ARGENTINA: Los derechos humanos según Macri y Cambiemos

12 de diciembre 2017
Durante la presentación del Plan Nacional de Acción de Derechos Humanos, el secretario del área Claudio Avruj volvió a desafiar a los organismos al sostener que las políticas del sector “no deben ser utilizados ideológicamente ni ser capturados por nadie” y, entre los méritos de la gestión de la alianza gobernante, se adjudicó el hallazgo de la nieta 126. Por su parte, el presidente Mauricio Macri dijo que el plan pone al país “a la altura de lo que el mundo nos venía reclamando”, sin mencionar los reiterados pedidos de libertad de Milagro Sala, y vinculó el lanzamiento del nuevo plan con la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se desarrolla en Buenos Aires.
Imagen: Télam

“Los derechos humanos son transversales a la política de Estado y no pueden ni deben ser utilizados ideológicamente ni en forma partidaria ni ser capturados por nadie, porque son de la gente y para la gente”, definió el secretario del área, quien desde su asunción acusó al gobierno anterior de haberse “apropiado” de las banderas de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

El plan incluye cinco ejes, entre ellos “memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias” y “seguridad pública y no violencia”, borrando de esa manera la diferencia entre los delitos de lesa humanidad y los delitos comunes. Otro de los objetivos planteados es la “inclusión”, que contempla, según la interpretación oficial, la lucha contra la discriminación y contra la pobreza. Los dos ejes restantes son “cultura cívica” y “compromiso con los derechos humanos”, sobre los cuales no hubo especificaciones.

Según Avruj, los objetivos del programa surgieron “del diálogo y escucha con muchísimas organizaciones de la sociedad civil”, aunque no mencionó ni a Abuelas ni a las Madres. Tampoco al resto de los organismos argentinos reconocidos internacionalmente. El funcionario afirmó también que hubo “diálogo y escucha” con expertos y el sistema internacional de derechos humanos, sin mencionar que dos de ellos, la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuestionaron al gobierno de Cambiemos por el encarcelamiento de la dirigente social Milagro Sala.

Dijo también que otros de los fundamentos del nuevo plan fueron “hechos concretos” como la Tragedia de Once y la identificación de los soldados de Malvinas enterrados como NN en el cementerio de Darwin, trabajo durante el cual destacó la participación de “equipos de antropología forense de varios países” que, en su parecer, “trabajaron sin mezquindad ni uso político sino solamente para honrar la memoria”.

Más adelante el secretario se adjudicó los méritos de “una semana emblemática, de la que todos tenemos que sentirnos honrados y orgullosos”, en referencia a las sentencias del juicio ESMA III y al hallazgo de la nieta 126, “donde la Conadi, institución del Estado, tiene un rol fundamental”.

En una enumeración hecha a las apuradas, “para no aburrir”, el funcionario dedicó un espacio especial a la situación de las comunidades indígenas, un tema urticante para la alianza gobernante teniendo el cuenta los crímenes del joven artesano Santiago Maldonado y del mapuche Rafael Nahuel, ambos muertos en operativos represivos de las fuerzas de seguridad federales dependientes del Ministerio de Seguridad nacional.

“Hemos puesto al tope de nuestra agenda la temática de los pueblos originarios”, dijo Avruj. Se refirió a la creación del Consejo Consultivo y Participativo para esas comunidades y de la elaboración de “una hoja de ruta sobre acuerdos y consensos” con esos pueblos que, según describió, están integrados por “hombres, mujeres y niños que son sujetos de derechos y no de políticas asistenciales”.

También “a las apuradas”, Avruj subrayó que funcionarios de su secretaría “estuvieron en la casa del soldado Alberto Ledo, desaparecido durante la última dictadura militar, y por cuyo caso, destacó, “querellamos al ex general (César) Milani, ex jefe del Ejército del gobierno anterior”. “Nos interesan los derechos humanos”, insistió el funcionario antes de cederle la palabra a Macri.

El Presidente, por su parte, afirmó que el plan oficial “nació del respeto a los derechos humanos”, y reiteró las consignas de su primera campaña electoral: “Reducir pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos”. Dijo que cada día cree más “en los argentinos”, y reivindicó “el enorme potencial igualador de la educación, el poder del diálogo y en la fuerza de los argentinos”.

Macri calificó a la pobreza de “inaceptable” y recordó que la cumbre de la OMC “es una gran oportunidad para fomentar el comercio internacional” y “generar oportunidades”. “El mundo cambia vertiginosamente y queremos ser parte de él”, agregó. Más adelante sostuvo que “los derechos humanos que debemos avalar y proteger” son los de una “educación de calidad, agua potable y cloacas, y energía que no contamine”.

You must be logged in to post a comment Login