La esperanza de vida en Estados Unidos disminuye por tercer año consecutivo de manera alarmante

Resumen Latinoamericano / 14 de junio de 2018 / Resistencia Popular, Movimiento Político de Resistencia

En 1960 los estadounidenses tenían una esperanza de vida más alta (más de 2 años) que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En la década de 1980, comenzaron a perder terreno por debajo de la media. Hoy en día, esta esperanza de vida es de un año y medio menos.

Por tercer año consecutivo, la esperanza de vida en Estados Unidos ha disminuido de manera alarmante. Es lo nunca visto antes.

En 1960 los estadounidenses tenían una esperanza de vida más alta (más de 2 años) que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En la década de 1980, comenzaron a perder terreno por debajo de la media. Hoy en día, esta esperanza de vida es de un año y medio menos.

En el escalafón mundial, Estados Unidos ocupa el puesto 35. A modo de comparación, un niño nacido allí hoy en día podría esperar vivir 79 años, en comparación con 82 años en Francia.

Un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos muestra que el país se está quedando atrás en el cuidado de la salud (embarazo en la adolescencia, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares).

Investigadores de la Universidad de Virginia añaden más argumentos en el British Medical Journal. Los estadounidenses siguen adoptando comportamientos de riesgo (obesidad, abuso de sustancias y posesión de armas de fuego), viven en ciudades diseñadas para automóviles en lugar de para peatones o ciclistas, tienen poco apoyo social y carecen de cobertura universal.

Los autores ofrecen estadísticas preocupantes: entre 2000 y 2014, la tasa de sobredosis mortales aumentó en un 137 por ciento. Y sólo en 2015, más de 64.000 estadounidenses murieron de una sobredosis (dos de cada tres muertes fueron por opiáceos).

Entre 1999 y 2014 la tasa de suicidio aumentó en un 24 por ciento, afectando desproporcionadamente a los estadounidenses blancos de 25 a 59 años de edad, a aquellos con educación limitada y a las mujeres. La causa es la crisis económica y el aislamiento social.

Para los investigadores, “Estados Unidos es un país rico, pero esta riqueza no es inclusiva. Los que lo necesitan tienen un acceso limitado a los servicios sociales, a la salud, a la prevención”. Concluyen asegurando que “las leyes recientes están aumentando la carga económica sobre la clase media y debilitando el acceso a los programas de atención”.

You must be logged in to post a comment Login