Nación Mapuche: Un trawn solidario en la comunidad Pillan Mahuiza

Por Antonella Di Candia, Resumen Latinoamericano, 11 enero 2018
Los días 6 y 7 de enero, se realizó, en la comunidad Pillan Mahuiza (territorio recuperado mapuche, en el pueblo de Corcovado, Chubut), un trawn en el cual se reunieron miembros de diferentes lof y diversas organizaciones políticas y socioambientales de la región e internacionales. Además, dicho encuentro contó con la participación de comunicadores de algunos medios alternativos, entre ellos Resumen Latinoamericano.
El motivo de la convocatoria, en líneas generales, consistió en forjar lazos entre los presentes a fin de cooperar en la defensa de la vida, haciendo hincapié en la problemática regional, y específicamente en la amenaza que supone para el río Corcovado, el proyecto de construcción de cinco represas que estarían destinadas a la generación de energía eléctrica para proyectos megaminería sobre la cordillera.
La forma en la cual se realizó el trawn consistió en la conformación de una agenda temática definida en asamblea, que incluyó puntos tales como la discusión de la coyuntura de criminalización, persecución y represión recrudecido, que sufren las comunidades mapuche a ambos lados de la cordillera. Esto, vinculado con la temática principal, en cuanto a que estás comunidades son desalojadas del territorio para posibilitar su entrega a proyectos depredatorios y destructivos.
Respecto a este punto, cabe señalar que este trawn transcurrió bajo la vigilancia de 2 agentes del servicio de inteligencia, que se mantuvieron ocultos en el margen del río, enfrente del punto de acceso a la comunidad.
Durante la discusión de este aspecto, aportaron sus testimonios y experiencias Gonzalo Cabrera, el chico de 22 años que fue torturado por la policía y luego obligado a firmar una declaración de falso testimonio para que incrimine a Facundo Jones Huala; y Javier Cañió, un referente de una comunidad de El Maitén, a quien ahora le endilgan, sin pruebas, la supuesta autoría del ataque al puesto de Benetton, que hasta hace unos meses en los medios de comunicación le endilgan a Santiago Maldonado.
Cabe mencionar que Javier Cañió es una de las escasísimas voces que protestan contra la entrega del agua de El Maitén a los grandes Frutillares, y contra la instalación de un gran centro de ski en uno de los cerros principales de la zona, para lo cual necesitan desmontar bosque nativo.
A la luz de estos hechos, está claro que la criminalización busca silenciar a las voces que, en el territorio, se oponen a la entrega de los bienes comunes a los grandes negociados extractos e inmobiliarios.
Cómo cierre del trawn, se enfatizó en la necesidad de crear alianzas solidarias entre las comunidades y las organizaciones sociales en defensa de la vida, ya que, además del agravamiento constante de la crisis social y ambiental por fuerza del avance del saqueo en manos de los grandes capitales, con la anuencia del Estado; nos encontramos ante una peligrosa coyuntura de persecución y criminalización. Desde los estamentos fundamentales del Estado, tales como el Ministerio de Seguridad, se está delineando la figura de un enemigo interno, de manera similar a lo que acontece en países como México, Chile y Colombia.
Cómo ejemplo de esto, que no deja lugar a dudas, se puede citar el informe elaborado recientemente por el Ministerio de Seguridad, y los gobiernos de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, titulado: “R.A.M”. El mismo consiste en un bodoque de 180 páginas, cuyo único fin es inventar la existencia de una supuesta organizacion terrorista mapuche, de la que Moira Millan, weichafe de Pillan Mahuiza, sería una supuesta referente o líder. De más está decir que, por supuesto, el informe no aporta una sola prueba contundente, ni de la existencia dental organización, ni mucho menos de la vinculación de Moira Millan a ella.
A pesar de este escenario incierto y preocupante, desde la comunidad Pillan Mahuiza se resaltó que lo fundamental es no perder la esperanza y vencer el miedo, para construir alternativos de futuros posibles; creando, así, lazos entre los que se plantean la defensa de la vida, y forjando redes para resguardar la plurinacionalidad de los territorios, a la vez que rompiendo los cercos mediáticos y (des)informativos que impiden que está realidad de atropellos contra las comunidades y la depredación de la vida en todas sus formas, salga a la luz.

You must be logged in to post a comment Login