Argentina. El Norte lo marca el Sur

Erdosain B., Revista Venceremos / Resumen Latinoamerciano, 06 de Diciembre de 2017 – El 13 de noviembre pasado el Gobierno Nacional, el de Tierra del Fuego, la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE) y la UOM firmaron un acuerdo que suspendía la discusión de actualización salarial hasta Junio de 2020, en criollo, 2 años sin aumento de sueldo. El acuerdo fue presentado como una negociación exitosa tendiente a aumentar la productividad a la vez que se garantizaban los puestos de trabajo. Esto pasaba en el Palacio de Hacienda.

Pero los trabajadores no suelen tener acceso a los palacios, y pareciera que tampoco a opinar y decidir sobre lo que se hace con su destino. Sin embargo, y como expresión de algo que sucede entre las bases del movimiento obrero en todo el país, los trabajadores y delegados metalúrgicos de Rio Grande (ciudad más poblada de la provincia austral) se reunieron ayer 5/12 en un congreso de delegados y decidieron no homologar el acuerdo firmado por su gremio. Denuncian que se trata de una maniobra extorsiva por parte de AFARTE y del Gobierno, y desconfían, con sobrados argumentos, del cumplimiento de las patronales del ítem “no despedir”. También anunciaron un paro y movilización para el 6/12 desde el parque industrial hasta el centro de la ciudad.

No es nuevo que las seccionales del interior de muchos gremios suelen estar en disidencia con algunas decisiones tomadas por las centrales obreras y las federaciones nacionales. Decenas de seccionales vienen reafirmando su rechazo absoluto a la reforma laboral, y denunciando los acuerdos entre la CGT y el Gobierno. Gremios enteros (ATE, Camioneros, Gráficos, Bancarios, APOPS, etc) llaman a movilizaciones y paros contra este proyecto. “La CGT de la Traición” rezan afiches en toda la Capital Federal firmados por el Sec. Gral. de los trabajadores de ANSES.

Se viven momentos tensos en la interna sindical, la valiosa unidad parece tener los días contados mientras continúe este desfasaje entre las cúpulas dialoguistas y las bases combativas que empujan a sus direcciones a posiciones más confrontativas. Gestos de todos lados hacen tambalear a la CGT, desde el Papa “plantando” a la conducción de la CGT hasta el aluvión de declaraciones de gremios, corrientes, seccionales. La unidad no puede sostenerse a costa de la pauperización del trabajo y la negociación a la baja a espaldas de los trabajadores y trabajadoras.

El mundo está cambiando, y el trabajo como lo conocemos está dejando de existir. Dependerá de la inteligencia, coherencia y fortaleza del movimiento obrero saber qué hacer frente a estas nuevas coyunturas. Los dirigentes deberán ponerse a la cabeza de las luchas que vienen, o sus palacios serán poco refugio cuando llegue la tormenta.

You must be logged in to post a comment Login