Alemania enfrentada a las violencias neonazis

Resumen Latinoamericano*, 10 de septiembre de 2018.-

Por Christophe Bourdoiseau.

La extrema derecha organizó en la ex RDA manifestaciones que se transformaron en caza a los inmigrantes.

Karim no quiere dar su apellido. “Tengo mucho miedo a las represalias”, dice el joven sirio. Delante de su negocio de dulces orientales de Chemnitz, Alemania, situado frente a la gigantesca cabeza del memorial de Karl Marx, nunca había visto tal avalancha de odio. “Me encerré detrás de la cortina de hierro con algunas familias alemanas que también tenían mucho miedo”, cuenta este refugiado que llegó en 2015.

Desde que un alemán de 35 años fue apuñalado en la noche del sábado (25/08/02018), en circunstancias todavía bastante oscuras, él vive redoblando su vigilancia. “Me insultan muy seguido. Mi hermana no sale más de noche.”

Un sirio y un iraquí de unos veinte años se encuentran en detención preventiva por homicidio. Este hecho trágico es instrumentalizado por la extrema derecha que movilizó a miles de neonazis, hooligans y militantes del movimiento xenófobo Pegida. El partido de extrema derecha AfD (Alternative für Deutschland), instaló un “stand de información” a penas dada a conocer la noticia.

«Empezaron las cacerías humanas, los saludos hitlerianos. La policía está desbordada. Los que vivieron el periodo nazi me aseguraron que habían vivido lo mismo en 1933”, cuenta Klaus Bartl, porta voz de la izquierda radical (Die Linke) en Chemnitz, que formaba parte de los contra manifestantes. La asociación de ayuda a los refugiados Sächsischer Flüchtlingsrat esta horrorizada. “Tuvimos que llamar a los refugiados para pedirles que no salgan de sus hogares”, cuenta Sebastian Lupke, el responsable. Tiene la impresión de que la sociedad civil abdica frente a la extrema derecha.

La AfD a la cabeza de las elecciones en Sajonia

Los habitantes ya no esconden su odio hacia los refugiados. “Son traidores que abandonaron a sus familias en zonas de guerra para venir acá en donde no hacen nada”. “Casi todas las personas mayores que suben en mi taxi –al menos 90%- me dicen: los políticos no nos escuchan más”, un viejo sajón despotrica, “se olvidaron que los alemanes del este también abandonaban a sus familias para huir del comunismo”.

« La Sajonia esta inmunizada contra la extrema derecha », pretendía Kurt Biedenkopf, el primer ministro-presidente conservador de Sajonia después de la reunificación. En la actualidad, la AfD llega a la cabeza de las elecciones regionales y es la primera fuerza de oposición en el Bundestag desde 2017… mientras que la situación económica nunca estuvo tan bien.

« Lo que vimos no tiene cabida en Alemania », advirtió, el martes en Berlín, la canciller Angela Merkel. Karim, quiere irse de Chemnitz. Pero no tiene los medios para mudarse. “Voy a seguir viviendo con miedo”, confiesa. El domingo que viene durante la próxima manifestación de extrema derecha, bajará la persiana de su negocio, para protegerse.

 

*Fuente: Le Parisien. Traducido del francés por Silvia Le Boënnec.

You must be logged in to post a comment Login