Pató”, añade el comandante Uriel.

“Esperamos el mejor desenlace posible para esta acción humanitaria”, continúa el vocero. Y responsabiliza al Gobierno Nacional de cualquier posible “trágico desenlace que se presente”.

Finalmente, el comandante Uriel ratificó a los familiares de los detenidos que salir bien de este episodio es un compromiso no solo con ellos, sino “con todo el pueblo colombiano”.

Esta es la transcripción del mensaje:

“Este es un mensaje a los familiares de los seis privados de la libertad en el Atrato chocoano, muy especialmente a doña Emma Montoya, madre del subintendente Luis Carlos Torres Montoya; a Nury Silva Ospina, tía del soldado Jesús Ernesto Ramirez Silva y a Liseth Ramírez, hermana del mismo; a don Jesús María Gómez, padre del patrullero Yemison Leandro Gómez Correa, reciban nuestro saludo.

En primer lugar, entenderán el por qué de cubrir el rostro. Muchos de los colombianos nos critican eso y nos acusan por eso. Pero sabemos que los familiares de los 9.500 presos sociales y políticos en Colombia entienden el por qué. Los familiares de los cientos de desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado en Colombia, entienden el por qué. Esperamos que ustedes también lo entiendan.

Mi nombre es Uriel. Asumo la vocería del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del Ejército de Liberación Nacional.

Queremos contarles varias cosas. Primero, pese a las negativas del Gobierno, nosotros seguimos con la firme intención de buscar la liberación de sus familiares. Recuerden que hace más de un mes anunciamos públicamente nuestra disposición para que eso se pudiera llevar a cabo. Durante las últimas semanas nos han dicho ya los protocolos están listos, ya todo está cuadrado, en varias ocasiones lo dijo el Ministerio de Defensa, lo dijo el Alto Comisionado para la Paz, y eso es falso.

Les voy a explicar cómo funcionan los protocolos. En el ELN constantemente se pactan protocolos con el Gobierno para diferentes acciones humanitarias, desde desminados humanitarios, entregas de cuerpos, de retenidos, situaciones operativas que se necesitan, generar teatros para algún acto público. Es un pan de cada día, por decirlo así. El señor Jaime Avendaño, que a ustedes ya se los habrán referenciado en este mes de coyuntura, lo sabe a la perfección. Paradójicamente es el mismo que venía desde el Gobierno Santos y con el cual el Frente de Guerra Occidental le tocó pactar cinco o seis protocolos. Es el mismo encargado ahorita, pero está maniatado, sin margen de acción.

Los protocolos son prácticamente un formato establecido, estándar, solamente es actualizarlo en fechas, acorde a las coordenadas del lugar específico se define un cuadrante, normalmente de 30 por 30 kilómetros, 50 por 50, dependiendo de la región, y establecer el tiempo en que se suspenden las acciones ofensivas de parte y parte. Eso es el equivalente a cinco días más o menos: dos días antes del acto que se vaya a hacer, el día del acto y dos días después. Eso para garantizar la aproximación al lugar y el repliegue del lugar, después de que se realicen las cosas.

Todo el tiempo se manejan cuadrantes. Las coordenadas que públicamente reclama el Gobierno por los medios, que dice: “solamente faltan las coordenadas”, como si pretendieran que les entregáramos a ellos las coordenadas donde están nuestras unidades, donde están los privados de la libertad, en medio de ese operativo militar. Esas coordenadas se le entregan al piloto del helicóptero después de cinco minutos de vuelo. ¿Por qué? Porque es un secreto de guerra, porque se pone en riesgo la vida de los privados de la libertad, la vida de las unidades guerrilleras, de todos los implicados en la misión. Entonces eso para tenerlo en cuenta y la claridad. Y que por lo menos ustedes, nos interesa que por lo menos ustedes, los familiares, tengan claro quién está mintiendo y por qué no se ha podido llevar a cabo la liberación de sus familiares.

Queremos dejar otra cosa en claro. Que a veces la tergiversación de los medios de comunicación nos hace ver como esos monstruos que comen niños con lentejas todos los días. Ellos tienen los medios y los utilizan a su favor para posicionar un enemigo, para desvirtuar el carácter humano, altruista, revolucionario que tenemos nosotros los elenos.

Nos necesitan desfigurar para que ante la opinión pública se justifique ese enemigo, ese monstruo.

Pero queremos dejar en claro que somos seres humanos, que tenemos ideales revolucionarios y como lo decía el Che, así muchos de ustedes no compartan nuestro pensamiento, pero partimos de la base del respeto entre iguales. Decía el Che que el revolucionario es el escalón más alto de la evolución humana.

En ese posicionamiento como monstruos nos hacen ver como que estamos buscando desvalidos, personas desalmadas…, es falso.

Se operó sobre la base de inteligencia. Que en ese caso puntual, casualmente ese día, los uniformes los llevaban empacados y las armas iban en un bote atrás, son cosas fortuitas. Pero estábamos operando sobre la base de inteligencia.

No les echamos la culpa a sus familiares. Sabemos que en Colombia para muchos las Fuerzas Armadas son el único medio de trabajo, son la única fuente de empleo a la que pueden acceder. Pero, es más, otros sí lo hacen de corazón, de conciencia, lo respetamos también. Necesitamos incluso militares y policías realmente patrióticos, realmente herederos de Bolívar, como nosotros, para lograr las transformaciones que Colombia necesita.

No estamos buscando personal desarmado y vulnerable para atacar. Estábamos en una tarea militar sobre la base de inteligencia. Lo pueden decir los efectivos militares de Sipí, del río Viró, los de la base de Policía del corregimiento de Bebedó, de Pie de Pató y de muchos corregimientos y municipios en nuestra jurisdicción, donde transitan por los ríos, incluso con acuerdos tácitos, no molesten a la población, no nos oponemos a su tránsito por las vías principales. Hay muchos municipios en Chocó que no tienen carreteras y para llegar allá se mueven por los ríos que nosotros controlamos.

Hubo pruebas de ellos mismos hablando de su estado de salud y del trato que habían recibido. Sabemos que ellos tanto como cada uno de los combatientes del ELN somos hijos del mismo pueblo.

Otra cosa son las valoraciones que tiene el Gobierno. A cada uno de ustedes les corresponde hacer los reclamos, hacer las movilizaciones, manifestaciones y denuncias públicas pertinentes para que el Gobierno aclare por qué le dio la espalda a los que lo están protegiendo. Por qué nunca se dignó siquiera a pactar los protocolos para garantizar la liberación que se pudo dar hace un mes sin ningún problema. Eso para que lo tengan en cuenta y ustedes sabrán mejor que nosotros qué hacer.

Ya terminando, insistimos: seguimos firmemente en la liberación unilateral de los privados de la libertad. Lo vamos a hacer pese a los pronunciamientos recientes de Duque, pese a los operativos que ante los medios dicen que están diezmando, pero en la realidad en el terreno siguen aumentando.

En pocos días sus familiares lo podrán testificar y decirle a cada uno de ustedes cómo fue realmente la presión que hubo de parte del Gobierno.

Esperamos el mejor desenlace posible para esta acción humanitaria. No obstante responsabilizamos al Gobierno de Colombia, como cabeza del Estado, en cualquier posible trágico desenlace que se presente, porque es por obstinación de ellos que no se ha podido desarrollar la liberación. Y que la vamos a seguir intentando pese a los riesgos y dificultades en medio de un operativo militar.

Esperamos que pronto puedan reunirse con sus familiares, que salgamos bien de este reto que tenemos, no solo con ustedes, sino con todo el pueblo colombiano.

Esta no es la prueba que no va a ser capaz de superar el ELN. Hemos superado cosas peores. Y se nos avecinan cosas más duras todavía. Pero como vanguardia, en la lucha popular, por un futuro mejor, son pasos que hay que dar, para poder avanzar. Juramos vencer. Que estén bien”.

You must be logged in to post a comment Login