Luego del escandaloso plenario de comisiones en que el oficialismo frustró el diálogo sobre la reforma previsional, el interbloque de diputados de Cambiemos convocó para mañana a sesión en la Cámara baja para tratar esa iniciativa junto con la reforma tributaria.  La decisión fue tomada este mediodía por los jefes de las bancadas que integran el interbloque oficialista e inmediatamente se le dio aviso al presidente Mauricio Macri. Esas leyes van a dar “previsibilidad”, expresó el mandatario desde Córdoba.

La decisión de no esperar más tiempo para el tratamiento sobre tablas del proyecto que reducirá el aumento anual que perciben los jubilados y pensionados fue tomada en Casa de Gobierno, durante una reunión encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con los diputados que manejan la estrategia del oficialismo en la Cámara baja.

Mientras tanto, Macri está en Córdoba. Viajó allí para participar de un acto con el gobernador Juan Schiaretti, uno de los mandatarios provinciales que apoyó el proyecto de reforma tributaria que está atado a la previsional y que también será debatido mañana en el recinto del Congreso.

En ese acto que tuvo lugar en la localidad de San Francisco, el jefe de Estado aseguró que ambas iniciativas le darán “previsibilidad” a la Argentina frente al mundo y ponderó la “el equilibrio fiscal y la reducción de los impuestos” que les dará a las provincias.

“Digamos al mundo que tanto el presidente como los gobernadores vamos a administrarnos con austeridad, con cuidando, buscando el equilibrio fiscal y reducir los impuestos”, afirmó sobre el pacto fiscal firmado con casi la totalidad de los mandatarios provinciales.