Empresa británica relacionada con Israel pierde contratos en Colombia por campaña de protesta

Resumen Medio Oriente/Colombia Informa, 19 de febrero de 2016 – La campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel en Colombia anunció el miércoles pasado una victoria sobre la empresa G4S, multinacional británica que presta equipos y servicios de seguridad a las cárceles israelíes y a los asentamientos ilegales. BDS logró, después de una campaña que sostenía por más de un año, que la empresa colombiana reconocida por su política de responsabilidad social empresarial, Crepes & Waffles, decidiera terminar sus contratos con G4S.

Campaña global

La campaña contra G4S y sus contratos en Colombia, hace parte de una estrategia global contra esta empresa que fue promovida por el movimiento BDS en 2012 cuando había una huelga de hambre histórica dentro de las cárceles israelíes por los presos palestinos.

Una de las ramas tácticas del BDS pretende elegir empresas que son cómplices en el apartheid y violación sistemática de los derechos humanos de la población palestina para hacer campañas con la intención de cesar el apoyo a los crímenes de Israel. En el caso de la empresa G4S, el comité nacional de BDS la eligió por su rol fuerte en el sistema carcelario en Israel y en los asentamientos ilegales del Estado de Israel dentro de territorio palestino.

El sistema carcelario en Israel mantiene a miles de palestinos privados de la libertad sin ningún tipo de proceso judicial o llamado de detención administrativa. Entre ellos hay cientos de niños encarcelados y procesados en el sistema penal militar, la mayoría por el delito de tirar una piedra. En este modelo penitenciario, la empresa G4S presta los equipos y servicios.

De igual manera, G4S está presente en los asentamientos ilegales donde presta equipos y servicios de seguridad. Los asentamientos ilegales son parte del proyecto del estado israelí de expandirse y colonizar el territorio palestino en Cisjordania, separan y dividen el territorio palestino, controlan el agua y, en muchas ocasiones, provocan violencia contra las comunidades palestinas al lado (por ejemplo los ataques sistemáticas durante la cosecha de aceitunas).

Además, estos asentamientos son ilegales según el derecho internacional, varias resoluciones de la ONU y el Corte Internacional de Justicia.

G4S en Colombia

En 2014, la campaña BDS en Colombia respondió a este llamado del comité nacional de hacer una campaña contra G4S y encontraron muchos negocios de diferentes escalas que tienen contratos con G4S, entre ellos: la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), la Óptica Alemana, Surtiaves de la 22, Claro, Banco Pichincha, Panamericana, Deprisa, RCN, Bogotá Beer Company, Banco Caja Social, Totto, Ferricentro, Mc. Donalds, Havana Casino y Crepes & Waffles.

Para entonces, la campaña dirigió cartas a estas empresas donde contó que hace G4S en Palestina y les pidió que dejaran de contratar con esta empresa. Ninguna empresa respondió en aquel momento por lo cual se decidió aumentar la presión.

En 2015, BDS en Colombia eligió a Crepes & Waffles para una campaña más intensiva ya que ese establecimiento comercial se destaca por su política de responsabilidad social empresarial. Era altamente probable que no quisiera tener una empresa de seguridad cómplice en las violaciones de derechos humanos.

A través de una petición online y plantones frente los diferentes locales de Crepes y Waffles, donde los clientes mismos entregaron las peticiones a las administradoras del local, lograron un diálogo con los gerentes de la empresa. Hace una semana, Crepes y Waffles dijo a BDS Colombia que dejaría de contratar con la empresa G4S. Según la administración las razones son ajenas a las presiones , argumentaron “necesidades empresariales” que no tenían nada que ver con la campaña de BDS, no obstante, se ve como una victoria para el pueblo palestino.

En su comunicado, BDS aseguró que “esta victoria es de todas las personas que se solidarizaron, firmaron e hicieron saber su descontento a la cadena de restaurantes, imponiendo así una sanción a G4S por ser parte de la ocupación y el apartheid en Palestina y demostrando a las demás empresas que no pueden sacar provecho impunemente de la ocupación y la colonización”.

Esta victoria significa el fin de la campaña con Crepes y Waffles pero no el fin de BDS en Colombia, anunciaron los manifestantes.

Finalmente, insistieron en que la próxima tarea de la campaña está relacionada con la ratificación del tratado de libre comercio entre Colombia e Israel y, dentro la ciudad de Bogotá, aportar en la oposición al actual gobierno ya que, según BDS, Enrique Peñalosa tiene un interés especial por trabajar y cooperar con la embajada Israelí.

You must be logged in to post a comment Login