EEUU. La estrategia en la época de Trump

Resumen Latinoamericano/ 17 de junio 2017 .-

La estrategia que venia siguiendo el capitalismo transnacional de globalización y la creación a mediano plazo de un gobierno mundial se ha visto ahora entorpecida por la ascencion al gobierno más poderoso del planeta, los EU, de Donald Trump, representante de un sector ultraderechista con proyecciones nacionalistas y nazifascistas de ese
capitalismo transnacional  por la vía de un populismo de derecha que, demagógicamente, proclama el proteccionismo y el aislacionismo a través de preferenciar a los supuestos intereses de su país por encima
de todo parar favorecer realmente a poderosos grupos de poder  como el complejo militar industrial, la industria energética, la farmacéutica y la construcción ( los propios intereses del Grupo Trump) entre otros.
Los que representa Trump ha generado nuevas contradicciones dentro del capital norteamericano con grupos que lo apoyan y otros lo combaten, lo que igualmente sucede dentro del capitalismo multinacional o transnacional. Las grandes empresas transnacionales norteamericanas con filiales en prácticamente todo el mundo ven perjudicados sus intereses al encarecerse las exportaciones al principal mercado , el norteamericano, mientras las transnacionales no norteamericanas tratan de ocupar el lugar de estas en el mercado internacional.
Al parecer los EU de Trump piensan llenar este vacio haciendo ostentación y uso de su enorme y fortalecido poderío militar.
En el mercado interno de los EU las grandes corporaciones con intereses mayoritarios en los propios EU más las grandes, medianas y pequeñas empresas que producen en ese país se ven favorecidas por esta política de Trump.
El gobierno de la ultraderecha nacionalista de los EU, representado por el Sr. Trump, ha sido la negación del enmascaramiento hecho por Obama de los mismos objetivos pero con otra cara. Las afirmaciones de Trump son más brutales y su demagogia populista de derecha recuerdan las afirmaciones del Sr. Adolfo Hitler en sus comienzos, lo que pudiera significar el iniciio de un proceso similar al nazismo en los EU. aunque parezca dificil de aceptar y se demore en manifestarse con toda su fuerza. Trump, es previsible que continuara y en algunos aspectos acentuara de
forma más agresiva, aunque lo niegue,  la política del Sr. Obama de dobles raseros y discursos, interviniendo en Irak, Siria, Libia, Afganistán y donde quiera que lo aconsejen los intereses de las grandes transnacionales por diferentes métodos: entre otros, sanciona a Irán, fortalece militarmente a Arabia Saudita, dividiendo más al mundo árabe mientras continua su apoyo a Israel, trata de apretar el cerco a Corea del Norte, Rusia, China y los BRICS y en América Latina y el Caribe, apoyara  los intentos de restauración conservadora para recuperar su “traspatio”;   tratara de dividir a los países de la región para dificultar sus esfuerzos integracionistas;  trata de neutralizar o aplastar a la revolución cubana;  desestabilizara a los gobiernos de izquierda o progresistas e intentara  cambiar la
orientación de estos gobiernos y, cuando lo logre,  los impulsa a seguir el camino del neoliberalismo y de los Tratados de Libre Comercio Bilaterales que favorezcan a los EU,  en lugar de la política integracionista de bloques comerciales, favorecerá a los procesos de derecha como  como el caso de Argentina y Brasil entre otros, seguirá hostigando a Venezuela,  mientras al propio tiempo  proclama hipocritamente su voluntad de dialogar y que no desea inmiscuirse en los asuntos internos de los gobiernos de la región. Continua la repartición del mundo, utilizando todos los métodos y armas al alcance de las grandes potencias. La política declarada de Trump de concentrarse en los problemas internos de los EU es una cortina de humo para fortalecer su economía, desarrollar más el
complejo militar-industrial como lo demuestra su reciente proyecto de Presupuesto y, finalmente, lograr que EU quede solo como el gran dictador de la política mundial colocando en un plano muy secundario a sus actuales aliados además de controlar las aspiraciones geopolíticas de China y Rusia.
Esto plantea otra contradicción para el Club Bilderberg, su hija la Comisión Trilateral, el tanque pensante más poderoso de los EU, el Consejo de Relaciones Internacionales ( Council of Foreign Relations) y agudiza las contradicciones con la Union Europea, otros de sus aliados en la OTAN y con poderosas Corporaciones Transnacionales que tienen diferentes interéses de los que defiende Trump además de que enfrenta a su gobierno con posiciones defendidas por la mayoría de la comunidad internacional como el Acuerdo de Paris sobre el Cambio
Climatico.  Trump y sus aliados tienen un enorme poder pero no pueden hacer todo lo que quisieran porque también tienen poderosos adversarios. ¿ Se rendirán los partidarios de un Gobierno Mundial a través de la globalización impulsada por las grandes transnacionales? ¿ O perderan la batalla los partidarios de una politica proteccionista temporal de la nueva estrategia encabezada por Trump encaminada a lograr el poder absoluto a escala global para los EU?. ¿ Que papel le tocara a America Latina y el Caribe en esta fase de la expansión imperial?. La política de fuerza que acaba de anunciar Trump contra la revolucion cubana endureciendo el bloqueo, los acosos a la revolución bolivariana y a los gobiernos progresistas de la región, favorece a la instalación de gobiernos de derecha y a la llamada restauración conservadora, lo que no hace presagiar nada bueno para los pueblos de America latina y el Caribe en los meses venideros, pero, por otra parte, eleva el nivel de la resistencia a sus medidas
de fuerza imperial. Veremos lo que sucede en los próximos meses.

(enviado por Michael Vázquez)

You must be logged in to post a comment Login