Túnez detiene a líderes políticos mientras crece la represión de las protestas

Resumen Latinoamericano/ 12 de enero 2018 .-

La policía tunecina ha arrestado cerca de 800 personas desde el lunes por las movilizaciones que protestan contra las políticas de austeridad del Gobierno

Manifestantes tunecinos se enfrentan contra la policía durante protestas contra las medidas de austeridad en Túnez, este viernes (Reuters)

Al menos 150 personas, entre ellas varios líderes políticos municipales y coordinadores de los movimientos sociales, fueron arrestadas en las últimas horas por la autoridades tunecinas en el marco de la represión de las protestas contra las políticas de austeridad del Gobierno.

Con estos últimos arrestos, ascienden a cerca de 800 el número de personas detenidas desde que el lunes las movilizaciones se tornarán virulentas y se extendieran por todo el país en respuesta a la muerte en una incidente con la Policía de un manifestante en la ciudad de Tebourna, a unos 40 kilómetros al oeste de la capital.

La Policía ha comenzado a detener a periodistas, activistas y políticos

Los disturbios y enfrentamientos nocturnos que se suceden desde entonces se volvieron a repetir anoche, aunque con menos intensidad debido, sobre todo, al temporal de frío y lluvia que desde este jueves sufre el país. Pero también la mayor presencia de las fuerzas de Seguridad y de los servicios secretos internos en las calles, que crece cada día de manera exponencial.

”Las protestas han amainado y no ha habido daños, pero aún así la Policía detuvo anoche a 150 personas vinculadas a los disturbios de los días pasados, con lo que el número de detenidos asciende ahora a 778”, explicó hoy el portavoz del Ministerio de Interior, Jelifa Chibani.

Según el responsable, que no ofreció detalles de los arrestos, entre los detenidos hay “16 islamistas extremistas”. Pero la Policía ha comenzado también a detener a periodistas, activistas y políticos -entre ellos tres miembros del Frente Popular, principal partido de la oposición progresista- en lo que parece una campaña de intimidación que hoy denunciaron organizaciones como Amnistía Internacional.

El Alto Comisionado está “preocupado” por el alto número de arrestos, 778, y por el hecho de que 200 de ellos “solo” tengan entre 15 y 20 años

Los actos de vandalismo y de pillaje deben ser contrarrestados por las fuerzas de seguridad, pero se debe de hacer de forma proporcionada al delito. Los disturbios en las calles no deben suponer luz verde para que la Policía aplique una fuerza ilegal o excesiva”, apostilló la organización.

En el mismo sentido apuntó la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que instó hoy a las autoridades de Túnez a que garantice que no practican arrestos arbitrarios de los manifestantes que protestan contra las políticas de austeridad del Gobierno.

Hoy siguieron las protestas contra las medidas de austeridad en Túnez
Hoy siguieron las protestas contra las medidas de austeridad en Túnez (Reuters)

El portavoz de esa Oficina, Rupert Colville, sostuvo que el Alto Comisionado está “preocupado” por el alto número de arrestos, 778, y por el hecho de que 200 de ellos “solo” tengan entre 15 y 20 años.

“Las autoridades deben asegurarse que no se impide a que aquellos que lo deseen ejercen su derecho a la libertad de expresión y a la manifestación pacifica”, subrayó, y recordó la importancia de que este principio se cumpla cuando se conmemore, el próximo 14 de enero, el séptimo aniversario de la revolución que inició la primavera árabe.

Las autoridades deben asegurarse que no se impide a que aquellos que lo deseen ejercen su derecho a la libertad de expresión”

RUPERT COLVILLE

El portavoz de esa Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Las protestas sociales se suceden en Túnez desde hace más de un año, pero se han vuelto especialmente virulentas desde que con el inicio del año entraran en vigor los nuevos Presupuestos del Estado, ajustados a la demanda de austeridad exigida por el FMI a cambio del crédito de 2.500 millones de euros concedido al Gobierno.

A pesar de que el Gobierno haya anunciado el declive de las protestas, hoy los estudiantes se reunieron para hacer oír sus voces. Gritando consignas y sosteniendo pancartas frente a una oficina gubernamental en la empobrecida ciudad tunecina de Sidi Bouzid, los graduados universitarios tienen un mensaje para los funcionarios: dennos trabajos o tendréis problemas.

Son parte del estallido de protestas antigubernamentales, algunas de las cuales derivaron en disturbios, que se extendieron por toda la nación esta semana, avivando otra crisis política en una nación en crisis mientras la austeridad muerde fuerte bajo la presión de los prestamistas extranjeros para poner en orden las finanzas de Túnez.

Fue en Sidi Bouzid donde estallaron las protestas masivas hace siete años y rápidamente involucraron al resto del país del norte de África y que acabó con la larga dictadura policial del Zinedin el Abedin Ben Ali. Era el primero de los levantamientos de la Primavera Árabe.

Los jóvenes se quejan de que nunca cosecharon los beneficios prometidos por la revolución de 2011

Ahora los hombres y mujeres jóvenes que encabezaron el estallido de disturbios en Sidi Bouzid están de vuelta en las calles de la polvorienta y derruida ciudad provincial, quejándose de que nunca cosecharon los beneficios prometidos por la revolución de 2011.

Túnez es la única historia de éxito democrático de los levantamientos de 2011, con un gobierno de unidad que comprende centristas seculares, islamistas moderados e independientes, pero, materialmente, la mayoría de la gente está peor que antes.

Varios ataques militantes islámicos letales han alejado a gran parte del turismo y la inversión extrajera, lo que supone un lastre para la economía y que ha reducido la moneda un 60% desde 2011 y ha elevado la inflación a un máximo de tres años y medio.

Para la gran manifestación convocada el próximo domingo en coincidencia al séptimo aniversario de la “revolución del Jazmín” se espera ver imágenes similares a las de la Primavera Árabe.

Túnez es la única historia de éxito democrático de los levantamientos de 2011

You must be logged in to post a comment Login