La España fascista y franquista de Rajoy y Felipe González festeja el “Día de la Hispanidad” /Fascistas marchan también en Barcelona

Bajo el lema Orgullosos de ser españoles se ha celebrado el Desfile Militar en el Paseo de la Castellana, con motivo del Día de la Fiesta Nacional , bajo la presidencia de los Reyes de España, y ha contado con una asistencia histórica que han vitoreado “¡Vivas a España!”. Cerca de 4.000 militares acompañados por miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional han desfilado por el Paseo de la Castellana. Miles de personas se han manifestado en el Día de la Hispanidad en Barcelona, convocados por las entidades Societat Civil Catalana, Espanya i Catalans y otras entidades contrarias a la independencia. La nota trágica es el accidente sufrido por un avión del Ejército Español, que se ha estrellado en la base de Albacete, tras participar en el desfile militar.

Felipe González faltó a la recepción en tres ocasiones: en 1989 y 1995 por estar enfermo y en 1996 por “estar bastante ocupado” con citas oficiales y del PSOE, como alegó entonces. Hoy ha vuelto, a sus orígenes de falangista y seguramente recordando aquellos “buenos tiempos” en que combinaba ser referente de la “Internacional Socialista” y creador de los Escuadrones de la Muerte denominados GAL, que asesinaron a numerosos ciudadanos vascos.

Continúa la recepción en el Palacio Real. Los Reyes saludan al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. La recepción de los Reyes por la Fiesta Nacional del Fascismo español cumple 30 años.

 El desfile de la Fiesta Nacional en la plaza de Lima (JAIME GARCÍA)

Miembros de la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional (EFE)

La Guardia Real en el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

Los Reyes junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, presiden el desfile del Día de la Fiesta Nacional, al que asiste el Gobierno en pleno y la mayoría de líderes políticos (EFE)

Los Reyes Felipe y Letizia, y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, presiden el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

Desfile del Día de la Fiesta Nacional que han presidido hoy los Reyes, y al que ha asistido el Gobierno en pleno, encabezado por Mariano Rajoy, y la mayoría de líderes políticos (EFE)

Unidad que representa el llamado Camino Español, corredor de mil km abierto por Los Tercios entre Milán y los Países Bajos, durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

Los Reyes junto a sus hijas, presiden el desfile del Día de la Fiesta Nacional al que asiste el Gobierno en pleno y la mayoría de líderes políticos (EFE)

Unidad que representa el llamado Camino Español, corredor de mil km abierto por Los Tercios entre Milán y los Países Bajos, durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

Los Reyes y sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, observan la exhibición aérea, durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

Integrantes de la unidad de montaña del Ejército de Tierra, durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional (EFE)

EN TOLEDO LOS HOMENAJES FUERON PARA LA GUARDIA CIVIL, UNO DE LOS CUERPOS UNIFORMADOS MÁS REPRESIVOS DEL FASCISMO ESPAÑOL.

El unionismo y la extrema derecha celebran juntos el 12 de Octubre en Barcelona

La marcha ha sido convocada por Societat Civil Catalana, la organizadora de protesta unionista del 8 de octubre y han acudido otras organizaciones como VOX, Comunión Tradicionalista Carlista, Hazte Oír, Alternativa Española, Hogar Social Madrid o Legión Urbana.

Aspecto de la manifestación en Barcelona por el día de la Fiesta Nacional. REUTERS/Juan Medina

Aspecto de la manifestación en Barcelona por el día de la Fiesta Nacional.

Vivas a España, a la Guardia Civil, a la Policía y a Cataluña. Con estos cánticos, junto con otros más beligerantes como “Puigdemont y Trapero a prisión” y “TV3 manipulación” han celebrado miles de españoles el 12 de Octubre en Barcelona, en una manifestación que ha recorrido el Paseo de Gracias desde La Pedrera a Plaza de Cataluña.

Ha convocado Societat Civil Catalana, la organizadora de protesta unionista del 8 de octubre, con el lema “Catalunya sí, España también. VOX, Comunión Tradicionalista Carlista, Hazte Oír, Alternativa Española, Hogar Social Madrid y Legión Urbana, entre otros grupos de extrema derecha, han acudido al acto.

La Guardia Urbana ha cifrado en 65.000 el número de asistentes a la marcha, mientras que la organización ha refusado en esta ocasión estimar la participación En la cabecera de la marcha también se ha visto a los dirigentes de Ciudadanos Inés Arrimadas y Fernando de Páramo o del Partido Popular como Alberto Fernández Díaz. Los españolistas han aclamado a la líder de Ciudadanos en Catalunya con gritos de “presidenta” a lo largo de toda la marcha.

La presencia ultra es rechazada por varios de algunos asistentes como Toni, que viene desde Vilafranca del Penedés (Barcelona) porque “hay que expresar que estamos aquí también, que somos catalanes y españoles”. Este hombre de 38 años que votará a Ciudadanos cree que Puigdemont “nos lleva al abismo. La participación de la extrema no le parece bien “ni representa al unionismo. Estos extremistas no respetan, al igual que los extremistas en el lado independentista”, espeta.

Varias personas bajo una gigantesca bandera catalana en la marcha en Barcelona por el día de la Fiesta Nacional. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Varias personas bajo una gigantesca bandera catalana en la marcha en Barcelona por el día de la Fiesta Nacional. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Desde SCC han remarcado en el discurso final en Plaza de Catalunya en dos ocasiones que rechazan a cualquier tipo de organización y simbología que no respete la constitución, a pesar de que a la marcha han acudido algunas asociaciones de extrema derecha como Hogar Social Madrid.

Uno de esos “extremistas” es Rafa Ripoll, presidente de la coalición de partidos de extrema derecha Respeto y concejal de España 2000 en Alcalá de Henares (Madrid). Para este representante de la extrema derecha española, este día “debería ser un festivo y se convierte en reivindicativo”. “Estamos aquí para defender el derecho de los catalanes a ser españoles y no vamos a renunciar a hacerlo”, prosigue.

Vista de la manifestación en Barcelona bajo el lema 'Cataluña sí, España también', convocada por Societat Civil Catalana, Espanya i Catalans y otras entidades contrarias a la independencia con motivo del Día de la Fiesta Nacional. EFE/Andreu Dalmau

Vista de la manifestación en Barcelona en día de la Fiesta Nacional del fascismo español.

Preguntado sobre qué acciones debería tomar el Gobierno responde que cree que “ya es tarde para cualquier respuesta tranquila. Rajoy y Puigdemont tratan de alargar los tiempos”. Ripoll carga las tintas también contra un “Estado español” que “debería haber atendido muchas de las demandas del pueblo catalán como la de infraestructuras o la sanidad. En Catalunya los niños están en barracones mientras en Andalucía cada niño tiene una tablet”. Para solucionar el conflicto catalán, el líder de Respeto aboga por ir a “una segunda descentralización” que de más competencias a las comunidades autónomas y los municipios.

Manuela Martínez es natural de Toledo pero reside en la ciudad de Barcelona desde hace 50 años. Es el sexto año que acude a las conmemoraciones del Día de la Hispanidad en Barcelona y afirma estar sufriendo “mucho” psicológicamente por la deriva sececionista: “no duermo, estoy nerviosa y mal”, denuncia. La toledana cree que el ‘procés’ acabará con una cesión por ambas partes.

De Barcelona también Gonzalo acompañado por otros dos amigos de 17 y 18 años con banderas de España “para defender su unidad”. “La mayoría silenciosa ha perdido el miedo y ha salido a la calle y se está demostrando que somos muchos más”, añade. Gonzalo está a favor del derecho a decidir pero de forma “legal y toda España” y votará a un partido no independentista como “Ciudadanos o PP”.

Vista de la manifestación en la Plaza de Catalunya de Barcelona, convocada por Societat Civil Catalana, Espanya i Catalans y otras entidades contrarias a la independencia con motivo del Día de la Fiesta Nacional. EFE/Andreu Dalmau

Vista de la manifestación en la Plaza de Catalunya de Barcelona, convocada por Societat Civil Catalana, Espanya i Catalans y otras entidades contrarias a la independencia con motivo del Día de la Fiesta Nacional. EFE/Andreu Dalmau

Con una boina verde en la cabeza y junto con una de sus hijas ha acudido al acto constitucionalista Miguel Ángel, maestro de 58 años de Barcelona. Está acompañado por otros hombres con boinas, como recuerdo de su paso por el servicio militar que les “une a todos en el mismo espíritu”. Apoyar “la unidad de España” y “celebrar el 12 de Octubre” es lo que le ha llevado a estar este jueves en la Plaza de Catalunya. Vive la situación política catalana con “mucha preocupación”.

Carla y Ariadna tienen 21 y 20 años respectivamente y han venido desde L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) porque “queremos a Catalunya y queremos a España pero no queremos la independencia y ni somos fachas”. Ambas rechazan los extremistas presentes en la marcha y viven con “miedo y preocupación” el proceso y no creen que se vaya a llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Melisa Domínguez, la líder de Hogar Social, ha argumentado en declaraciones a Público que SSC es “una marca blanca del PP” y ha mostrado su descontento por las constantes “odas a la Constitución y al rey”.

“Nosotros hemos venido a apoyar a los catalanes y no a hacer propaganda del PP y Ciudadanos”, ha dicho la líder de extremaderecha.

Melisa también ha negado que llevasen armas y puños americanos como informó el periodista Jordi Bòrras en Twitter, pero si ha reconocido que los Mossos hayan confiscado botes de humo a varios miembros del Hogar Social.

La presencia del Hogar Social no ha gustado a varios manifestantes que como Jorge, consideran que “desvirtúan la manifestación y dan pie a que los independentistas la vinculen con la extrema derecha”.

Mientras acababa la manifestación que había transcurrido sin incidentes, en la Plaza de Catalunya se ha producido una gran pelea entre grupos ultras, que ha destrozado la gran terraza del popular Bar Zurich, que se ha visto obligado a cerrar. La dependienta de un comercio muy cercano al bar ha explicado que un grupo “de ultras” ha empezado a pelearse con otras personas de estética convencional, y han empezado a tirarse las sillas.

Imágenes de la manifestación por la Hispanidad en Barcelona./REUTERS

Imágenes de la manifestación por la Hispanidad en Barcelona./REUTERS

No es la única manifestación por la Hispanidad en Barcelona. La Falange y Democracia Nacional irá a Montjuic en una “marcha patriota por la unidad nacional”.

Una imagen que deja la manifestación de los ultras en Barcelona.

El Gobierno, el PSOE y Ciudadanos, juntos en la recepción del Rey por la Fiesta Nacional del Fascismo español

Elogios generales y optimismo por la activación del artículo 155 que aprobó el Ejecutivo de Rajoy el día anterior

Albert Rivera y Pedro Sánchez, juntos en la Fiesta Nacional
El derechista Albert Rivera y el “socialista” Pedro Sánchez, juntos en la Fiesta Nacional franquista

La recepción en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional ha estado marcada por la activación del artículo 155 de la Constitución y el ultimátum que ha dado el Gobierno al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El Gobierno de Mariano Rajoy, el PSOE y Ciudadanos han mostrado su unidad frente al desafío independentista, y han estado junto al Rey en un momento muy complicado por la situación en Cataluña.

Rajoy ha saludado a Pedro Sánchez y Albert Rivera en el desfile, apenas un día después de que el Gobierno y el PSOE sellaran un pacto para frenar juntos a los independentistas. El presidente del Gobierno ha acudido después al Palacio Real, pero tras el saludo a los Reyes ha abandonado la recepción, junto a la ministra de Defensa, para acudir rápidamente a Albacete, tras el accidente de un Eurofighter, que ha costado la vida a un capitán del Ejército del Aire.

En la recepción, Puigdemont ha sido uno de los protagonistas ausentes. Pero ha habido una persona que ha acaparado la atención entre los presentes: Josep Borrell. Su discurso al término de la histórica manifestación del domingo pasado en Barcelona le ha situado en el centro de las miradas.

Los salones del Palacio se han llenado de políticos del PSOE, de los de ahora y de los de antes, y han ganado por goleada a los del PP. Todos han querido mostrar su apoyo así a la posición fijada por la dirección del partido para estar junto al Gobierno en la defensa del orden constitucional.

En el ambiente ha flotado la sensación de que se ha acertado plenamente en el requerimiento enviado a Puigdemont, en la activación en definitiva del artículo 155. Ha sido un optimismo por el futuro de España y el orden constitucional, que ha recorrido todos los salones de la recepción.

«Ha sido una decisión muy inteligente», se comentaba en los corrillos de los socialistas, pero también de la vieja guardia del PP. Incluso Esperanza Aguirre confesaba que ella, sin ser «marianista», reconocía que Mariano Rajoy «había acertado plenamente en esta ocasión».

«Será difícil a corto plazo, pero a largo España saldrá reforzada», se comentaba en otros corrillos.

Pocos creían que Puigdemont vaya a rectificar en los próximos días, «pero la pelota está en su tejado, y todo el mundo verá que si no hay diálogo, si no se endereza la situación, es porque él no quiere». «Ha sido una jugada maestra», afirmaban otros.

Fuentes del Gobierno han subrayado que se ha dado un paso decisivo para la solución del problema. Ahora bien, si hay que medir las posibilidades de que Puigdemont rectifique, recupere la cordura y admita que no hay ninguna declaración de independencia, en el Gobierno lo miden así: «Hay un 25 por ciento de posibilidades, y otro 75 por ciento de que continúe igual».

 

You must be logged in to post a comment Login