Panamá. No al aumento de la tarifa eléctrica, nacionalización inmediata del sistema eléctrico

Resumen Latinoamericano / 12 de julio de 2018 / Polo Ciudadano

Nuevamente comprobado: la privatización es un robo descarado contra el pueblo. Por eso, desde el Polo Ciudadano exigimos la NACIONALIZACIÓN INMEDIATA DEL SECTOR ELÉCTRICO.

El director de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP), Roberto Meana, ha decretado un aumento considerable de la tarifa eléctrica, en promedio 8.3%, a los consumidores de más de 300 kw/hora/mensuales. Este aumento, decretado a partir del 1 de julio, afectará a los estratos de ingresos medios y altos, así como a la industria nacional, que constituyen cerca del 25% de todos los consumidores de electricidad a nivel nacional, en total, unos 275 mil clientes.

Los aumentos oscilarán entre B/.4.76 y 35.00, según el consumo del cliente y la empresa generadora, porque el aumento será de 8.4% para clientes de EDEMET, de 8.3% para clientes de ENSA y de 7,4 los de EDECHI. Un cliente de EDEMET que pagaba B/. 60.84 verá su factura subir hasta B/. 66.65.

Aunque se pretende presentar que la mayoría de los usuarios consumen menos de 300 kw/hora/mes, por ende, no se les aplicará el aumento, la realidad es que esos 846 mil clientes (75%), están “exonerados” porque el Estado paga por ellos un subsidio millonario a las empresas que manejan el negocio eléctrico, que sobrepasa los B/ 38 millones anuales.

La excusa de la ASEP y del gobierno panameñista para imponernos este tarifazo es doble: por un lado, que subió el precio del combustible y, por otro, que la tercera línea de transmisión sufrió sobrecostos por su atraso en más de cien millones de dólares, pasando de B/. 273 millones presupuestados a B/. 345 millones.

La clase trabajadora panameña, que ha sufrido los aumentos constantes de la factura eléctrica, desde que el servicio fue privatizado por el gobierno del PRD de Ernesto Pérez Balladares (1994-99), sabe que la factura la paga el pueblo, pero los beneficios del negocio se lo apropian los dueños de las empresas eléctricas y que el aumento de costos eléctricos a la industria también lo pagarán los consumidores porque será traspasado al precio de los productos de primera necesidad.

El señor Roberto Meana, director de la ASEP, al igual que Guillermo Ferrari, director de ETESA (empresa estatal de transmisión eléctrica), son empleados y responden a los intereses del grupo empresarial Panama Power Holding, INC., cuyos verdaderos propietarios son oligarcas como Manuel González Revilla (MEDCOM) y Álvaro Alemán (ex ministro de la presidencia de Varela), y otros, que manejan varias generadoras eléctricas. Tanto como Iván Barría, director de ETESA hasta el pasado marzo, representa al grupo MOTTA, dueños de la generadora NG Power que acaba de ganar una licitación para una nueva planta.

Un comunicado de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), del 10 de julio, denuncia algunas cosas: uno, el aumento es ilegal, porque la ley no estipula otra justificación que aumentos en costos de distribución; dos que debieron ser avisados con 60 días de antelación; tres, que las tarifas deben calcularse con costos en bloque y tomando como base el salario mínimo; y cuarto, que el crecimiento de la demanda máxima en el período 2015 a 2018, fue inferior (2.6%) al período 2010 a 2014 (5.4%), por lo cual ¡LA TARIFA DEBE BAJAR EN VEZ DE SUBIR!

La SPIA pone en evidencia una verdad, que la tercera línea de transmisión no es en realidad para atender la demanda interna, sino para sostener el negocio de las generadoras que están exportando electricidad hacia Costa Rica, donde la tarifa es mucho más baja que en Panamá. Así mismo mañana nos facturarán la interconexión eléctrica con Colombia.

Nuevamente comprobado: la privatización es un robo descarado contra el pueblo. Por eso, desde el Polo Ciudadano exigimos la NACIONALIZACIÓN INMEDIATA DEL SECTOR ELÉCTRICO, como única manera de detener estos aumentos arbitrarios cuyo único fin es hacer más ricos a unos cuantos oligarcas.

Proponemos a la dirigencia del movimiento sindical panameño, de los gremios docentes, a los campesinos, indígenas, estudiantes, mujeres y demás sectores populares y luchadores de este país, a que de manera conjunta se convoque una gran marcha unitaria contra el aumento de la tarifa eléctrica y se preparen así las condiciones para una Huelga General en todo el país, que obligue al gobierno a retroceder esta medida.

You must be logged in to post a comment Login