Siria: ISIS y Al Nusra comandan al ejército turco en la guerra contra Afrin

Cuando los grupos del Ejército Libre Sirio (FSA) sufrieron cientos de bajas, miembros de Al-Nusra, de Idlib, y de ISIS arrestados en Jarablus y Turquía, fueron vestidos con uniformes del FSA y llevados a los frentes en Afrin.

Hay enfrentamientos en tres lados de Afrin. Es el día 34 en el intento del ejército turco de invadir Afrin. Tuve la oportunidad de ver los distritos de Rajo, Bilbile, Meydaneke, Shera y Jindires y varios de sus pueblos alrededor de Afrin. Fui testigo de la resistencia de los combatientes de las YPG/YPJ en zonas de choque directo.

Cuando observé cómo la gente de Afrin se unió a la resistencia de la juventud, tanto en el centro urbano como en las áreas rurales, en el fondo de mi mente había una gran curiosidad por la psicología de batalla de los soldados invasores y los miembros de los grupos terroristas que los acompañaban, y que apuntan a matar a estas personas en Afrin y usan jets, tanques, artillería y otras armas pesadas para ese fin. Aunque los medios turcos promovieron el envío de sus soldados a los frentes, en operaciones de percepción e imágenes para mostrar el lado “lindo” del militarismo/invasionismo, la situación real de los soldados en los frentes aparentemente no es así.

Según los informes, los soldados turcos actuaban en coordinación con Al Nusra y los emires de ISIS en la operación terrestre en Afrin. Pregunté si había alguna verdad en estas afirmaciones a los combatientes de las YPG/YPJ en el frente, y a mis fuentes que monitorean de cerca el desarrollo. Hubo resultados llamativos e interesantes. El ejército turco había lanzado la operación el 20 de enero con grupos del Ejército Sirio Libre, pero cuando las FSA sufrieron cientos de pérdidas en la primera semana de batalla, en lugar de la FSA disuelta, miembros de Al Nusra, que estaban en Idlib, y de ISIS arrestados en Turquía y Jarablus, fueron vestidos con uniformes del FSA y empujados a los frentes en Afrin. Especialmente los miembros de ISIS que venían de la República turca fueron llevados a Afrin. Estos grupos terroristas declararon que actuarían en nombre del Estado turco, pero que tendrían la autoridad para mandar en el campo. Debido a que los soldados turcos sufrieron un colapso psicológico cuando no pudieron avanzar en la operación de invasión en un corto tiempo y sufrieron grandes pérdidas, el TAF efectivamente puso sus unidades militares en Afrin, sus “mehmetcik” , bajo el mando de los emires de ISIS y de Al Nusra.

Cuando volví a preguntar a mis fuentes que conocen muy bien la región y que monitorean muy de cerca esta guerra, dijeron: “¿Por qué están sorprendidos? ¿Por qué el ejército turco estaría construyendo puntos de observación en Idlib? Al Nusra controla Idlib. Rusia y el régimen (sirio) están luchando contra Al Nusra y otras organizaciones salafistas allí. Al Nusra acompaña al ejército turco a Idlib y permiten la seguridad del convoy militar. Los soldados turcos estacionados en los puntos de observación también están bajo la protección de Al Nusra”.

“Entonces, ¿de quién es el garante Turquía? -continuó mi fuente-. La relación entre Turquía y Al Nusra es mutuamente beneficiosa. El Estado turco ingresó a Idlib para tener influencia en Siria, para comercializar a Al Nusra en la arena internacional y para dar garantías al régimen sirio y a Rusia. Al Nusra dijo que sí a Turquía para mantener su fuerza en el campo y obtener ganancias económicas, políticas, militares y diplomáticas de Turquía”.

Ahora, cuando el ejército turco está teniendo problemas en Afrin, pidieron ayuda a Al Nusra y, especialmente, a los emires de ISIS que parecen estar arrestados en Jarablus y Azaz. Y los emires de Al Nusra e ISIS hicieron que el TAF aceptara que entren en Afrin, y que tengan el comando en el campo, y establezcan su propio sistema en las áreas que terminen controlando. En este momento, los rangos de mando del Estado turco, que continúa con su intento de invasión en Afrin, están compuestos por el comandante en jefe Tayyip Erdoğan, el jefe de gabinete Marshall Hulusi Akar, el segundo comandante del ejército, teniente general Ismail Temel, pero en realidad no es así. Los “mehmetcik” de la nación turca están bajo el mando de emires de los grupos terrorista. Erdoğan, Akar y Temel quedaron reducidos a la posición de ayudantes del califa de ISIS, Abu Bakr Al Baghdadi.

Algunos oficiales kemalistas y del ejército secular, que ven esto y están perturbados, han dejado que el líder de CHP, Kemal Kılıçdaroğlu, lo sepa, aunque no pudieron declararlo abiertamente. Y Kılıçdaroğlu está tratando de hacerle saber al público la información que le han dado, diciendo constantemente: “Apoyamos la operación de Afrin, pero no debería prolongarse. Debería haber conversaciones con el régimen sirio y el asunto ya debería haber terminado”. Desgraciadamente fue en vano, porque el ejército turco no solo está atascado en el pantano de Afrin, sino que también ha caído en la agonía de los grupos terroristas. Parece una salida difícil por mucho que lo intenten.

FUENTE: Baki Gül / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

You must be logged in to post a comment Login