La ex-diputada de la CUP Mireia Boya ha salido en libertad y sin medidas cautelares de su declaración ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. ‘ He venido aquí para explicar lo que realmente ha pasado en Cataluña, en este proceso democrático, y ratificó que el 80% queríamos hacer un referéndum, lo hicimos y lo ganamos. Y que ha habido un golpe de Estado en forma de 155, ganamos las elecciones y continúa sin haber diálogo’, dijo a los medios tras finalizar una declaración que ha durado una hora y diez minutos.

Boya  dijo no estar satisfecha porque todavía hay cuatro personas presas en las cárceles de Estremera y  Soto  del Real y sobre la acusación del delito de rebelión, ha sido muy clara: ‘Nunca ha habido violencia en Cataluña. Siempre nos hemos manifestado de forma pacífica y eso desmonta los delitos que nos imputan ‘.

La de Boya  es la primera declaración de una serie de cargos políticos que en los próximos días tendrán que pasar por el Tribunal Supremo. Y ha lanzado un mensaje: ‘Creo que las próximas declaraciones deberían parecerse a la que he hecho yo. No es con la justicia como resolveremos el conflicto entre el Estado español y Cataluña’.

Preguntada sobre el documento ‘enfocados’ , que, según el cual existía un ‘comité estratégico’ que dirigía el proceso de independencia, Boya ha dicho que no formaba parte: ‘ Nunca hemos participado en este comité estratégico porque no es nuestra cultura política ‘.

No era ‘cosmética’

Dentro del tribunal sólo ha contestado las preguntas de su defensa y del juez Llarena, pero no de la fiscalía y de la acusación particular de VOX. Según fuentes de la ACN ha declarado que la declaración de independencia del 27 de octubre no fue ‘cosmética’ sino que buscaba ‘su efectividad real’.