Colombia. Francisco, la movilización por la Paz y la Participación

Resumen Latinoamericano / Colombia Informa / 11 de septiembre de 2017

La visita del Papa dejó en el país una importante huella de paz y reconciliación. Sus mensajes en distintos eventos y ceremonias abordaron importantes temas como la pobreza, la corrupción, la juventud, la paz, el perdón y la injusticia. Una fuerte franja de la sociedad  se vio conmovida y movilizada por su presencia en las distintas ciudades.

La estela de su presencia puede servir de impulso para materializar los esfuerzos de paz y participación que se vienen adelantando en el país y que tanto reclama la sociedad. A continuación presentamos algunas reacciones y acciones de parte del  movimiento social durante su permanencia en Colombia.

La Movilización

El pasado miércoles 6 de septiembre el Papa Francisco llegó a Colombia, dejando entrever una ola de incertidumbres frente a quienes no concuerdan con él. Pero también integrando su voz a un momento histórico de construcción de paz, con acuerdos y diálogos con las insurgencias.

Tanto el lanzamiento del Partido de las Fuerzas Alternativas Revolucionarias del Común -FARC-, como el anuncio del Cese al Fuego bilateral y temporal con el Ejército de Liberación Nacional, fueron hechos que marcaron un precedente ante la llegada del Papa.

La Participación

Ante esta visita, Eduardo Martínez, Gestor de Paz del ELN, afirmó que a esa organización le parece “muy importante porque el sentimiento y la costumbre de nuestro pueblo es religiosa, creyente. También entendemos que toda la movilidad que hay frente a su visita puede contribuir a los avances que ha habido en el Proceso de Paz”.

Han sido diversas las posturas frente a la visita del máximo líder de la Iglesia Católica. Este, si bien se manifestó a favor de la Paz en Colombia, también representó un gasto de (aproximadamente) 30 mil millones de pesos. Tal dinero, en su mayoría, provenía del presupuesto Estatal. Esta cifra contrasta con la realidad de un país con un sistema de salud precario, sin condiciones de vivienda digna y con un gran déficit en la educación pública.

Martínez afirmó que a pesar de que el ELN reconoce la importancia del acontecimiento, no justifica las condiciones de vida en las que se encuentran muchas comunidades en Colombia. Señaló que “como dijo Camilo, todo lo que tenga que ver con nuestra fe es eminentemente sobrenatural, pero la miseria y la pobreza debemos tener en cuenta que es terrenal y debemos ver cómo vamos a transformar esa realidad”.

Luego de visitar cuatro ciudades del país, el Papa enfocó sus discursos en la construcción de paz desde los territorios y en la importancia del papel tanto del Estado como de la Iglesia en los Procesos de Paz.

“Consideramos que es muy emblemática la presencia de su santidad porque, de entrada, no solo es un peregrinaje de alerta a la esperanza por la Paz sino también un compromiso a acompañar el Proceso en Colombia junto a todas las Iglesias del país”, afirmó Martínez.

El movimiento social

Durante el 7 y 8 de septiembre se llevó a cabo en la ciudad de Villavicencio el evento Un millón de pasos por la paz. Este fue incluido en el cronograma de Semana por la paz, organizada por la Mesa Social para La Paz y del cual fueron parte organizaciones sociales como el Congreso de los Pueblos, Red Unipaz, varios sindicatos, Justicia y Paz de la familia franciscana, y otros defensores de Derechos Humanos.

Muchos de los participantes “vieron en este evento una oportunidad para articularse a la Mesa Social y seguir impulsando el tema de la democracia y la participación”, afirmó Marylen Serna, Vocera del Congreso de los Pueblos.

Desde el jueves 7 de septiembre fueron llegando a Villavicencio delegaciones conformadas por cerca de 700 personas desde Suroccidente, Eje Cafetero, Centro Oriente, Antioquia, Cundinamarca.

El viernes 8 de septiembre estas delegaciones, acompañadas por habitantes de la ciudad y turistas, salieron desde el Barrio Dos Mil hasta Catama, sitio donde más de 500 mil personas recibieron al Obispo de Roma.

Los objetivos de este evento se centraron en 2 puntos. El primero era la visibilización del movimiento social que está en búsqueda de la Participación dentro de la construcción de la paz. El segundo fue exigirle al Gobierno que cumpla los Acuerdos que ha firmado con el movimiento social, con las FARC y todos los compromisos que ha hecho por estos días con el ELN en lo que tiene que ver con el Cese al Fuego.

“Al lado de eso, queríamos visibilizar también el respeto a la vida y el rechazo a toda la persecución y ataque a los líderes y lideresas sociales y a defensores de los derechos humanos”, comentó Serna.

El movimiento social presente concluyó que sigue siendo difícil que se reconozca a la sociedad como sujeto político en la construcción de Paz, pues la Participación de este se restringe.

Los medios tradicionales de comunicación centraron su atención en la que denominaron “la mancha roja”, conformada por un grupo de personas de distintas partes del país que vinieron a posicionar un mensaje de reclamación de la paz y participación.

Durante la visita del Papa a Colombia también se hicieron palpables las tensiones al interior de la Iglesia Católica. Aunque el carácter de la misma no fue explícitamente político, su llegada es un mensaje claro a favor del Proceso de Construcción de Paz.

La tarea pendiente es ver cómo se cristalizarán sus mensajes para generar cambios profundos que permitan abrir camino a la Participación, la transformación social y la Paz.

CI 11/09/17/18:00

You must be logged in to post a comment Login