El dirigente haitiano Henry Boisrolin responde sobre el cambio de gobierno en Sudáfrica

 

 

Por María Torrellas, Resumen Latinoamericano, 25 de febrero de 2018

Sudáfrica vive desde hace años una crisis económica seria con el agregado de múltiples denuncias sobre la corrupción de algunos altos funcionarios del Gobierno. Esta situación ha culminado con el cambio de un presidente por otro. Queremos empezar hablando del Congreso Nacional Africano, de lo qu significó en su tiempo el triunfo de Mandela, y cómo se desarrolló en estos años el proceso político una vez que Mandela dejara el poder.

Hablar de Sudáfrica nunca es fácil porque la historia de este país, como también de varias otras naciones periféricas, es una historia contada sobre todo por los colonizadores, los imperialistas, los grandes intelectuales, los periodistas de los grandes medios de los países centrales. Esto es un primer tema y también es válido para Sudáfrica.

El proceso colonial en Sudáfrica no empezó con los ingleses, empezó primero con los portugueses, después los holandeses y después los ingleses. Pero siempre la colonización de África se ha basado en, no solamente en sacar las riquezas materiales de este continente, sino también someter a su población a vejámenes, atropellos, violaciones de derechos humanos de todo tipo.

Recién después de la Segunda Guerra Mundial implementaron algo realmente muy próximo a la esclavitud, faltaban solamente las cadenas: el régimen del apartheid. Si el otro sistema de explotación era ya violento, la expoliación, el régimen del apartheid directamente trataba a los negros y negras en Sudáfrica, que es la inmensa mayoría de la población, no como seres humanos sino como seres humanos inferiores. Entonces, ese sistema fue respondido con acciones concretas de diversos modos, de ahí va a surgir la mayor organización saliendo en el corazón mismo de las masas, sobre todo en el barrio de Soweto , y se va a expandir a través del todo el territorio de Sudáfrica.

Nelson Mandela fue un dirigente carismático que llevó a cabo toda esa lucha junto con un grupo muy grande de militantes.

Lo que va a transformar sobre todo el Congreso Nacional Africano (CNA) en un referente político importante, por su política de masas y por la línea política aplicada para enfrentar al régimen. Ahí aparece un brazo armado del CNA. Entonces, Mandela como abogado defendía a los acusados, detenidos, y tenía en aquel momento una posición más radicalizada que el Mandela que vamos a ver después.

En ese sentido, es como Mandela se transformó en el personaje, en la figura política más importante en que las masas se reconocían, era evidente que el régimen para poder aislarlo, para poder golpear mucho al CNA, pensó que era un hombre nada más, que era el movimiento en sí, y no entendió correctamente la ceguera, la violencia y la estupidez que representa la supuesta superioridad de algunas etnias sobre otras. Entonces, resumían el CNA en Mandela, pero resulta que durante toda su larga “estadía” en la cárcel en Sudáfrica, el CNA siguió existiendo y haciendo acciones importantísimas, tanto en el interior como en el exterior, despertando apoyos y simpatías.

Después de 27 años se llega a la liberación de Mandela y creo que ahí hay una clave muy importante, que se hace una transición plagada de errores, como por ejemplo no juzgar a los criminales y hacer un gobierno de coalición donde se perdonó a todos los blancos que habían aplicado el apartheid y cometido todo tipo de atropellos. Se llegó incluso a hacer un gobierno de coalición, algo contra natura.

De alguna manera, 27 años en la cárcel aislado prácticamente de la lucha concreta puede llegar a cambiar la mente de muchos. Eso no quita mérito a Mandela en el sentido de la resistencia, de estar siempre pegado al pueblo, pero la visión política, la línea que se impuso fue la línea de la reconciliación o de la pacificación del país, es decir, los tres puntos: una ley de amnistía, el fin del programa nuclear de Sudáfrica y el planteo de no cambiar el sistema económico.

Se aplicó fundamentalmente el sistema económico capitalista que se empleaba para enriquecer a unos pocos y empobrecer a muchos. La apertura democrática se resumía solamente en la organización de elecciones donde obviamente el CNA con Mandela a la cabeza no podía ser vencido, y ganaron la mayoría y las masas se reconocían en esta victoria, pensando que realmente podía venir un cambio real, no solamente en las condiciones de marginalidad sino también en las condiciones concretas de vida. Eso no se da, por distintas razones, no solamente por la aplicación de las políticas al interior del país sino por el rol que cumple Sudáfrica en la división internacional del trabajo. No hay que olvidar que es el primer país productor de platino y el tercero a nivel mundial en producción de oro. Es una economía muy fuerte y pertenece al grupo de los BRICS.

Así fue apareciendo una nueva capa de gente que se ha enriquecido a través de este nuevo sistema gubernamental. Hay varios millonarios entre los cuales, no solamente el renunciante ex presidente Zuma, incluso el actual presidente, y que era vice, Ramaphosa, que es uno de los hombres más ricos de Sudáfrica, todas las grandes revistas hablan de que su fortuna es más de 450 millones de dólares.

Jacob Zuma tenía cientos de denuncias por corrupción, no solo por ser millonarísino sino que además de eso es corrupto. Finalmente lo reemplazan por el vicepresidente.

Ramaphosa es uno de los accionistas mayores de la compañía telefónica más importante de África, también es miembro del directorio de Coca Cola a nivel nacional. Entonces, este hombre directamente no está pensando en cambiar estructuras económicas y sociales, cuando el 40% de la población tiene problemas serios, hay un desempleo muy alto, un 13% de la población no tiene agua ni electricidad. La corrupción ha servido para tapar problemas más profundos como el de Zuma, es decir, para replantear el tema, para reposicionarse, hacía falta hacer saltar un fusible, en este caso Zuma. Pero lo que es importante en Sudáfrica es entender que esta nueva etapa histórica tiene que profundizar cambios, no puede seguir con recetas del pasado. El otro sistema se agotó porque no podía dar respuestas a las necesidades de las masas.

No me gusta hacer futurología, pero es obvio que hay una situación explosiva si no puede solucionar esos problemas. Entonces, se va a ver que el problema no era solamente de Zuma, que fue electo dos veces, si se cree que Zuma fue el único corrupto, realmente es muy triste, muy ingenuo, es ser medio miope en política para poder ver esto si no se ve el sistema, hay que condenar el sistema capitalista. En este mes, en que se recuerda que el 21 de febrero es un nuevo aniversario de la primera movilización del Manifiesto Comunista donde Marx y Engels definieron el estado capitalista como el conjunto de aparatos que administran la riqueza de la clase empresarial capitalista. Si después de 170 años no podemos entender esto y lo resumimos a un problema de hombres corruptos o no, no hemos entendido nada. Más allá de poner al hombre más honesto que pueda haber, es el sistema capitalista el corrupto, es un sistema que no puede dar soluciones reales a las necesidades de la gente, es un encuadre para unos pocos y dirigido por pocos. Lo vemos en la Argentina claramente en este momento.

Esperamos que el pueblo de Sudáfrica siga saliendo a las calles porque hay muchas reivindicaciones, hay un sindicato muy importante metalúrgico NUMSA que tiene unos 350 mil afiliados y afiliadas, o sea que es muy probable que la lucha del pueblo de Sudáfrica vaya radicalizando las posturas del gobierno.

No solamente eso, como siempre hay que ver a Sudáfrica en un concierto de naciones en África donde hay problemas grandes, donde el neocolonialismo se sigue imponiendo, Francia hace estragos, hay 16 países con deudas coloniales, la última visita de Macron demostró realmente que Francia sigue comportándose como el amo colonial. Entonces, Sudáfrica está en un continente en ebullición, en un continente donde se reclama justicia y la única justicia posible es destruir el sistema colonial y capitalista.

You must be logged in to post a comment Login