El Movimiento de Participación Popular (MPP), sector que integra la coalición que gobierna Uruguay, el Frente Amplio (FA), y que lidera el ex presidente José Mujica, incrementó su poder luego de la renuncia del vicepresidente de país, Raúl Sendic.

Este sábado, cuando el vicepresidente anunció que dejaba su cargo, abrió la puerta para que la esposa de Mujica y senadora del MPP, Lucía Topolansky, pase a ocupar su lugar.

Es que la ex guerrillera tupamara es la segunda senadora más votada, de la lista más votada, y del partido más votado. El primero es Mujica, quien no podía asumir la Vicepresidencia por haber sido presidente en el período anterior (2010-2015).

En medio de la crisis política, Topolansky asumió este miércoles la vicepresidencia luego de que Raúl Sendic presentara su renuncia como consecuencia de los cuestionamientos del Frente Amplio al manejo “inaceptable” de las tarjetas corporativas de Ancap. Es la primera mujer en ocupar un cargo ejecutivo en el país.

Habiendo presentado la renuncia el actual presidente, pasará a presidir la Asamblea General la senadora Lucía Topolansky“, señaló el texto que formalizó la asunción de la senadora del MPP.

El periódico derechista El País publicó que se espera que Topolansky asuma el rol de articuladora con la oposición, el cual había estado vacante por la mala relación entre Sendic y el resto del sistema político una vez instalada la comisión investigadora de Ancap.

“Mi función fundamental será un puente, el ida y vuelta”

En una entrevista con El Observador, la referente del MPP se definió como un “tractor” parlamentario “que va para adelante“, y se propone aprobar “todo lo más que se pueda“.

“Como se dice cotidianamente yo estaba con causal jubilatoria, pero el hombre propone y Dios dispone, como dice el refrán. Frente a la circunstancia, yo soy militante, soy mujer de partido y voy a culminar el período. De todos modos, parte de mi plan es probable que se cumpla porque se va recambiar la banca”, afirmó.

Y agregó: “El rol está determinado por la propia Constitución. Lo más importante es que son poderes independientes. Yo aterrizo en esta responsabilidad en la mitad de un período, lo cual no es lo mismo que planificar un período entero. Hay una cantidad de cosas a las que le voy a dar continuidad. Tengo claro que la función principal del Poder Legislativo es viabilizar las leyes y lo que me propongo es poder apretar un poco el acelerador y sacar un montón de leyes que están con media sanción o en discusión antes de que termine este año”.

Respecto a si algún tema particular le interesa más que otro, la mujer de Mujica expresó: “De lo que anda en el Senado está la ley de violencia doméstica, hay que sacar la reforma de la caja militar, y estoy esperando que venga la carta orgánica (militar), que también hay que sacarlo. Y en la otra cámara voy a tratar de pinchar también para que se termine con la ley de riego, la de la cuota femenina, ver qué vamos a hacer con el artículo 162 del Código del Proceso Penal (que trata sobre el abuso de funciones)”.