ESPECIAL Atentados en Francia: ¿El horror en París es diferente al de Siria, Iraq, Palestina y El Líbano? por Carlos Aznárez / Y otras informaciones sobre lo ocurrido en Paris

  • Resumen Latinoamericano/ 14 de Noviembre 2015.-   Editorial:
    ¿El horror en París es diferente al de Siria, Iraq, Palestina y El Líbano?
    por Carlos Aznárez
    . Paris (France), 13/11/2015.- Police officers at the scene of a hostage situation at the Bataclan theatre in Paris, France, 13 November 2015. At least 60 people have been killed in a series of attacks in the French capital Paris, with a hostage-taking also reported at a concert hall. (Francia) EFE/EPA/YOAN VALAT

    . Paris (France), 13/11/2015.- Bataclan theatre in Paris, France, 13 November 2015.  EFE/EPA/YOAN VALAT

    Otra vez Paris se convirtió en un campo de batalla. Decenas de muertos, cientos de heridos y las mismas consignas de respuesta del gobierno francés frente al ataque yihadista que ya se han escuchado en Estados Unidos y España cuando acciones similares generaron idénticas masacres. Frente al horror se quiere responder con más horror, se habla en los titulares de los principales medios con total ligereza, de que “ahora sí empezó la guerra”, o se alimenta la idea (en forma directa o solapada) de que el mundo árabe y musulmán atenta contra la sacrosanta democracia francesa. A sabiendas que la casi totalidad de esa colectividad repudia al ISIS y sus protectores.
     
    Tiene muchísima razón el presidente sirio Bachar Al Assad cuando, después de condolerse por las víctimas de los atentados, recuerda que “Francia conoció ayer lo que vivimos en Siria desde hace cinco años”. Y lo dice precisamente quien en innumerables ocasiones ha intentado -como antes lo había hecho el líder libio Gadaffi- convencer a los gobernantes franceses que no armaran, equiparan logísticamente y costearan con millones de dólares a los ejércitos mercenarios que han sembrado el terror, la muerte y el desesperado destierro de cientos de miles de sirios e iraquíes. En cada ocasión que este mensaje resonaba en los foros internacionales, la posición francesa siempre fue la misma: ratificar su creencia de que exportando la guerra, alineándose con la OTAN y subordinándose ante el mandato imperial monitoreado desde Washington, “el problema sirio”, es decir el tan buscado derrocamiento de Al Assad, iba a ser resuelto.
    Está claro que como le ocurriera a los gobernantes derechistas españoles el 11M del 2004, el tiro les salió por la culata. En esa ocasión, el yihadismo, al que España y su alianza con la OTAN habían querido combatir mediante su presencia en Iraq y Afganistán, decidió responder con la misma medicina, y como en París ahora, los que pagan los errores de los poderosos siempre son los ciudadanos de a pie, cuya única culpabilidad, si es que la tuvieran, quizás sea votar y catapultar a la presidencia, a esos asesinos seriales que luego los condenan a la muerte.
     
    Ahora, como ocurriera en el mismo escenario con la masacre de Charlie Hebdo, vuelven a sentirse las tan repetidas consideraciones hipócritas. Todos a la vez, los mandamases europeos  prometen más medidas represivas, más censura, más fabricación de armamento para alimentar intervenciones bélicas. Juran que “hoy somos Francia”, en vez de prometer ante las víctimas: “Nos iremos de la OTAN”.  Con esas y otras actitudes similares dejan al descubierto que junto con los asesinos de un yihadismo que no representa de ninguna manera al Islam, ellos -los Hollande, Sarkozy, Rajoy, Merkel y quienes los auspician desde el Pentágono, son los principales responsables de estas acciones bárbaras. Las han alimentado persiguiendo hasta el cansancio a los musulmanes de la periferia de Paris y las diversas ciudades francesas, negándole el uso de recintos para hacer sus oraciones o generando allanamientos en las mezquitas donde era común practicar pacíficamente su derecho al rezo. Allí están como ejemplo esas leyes que prohiben desde 2011 el uso del velo y también la pollera islámica y la burka en los espacios públicos, no obligando de la misma manera a ciudadanos franceses que comulgan con el judaísmo. Segregando al mundo islámico y exibiéndolo ante la sociedad francesa como “el enemigo”, de la misma manera que Israel hace con los palestinos desde hace más de seis décadas.
     
    No es misterio para nadie y menos para los devaluados Servicios de Inteligencia francesa, que muchos de los humillados, desempleados y perseguidos por leyes draconianas y racistas que habitaban en la “Banlieue” parisina, fueron cooptados primero por el Frente Al Nusra y luego directamente por el ISIS para que sean parte de la experiencia de sembrar el terror en Siria e Iraq y lo más paradójico es que salieron desde el territorio francés en numerosas ocasiones con el visto bueno de un gobierno que los sintió como sus “soldados de avanzada”. En ese momento, las masacres que esos mercenarios producían en Mossul, Raqqa, Aleppo,Homs o en Palmira, no preocupaban a Sarkozy ni tampoco a Hollande. Eran “daños colaterales” lejos de la comodidad parisina que hasta ese momento parecía blindada, inviolable. Tampoco dijeron nada importante del atentado sangriento cometido esta semana en El Líbano y seguramente muy festejado en Tel Aviv o en la Casa Blanca, ya que en esa ocasión la matanza ocurría en un barrio controlado por Hezbolah. En este caso, los muertos eran tan árabes como los palestinos asesinados en estos días en Cisjordania o en Gaza, cuyos nombres no cuentan para los grandes medios, como tampoco el dolor de sus familiares o las imágenes dantescas de sus viviendas arrasadas.
    Eso no tiene más que un nombre: doble rasero, praxis mentirosa, odio al diferente.
     
    Lo que ahora a ocurrido en París tiene también otra explicación no menos importante. En los últimos meses en el escenario sirio ha ocurrido un hecho que cambió la relación de fuerzas. Rusia decidió intervenir, al rescate de un gobierno y un pueblo asediados por el terror, y lo hizo a su manera, logrando éxitos inmediatos en la lucha contra el ISIS y demostrando que todas las acciones anteriores, propagandizadas por la OTAN y Estados Unidos, habían sido una farsa gigantesca.
    Golpeado en sus bases principales, destruidos muchos de sus almacenes de armamento y sintiéndose traicionados por quienes los arroparon desde Arabia Saudí, Turquia y los países occidentales, muchos de los mercenarios optaron por retornar a sus sitios de origen, entre ellos los europeos. Tanto es así, que ese “retorno” fue anticipado por algunos analistas franceses, quienes aseguraban que “ahora el peligro puede estallar a nuestros propios pies”. De eso se trata precisamente esta repudiable venganza yihadista, que más allá del falso llanto de quienes los gobiernan, debería ser un llamado urgente para que la sociedad francesa, como otras del continente europeo, se decidan a interpelarlos, y exigirles que abandonen sus ideas expansionistas, injerencistas y autoritarias. Que cesen los comportamientos xenófobos, como los que a pocas horas de ocurrir estos atentados, ya han generado el incendio de un campo de inmigrantes refugiados en Calais. Que miren a quienes huyen de las guerras provocadas por la OTAN, como hermanos y no como enemigos. Que se vuelquen a comportamientos humanitarios y no busquen excusas donde sólo hay hombres y mujeres que quieren ser tratados como tales y no como ciudadanos de segunda clase.
    Quizás, estas circunstancias marcadas por el dolor, puedan servir de punto de inflexión para buscar un punto de inicio diferente. Si esto no ocurriera, como parece probable visto lo visto, nadie, absolutamente nadie tendrá derecho a preguntarse, cuando el horror se repita: “¿Por qué a nosotros…?
     
    ______________________________________________________________________________________________________________________________________________

    ¿Dónde ocurrieron los seis ataques?

    • El peor de los ataques ocurrió en la sala de conciertos de Bataclan, donde murieron al menos 82 personas durante una toma de rehenes de casi tres horas. En el lugar, con capacidad para 1,500 personas, había una presentación en vivo de la banda de rock estadounidense Eagles of Death Metal. Medios franceses informaron que al menos cuatro terroristas dispararon a diestra y siniestra contra los asistentes. El ataque comenzó hacia las 9:00 PM. Luego de la incursión policial, cerca de la medianoche, las autoridades indicaron que dieron muerte a tres de los atacantes. Uno de los oficiales describió la escena como “una carnicería” y dijo que los sujetos armados lanzaron explosivos contra los rehenes. Este sábado la policía identificó a uno de los atacantes como un ciudadano francés de 30 años que estaba fichado por las autoridades francesas por su radicalización extremista.
    • Tres explosiones ocurrieron cerca del Estadio de Francia, en el norte de la capital, mientras se desarrollaba un partido amistoso entre las selecciones de Alemania y Francia. Cuatro personas murieron y al menos una de las explosiones fue obra de un kamikaze, según AFP. Las detonaciones ocurrieron en dos accesos del estadio y cerca de un McDonalds. El presidente Francois Hollande se encontraba en el estadio viendo el partido y fue evacuado de emergencia.
    • unnamed1
    • Otro ataque armado se produjo en el cruce de las calles Bichat y Alibert, entre el bar Le Carillon y la terraza del restaurante Le Petit Cambodge situado en el décimo distrito de París. Al menos 12 personas murieron. 
    • También se registró un tiroteo en el bar La Belle Equipe, en la calle de Charonne, un poco más al sur de la sala de conciertos Bataclan. Medios franceses indican que en este punto hubo 19 fallecidos.
    • En la calle Fontaine au roi, en la terraza de la pizzería La Casa Nostra, varias ráfagas de una “ametralladora automática” abatieron al menos a cinco personas, según un testigo citado por AFP.
    • Medios franceses indicaron que al otro lado de la Plaza de la República, en el bulevar Voltaire, se registró otro ataque de kamikaze.

    300 heridos en total e ISIS amenaza con más ataques

    • El presidente francés, Francois Hollande, acusó directamente a Estado Islámico (ISIS) de “un acto de guerra”. En una breve intervención, estableció el número de muertos en 127 y declaró tres días de duelo. Tras el ataque, el mandatario declaró el estado de emergencia y ordenó el cierre de las fronteras. “Sabemos de dónde viene, quiénes son estos criminales, quiénes son estos terroristas”.
    • Los hospitales públicos de París indicaron este sábado que un total de 300 personas fueron ingresadas tras los atentados del viernes, entre ellas 80 están en estado muy grave 177 en estado relativamente grave.
    • Las víctimas están siendo atendidas principalmente en los siguientes hospitales parisinos: Saint-Louis, La Pitié-Salpetrière, Georges-Pompidou, Henri-Mondor, Lariboisière y Beaujon.
    • Al menos 1,500 militares suplementarios han sido movilizados mientras la región de París está casi paralizada: museos, escuelas e institutos permanecerán cerrados. Las autoridades han pedido a los habitantes de París que no salgan de sus casas a menos que sea necesario.
    • Forenses tratarán de analizar el ADN y las huellas digitales de los atacantes muertos para poder avanzar en la investigación. Según la radio France Info, este trabajo podría llevar hasta dos días.
    • El fiscal general de París informó que cinco atacantes fueron “neutralizados”.

    Atentados en París: la internacionalización del Estado Islámico y la corresponsabilidad de las potencias de Occidente

    • , 14 Noviembre 2015
    unnamed2

    La cifra de muertos que deja el ataque terrorista ocurrido ayer en Paris aún es imprecisa, aunque en cualquier caso escalofriante, dolorosa. Esta nueva masacre solo puede comprenderse si se analiza el también doloroso contexto geopolítico, no sólo en Medio Oriente. La cumbre COP21 como objetivo cercano.

    Antecedentes, contexto

    En enero de este año, el atentado contra la sede de la revista satírica Charlie Hebdo, atribuido a una sección de Al-Qaeda, dejó 17 víctimas fatales, entre ellas los integrantes del plantel de caricaturistas, críticos con el Islam. Su humor ofensivo había abierto muchos debates relacionados con la guerra al terrorismo. “¿Hasta donde provocamos como sociedad ese tipo de fundamentalismos?”. “¿Las nuevas leyes e intervenciones militares antiterroristas, nos protegen o nos ponen en mayor peligro?”. Preguntas que, pasado el primer estupor, volverán a oirse estos próximos días, cuando se analice la nueva tragedia.

    En octubre pasado, Francia se había sumado a los bombardeos en Siria. Mientras las guerrillas kurdas y los ataques de Rusia o Hezbollah buscaban ganarle terreno al Estado Islámico en Medio Oriente, estos últimos daban muestras de buscar internacionalizar su acción. Así parecía demostrarlo una serie de ataques como el atentado fallido a un tren francés el 15 de agosto pasado, los intentos terroristas en Beyrouth, Líbano, o en Bagdad, Irak; y en los últimos días los de Egipto o Turquía, que se cobraron al menos 102 vidas el pasado 10 de octubre.

    Mientras tanto, a pocas horas de los hechos, el grupo yihadista Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de los atentados y amenazó con nuevos ataques. “Esto es culpa de Hollande [el presidente francés] por intervenir en Siria e Irak”, declaró un sobreviviente haber escuchado decir a uno de los atacantes en París. Pasado el primer impacto, las imágenes televisadas dan cuenta de una policía desesperada por arrestar sospechosos, es decir, cualquier persona no blanca que se cruce en el camino de las patrullas parisinas. La ola de racismo e islamofobia tendrá su recrudecimiento, en Francia y toda Europa.

    Ese temor ya comenzó a hacerse manifiesto en las redes sociales, alertando sobre ataques xenófobos contra refugiados sirios que siguen llegando a Europa expulsados por la violencia en su propio país. Las declaraciones del presidente francés, “los terroristas deben saber que se encontrarán ante sí con una Francia determinada y unida”, o las de Barack Obama, quien calificó los ataques como un atentado “contra la humanidad y nuestros valores universales”, no hacen más que recordar las declaraciones George W. Bush tras el fatídico 11 de septiembre de 2001. Para las potencias occidentales todo parece reducirse al recrudecimiento del combate contra el “eje del mal” aunque, a la luz de las evidencias (masacres, cada vez más muertos) dicho combate no pareciera dar ningún resultado favorable, sino más bien lo contrario.

    Robo-COP21

    Las leyes antiterroristas y medidas de seguridad ya se habían activado en París, que está (o estaba, veremos) a punto de recibir a 80 jefes de Estado de todo el mundo. Del 30 de noviembre al 11 de diciembre está programada la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas sobre el Clima, conocida como COP21, que se realizaría en las cercanías de la cuidad ayer atacada. Cinco mil efectivos de la policía antidisturbios estaban movilizados para esa ocasión. Tal despliegue ya era objeto de críticas, por su disposición de responder a probables protestas pacíficas. Los controles a las fronteras ya estaban establecidos para impedir el ingreso masivo de manifestantes al país. El gobierno francés iba anunciando el inminente riesgo, mezclando terrorismo islámico y protestas ciudadanas en la misma categoría. Las voces progresistas que se oponen a las intervenciones militaristas y a las Cumbres mundiales que las legitiman, ya venían dando muestras de preocupación ante el riesgo de convertirse en víctimas de estas medidas antiterroristas. Ahora, la situación sólo puede empeorar.

    Frente al horror de un centenar y medio de muertos, esta vez en Francia, otras tantas en Medio Oriente, las próximas en cualquier ciudad, los temores y las preocupaciones son genuinas. Las políticas de las potencias occidentales han alimentado, o incluso creado, el terrorismo que se expresa a nombre del Islam, y no parecen dispuestas a corregir el rumbo. El periódico francés Le Parisien titula, hoy: “Ahora si empezó la guerra”.

    Fuente: Colombia Informa
    __________________________________________________________________________________

    ISIS reivindica la autoría de los atentados de París

    El grupo yihadista afirma que fueron ocho los terroristas responsables del ataque

    El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) ha reivindicado este sábado la autoría de los atentados de París, que han causado la muerte de al menos 127 personas y heridas a más de 200, en un audio y un documento de texto difundido a través de Internet en foros yihadistas.

    “Ocho hermanos, con cinturones explosivos y fusiles de asalto, han atacado lugares minuciosamente elegidos en el corazón de la capital francesa”, reza el comunicado de los yihadistas. Según los terroristas, seleccionaron el estadio de Francia porque allí estaban jugando las selecciones francesa y alemana, dos de los países que participan en la coalición contra el Estado Islámico, y porque asistía el presidente francés, François Hollande. La sala Bataclan era también objetivo de los yihadistas “porque estaban reunidos centenares de idólatras en una fiesta perversa”.

     

    ADVERTISEMENT

    “París ha temblado bajo sus pies, y sus calles se han convertido para ellos en muros. El resultado de los ataques es, como mínimo, de 200 cruzados muertos y aún más heridos, gracias a Dios”, se jacta el comunicado, donde explica que los terroristas hicieron estallar su cinturones en medio de los infieles “después de que se quedaran sin munición”.

    En el comunicado, el ISIS amenaza de nuevo a Francia: “Francia, y aquellos que la sigan, siguen siendo los principales objetivos del Estado Islámico”. Los yihadistas culpan al Estado francés de participar en la coalición contra el ISIS en Siria y en Irak con ataques aéreos, “por haber insultado” a Mahoma y “haber presumido de luchar contra el islam en Francia. “Este ataque no es más que el principio de la tempestad”, advierte.

1447449607_131675_95375400_fotograma_7

Agentes de policía en uno de los escenarios de los atentados. / REUTERS-LIVE!

COMIENZA LA OLA DE XENOFOBIA PREVISTA

Un campo de refugiados en Francia es reducido a cenizas

  • unnamed

    Incendio en el campo de refugiados localizado en la ciudad de Calais, 14 de noviembre de 2015.

Un campo de refugiados en la ciudad francesa de Calais (norte) ha quedado reducido a cenizas a causa de un gran incendio, informan este sábado fuentes locales.

Según el alcalde de Calais, Phillipe Mignonet, en estos momentos aun se desconoce el detonante de este incendio, que destruyó un campamento de más de 10.000 metros cuadrados que acogía a refugiados provenientes de Asia, África y Oriente Medio.

No obstante, medios sociales especulan con la posibilidad de que el incendio haya sido provocado por grupos antimigrantes en venganza por los atentados registrados el viernes por la noche en París, capital francesa.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
TERROR E HIPOCRESÍA
TODOS LOS MANDATARIOS DE LOS PAISES QUE ALIMENTAN LAS GUERRAS AHORA SE RASGAN LAS VESTIDURAS
 

En España el PP y el PSOE en igual sintonía

Rajoy: “Todos somos Francia”

“No conseguirán que renunciemos a nuestra libertad. No es una guerra de religiones, sino entre civilización y barbarie”. Con estas palabras el presidente del Gobierno ha lamentado los seis ataques terroristas que han tenido lugar en París este viernes.

Sánchez, secretario general del PSOE: “La unidad acabó con ETA, y la unidad acabará con el yihadismo”

Con traje negro y corbata negra, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, compareció en la mañana este sábado ante el plenario de la Conferencia Política programática de su partido para anunciar la suspensión de la misma, “en honor al dolor que está sufriendo el pueblo francés” tras los atentados en París.

Sánchez, en una breve intervención, quiso hacer llegar las condolencias a los familiares de las víctimas en nombre de todo el socialismo español pero, sobre todo, reivindicó la necesidad de estar “firmes y unidos ante la sinrazón del terrorismo”. En su opinión, “la unidad acabó con ETA, y la unidad acabará con el yihadismo”

Informó que ha hablado en dos ocasiones con el presidente del Gobierno en el marco del acuerdo contra el terrorismo yihadista firmado en febrero por las principales fuerzas políticas, y ambos coincidieron en expresar “una total unidad frente a la barbarie”.
Sánchez afirmó también que por mucho que intenten amedrentar a los demócratas, “jamás podrán borrar de nuestras conciencias la determinación y el coraje para erradicar de este mundo el fanatismo”.

  • Bélgica pide a sus ciudadanos que no viajen hoy a París

    Italia y Marruecos elevan el nivel de seguridad. Angela Merkel reúne a su Gobierno y anuncia una respuesta “conjunta” con Francia

    unnamed4

    Vídeo: Atlas / Foto: Markus Schreiber (AP)

    Los Gobiernos de la Unión Europea se han movilizado después de los atentados de París. En Londres, Berlín, Madrid se desarrollan reuniones de urgencia para estudiar un dispositivo especial tras la matanza. Italia ya ha decidido elevar su nivel de seguridad. Portugal también ha reforzado la vigilancia en los aeropuertos y en torno a los edificios diplomáticos franceses o relacionados con ese país; y Bélgica, que ha aconsejado a sus ciudadanos no viajar a París, está colaborando con Francia para robustecer los controles fronterizos. Rusia ha fortalecido la seguridad en gran parte de su red de transportes. También Marruecos ha elevado al máximo su nivel de alerta antiterrorista. Estas son las principales reacciones:

     

    ADVERTISEMENT

     

    Alemania

    La canciller alemana, Angela Merkel, ha comparecido este sábado en Berlín para mostrar su solidaridad con París tras los brutales ataques de la noche del 13 de noviembre y asegurar que Alemania se unirá a Francia para dar una repuesta “conjunta” y “decidida”. “Este ataque contra las libertades no es solo contra París. Es un ataque contra todos nosotros”, aseguró en un mensaje en el que recalcó la voluntad de su Gobierno para combatir el terrorismo y defender junto a los socios franceses los valores europeos.

    Merkel ha convocado para el sábado una reunión extraordinaria con varios miembros de su Gobierno para seguir los acontecimientos y tomar las medidas necesarias. “El pueblo de París está viviendo una pesadilla de violencia, terror y miedo. Nosotros, sus amigos alemanes, lo sentimos con ellos. Lloramos con ellos”, dijo en una comparecencia ante los medios. “Nuestra modelo de vida y de libertades es más fuerte que el terror”, añadió.

    La protesta contra los atentados convocada hoy a las 13.00 horas frente a la embajada de Francia en Berlín, al lado de la Puerta de Brandeburgo, se pospone a las 16.00 horas. La policía de Berlín ha reforzado la seguridad en edificios franceses en la capital alemana.

    La policía de Baviera detuvo esta semana en la carretera a un hombre procedente de Montenegro armado con metralletas, granadas de mano y varios kilos de explosivos. Según la radio pública de Baviera, que cita fuentes de la investigación, el detenido se dirigía a París, aunque este dato no ha sido confirmado por las autoridades alemanas, que consideran meras “especulaciones” la supuesta relación del sospechoso con los atentados en París.

    Reino Unido

    El primer ministro británico, David Cameron, ha presidido una reunión el comité interministerial de emergencia Cobra en la mañana del sábado, tras la que se ha decidido mantener el nivel de alerta en “severo”, el segundo más alto de la escala, en el que lleva desde verano de 2014. Para subirlo a “crítico”, el nivel más alto de la escala de cinco, los servicios de seguridad tendrían que sospechar de un ataque inminente y específico. El primer ministro ha advertido también de que puede haber varias víctimas de nacionalidad británica en los ataques.

    Evacuada una terminal de Gatwick por un paquete sospechoso

    P. G.

    La terminal Norte del aeropuerto de Gatwick, el segundo más grande de cuantos dan servicio a Londres, ha sido evacuada esta mañana mientras la policía examina un paquete sospechoso, informa la BBC. Centenares de viajeros se encuentran bajo la lluvia, en el exterior de la terminal, esperando a que se resuelva la situación, según diversas fotografías subidas por supuestos testigos a Twitter.

    Mark Rowley, responsable de operaciones especiales de la policía metropolitana londinense, ha confirmado esta mañana que habrá una presencia policial reforzada en los puertos británicos y en eventos públicos que se celebren en los próximos días.

    Cameron reaccionó anoche a los atentados a través de su cuenta de Twitter. “Estoy conmocionado por los sucesos de esta noche en París. Nuestros pensamientos y oraciones están con el pueblo francés. Haremos todo lo que podamos para ayudar”, escribió Cameron, después de comparecer con su homólogo indio Narendra Modi, de visita oficial en Reino Unido, en un multitudinario evento en el estadio de Wembley.

    Las comunicaciones por tierra y aire entre Reino Unido y la capital francesa se han visto afectadas. Los trenes de Eurostar y diversas compañías aéreas piden a los pasajeros que acudan con más tiempo de antelación a sus viajes y advierten de la posibilidad de retrasos. La Football Association hablará hoy con su contraparte francesa para decidir si se sigue adelante con el partido amistoso entre Inglaterra y Francia, programado para jugarse el martes en el estadio nacional de Francia, que ha sido uno de los escenarios de los ataques. El grupo de rock U2 ha cancelado su concierto en París previsto para esta noche.

    Italia

    El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha hecho público un mensaje en vídeo en el que muestra su “dolor atroz” y su solidaridad con “los hermanos y las hermanas” de Francia al tiempo que advierte: “Los italianos sabemos que los terroristas no vencerán, que la libertad es más fuerte que la barbarie, que la valentía es más fuerte que el miedo”.

    La primera medida del Gobierno italiano, a la espera de que Renzi se reúna por la tarde con los representantes de los principales partidos, ha sido aumentar el nivel de seguridad. Las ciudades de Roma y Milán recibirán especial atención por los distintos cuerpos policiales y el Ejército. Desde hace semanas ya se observaba un incremento de la seguridad por parte de piquetes militares fuertemente armados alrededor del Vaticano, de algunas basílicas y de las principales embajadas. “Siento un dolor atroz”, ha dicho Renzi, “no hay palabras para describir el horror. Querría ofrecer el abrazo de los italianos a nuestros hermanos y hermanas franceses. La amistad de nuestro gobierno al gobierno francés. Han golpeado Francia, pero golpeando Francia han golpeado a la humanidad entera”.

    El primer ministro italiano ha advertido: “Están poniendo en discusión lo más precioso que tenemos, nuestra paz, nuestra libertad y nuestra vida. Están atacando nuestro modo de vivir. Esta mañana yo, como otros italianos, hemos vuelto a descubrir la Europa que nuestros padres nos han dejado. Han conocido la guerra y han construido la paz. Todos los italianos sabemos que los terroristas no vencerán, que la libertad es más fuerte que la barbarie, que la valentía es más fuerte que el miedo”.

    Unión Europea

    El jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reclamó de madrugada “solidaridad con Francia y los franceses” y se declaró “aterrado e indignado”, al igual que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ha condenado los ataques terroristas, “por segunda vez este año” tras los deCharlie Hebdo, y ha aplaudido la respuesta “rápida, con coraje y responsabilidad” de los parisinos. “Europa sigue unida en la lucha contra el terrorismo y para luchar contra las redes que contribuyen a organizar cosas como esta”.

    Bélgica

    El primer ministro belga Charles Michel y el ministro de Exteriores, Didier Reynders, han lanzado duras condenas a la violencia y recordando a las víctimas de los ataques. El nivel de alerta terrorista no se ha modificado en Bélgica por el momento. “La situación dramática en París no tiene por qué tener un impacto directo en Bélgica”, ha dicho un portavoz del Ministerio del Interior, aunque en los últimos meses la policía belga ha protagonizado varias operaciones antiyihadistas después de los atentados de enero en París y tras un atentado antisemita en Bruselas en mayo de 2014. Sí se han reforzado los niveles de seguridad en la frontera franco-belga. El Ayuntamiento de Bruselas ha reforzado la seguridad en eventos multitudinarios, incluido el partido Bélgica-España del martes, y el Ejecutivo belga ha recomendado no viajar hoy a París por precaución.

    unnamed5
    Flores y velas ante la puerta de la Embajada de Francia en Berlín. / HANNIBAL HANSCHKE (REUTERS)

    Marruecos

    Marruecos elevó al máximo su nivel de alerta antiterrorista a los pocos minutos de conocerse el atentado. Horas después fue detenido en el pequeño municipio de Laroui, en la región norteña de Nador, un hombre al que se le acusa de planear atentados en Marruecos o en Europa. Un comunicado difundido este sábado por el Ministerio del Interior informa de que el detenido pretendía incorporarse al Estado Islámico y planeaba atentar contra una iglesia.

    Por su parte, el rey Mohamed VI envió el viernes un mensaje de condolencia al presidente francés, François Hollande, y otro al primer ministro, Manuel Valls. El monarca ha prometido en nombre del pueblo marroquí todo su apoyo y solidaridad.

    Turquía

    El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, compareció a las pocas horas de los ataques de Paris para condenarlos y ofrecer sus condolencias a los ciudadanos franceses. “Turquía sabe bien lo que significa el terrorismo y sus consecuencias”, dijo el mandatario islamista, recordando los recientes atentados en Ankara (102 muertos) y Suruç (34), provocados presuntamente por yihadistas, además de los ataques del grupo armado kurdo PKK. También llamó a un “consenso internacional” para luchar contra el terrorismo: “Hemos llegado a un punto en que ya no bastan las palabras”.

    El primer ministro del país euroasiático, Ahmet Davutoglu, afirmó que los ataques en Francia “tenían como objetivo no solo los franceses, sino la democracia, la libertad y los valores universales”. “El terrorismo no tiene religión ni patria”, afirmó en un comunicado.

    Mañana comienza en la localidad turca de Antalya la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del G-20, en la que se esperan a dirigentes como el presidente estadounidense, Barack Obama, el presidente ruso, Vladimir Putin y la canciller alemana, Angela Merkel. El nivel de seguridad ha sido elevado al máximo y se ha declarado una amplia zona de exclusión en torno al hotel donde tienen lugar las reuniones, a las que solo se puede acceder con acreditaciones especiales. Además, cazas del Ejército turco y patrulleras de la Guardia Costera patrullarán los alrededores.

    En las últimas semanas se han producido importantes redadas contra células yihadistas y decenas de simpatizantes del Estado Islámico han sido detenidos en todo el país, también en los alrededores de Antalya.

    El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, que se encuentra en Estambul para participar en una cumbre turco-japonesa y posteriormente en el G-20, se mostró “conmocionado” por el ataque de París: “Sea cual sea su razón, no permitiremos el terrorismo. Japón trabajar junto a la comunidad internacional para impedir que se repitan ataques terroristas”.

    Túnez

    Todos los estamentos de la sociedad tunecina han lanzado mensajes de condena de la masacre de ayer en París y de solidaridad con Francia, un país con el que Túnez comparte fuertes lazos históricos y culturales. En un comunicado oficial, el Gobierno tunecino ha recordado que el país magrebí “ya ha conocido acontecimientos terroristas similares”, por lo que no “escatimará ningún esfuerzo para intensificar su cooperación con Francia. Por su parte, el principal partido islamista tunecino, Ennahda, ha expresado sus condolencias al pueblo francés y a las víctimas, y ha insistido en que el terrorismo “denigra la imagen y todos los principios fundamentales del Islam”. Los atentados de ayer en París coincidieron con el último episodio de violencia yihadista: un joven pastor de 16 años fue decapitado en una zona montañosa de la provincia de Sidi Bouzid.

    Oriente Próximo

    Israel se ha movilizado en pleno Sabbat para condenar los atentados de París. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, trasladó sus condolencias al presidente François Hollande, y ordenó a los servicios de inteligencia que presten su máxima colaboración a Francia, donde viven unos 600.000 judíos, la segunda mayor comunidad de la diáspora tras Estados Unidos. “El Estado de Israel está conmocionado por los ataques asesinos que han golpeado las calles de París”, rezaba el comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores, que no tiene constancia de que residentes hebreos en París hayan sufrido daños. Las banderas ondean a media asta en todos los edificios oficiales de Israel.

    El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, condenó enérgicamente los atentados de la noche del viernes y se solidarizó con el pueblo francés, al igual que el jefe del Estado egipcio, Abdelfatá al Sisi, quien expresó su confianza en que “el terrorismo no va a debilitar la determinación de los Estados y de los pueblos que desean la paz”.

    Desde Amán, el rey Abdala II, condenó a su vez el “cobarde acto terrorista de París” y expresó la solidaridad de Jordania, desde cuyas bases parten aviones de la coalición internacional que bombardea al Estado Islámico, al pueblo y el Gobierno de Francia.

    Vaticano

    Durante la madrugada, el Vaticano hizo público un comunicado de su portavoz, monseñor Federico Lombardi, en el que califica los atentados de París como “un ataque a la paz de toda la humanidad” y pide “una reacción decidida y conjunta” para acabar con “el odio homicida”. Lombardi añade: “Estamos consternados por esta nueva manifestación de violencia terrorista sin sentido que condenamos junto al Papa. Rezamos por las víctimas y los heridos y por todo el pueblo francés”.

    Con profunda aflicción en la voz, el papa Francisco ha atendido una llamada de TV2000, la televisión de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI): “No hay posible justificación, ni humana ni religiosa, para estas cosas. Esto no es humano. No lo entiendo. Estoy junto al pueblo francés, a la familia de las víctimas y rezo por todos ellos. Los quiero mucho”. A la pregunta de si los atentados de París tienen que ver con la Tercera Guerra Mundial a la que Jorge Mario Bergoglio se suele referir, ha dicho: “Sí, esto es una parte”.

    Estados Unidos

    Las principales ciudades estadounidenses han reforzado su seguridad, aunque el departamento de seguridad interior no tiene constancia por ahora de “amenazas específicas” en EE UU sobre un ataque como el que ha sufrido París. En Nueva York, agentes de su comando contra el terrorismo se desplegaron por la zonas más turísticas de la ciudad y ante el consulado de Francia, así como en el World Trade Center, considerado desde la matanza del 11-S una zona de potencial peligro. También Boston, Washington –en todos los edificios oficiales-, San Francisco, Chicago o Filadelfia intensificaron el control.

    Los equipajes de los viajeros también se revisan con mayor intensidad y habrá más controles en los acontecimientos deportivos del fin de semana. El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró por la noche en la Casa Blanca que los atentados en París constituyen “un atroz intento de aterrorizar a civiles”. “No es solo un ataque a París y a la gente de Francia, sino a la humanidad y los valores universales que representa”, dijo, y añadió que el país está “preparado” para ayudar a Francia en lo necesario.

    Obama trasladó esta misma disposición poco después en una conversación telefónica con el presidente francés, François Hollande. Ambos líderes se comprometieron a trabajar juntos, junto con el resto de naciones del mundo, a derrotar el azote del terrorismo. El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, aseguró que un ataque como el de París refirma la determinación de poner fin a la guerra de Siria. “Lo que hacen es endurecer nuestra determinación, la de todos nosotros, de contraatacar, de hacer que la gente rinda cuentas y defender el imperio de la ley”, dijo Kerry. Edificios emblemáticos como el Empire State de Nueva York se iluminaban anoche con los colores de la bandera francesa.

    ___________________________________________________________________________________

    Opinión:Terror, xenofobia e injerencia

    Por Federico Larsen
     
    unnamed
    13 noviembre 2015

    A horas de los ataques perpetrados en distintos puntos de la capital francesa aún no hay, justamente, siquiera datos certeros acerca de víctimas y heridos, pistas de investigación. Sin embargo, con sólo analizar las primeras horas se pueden dar algunas ideas en caliente.

    Uno de los primeros datos que llama la atención, es que el presidente de los EEUU, Barack Obama, dio declaraciones públicas acerca de los atentados aún antes de que lo hiciera su par francés Hollande, dando a entender, solamente por el hecho de comparecer de inmediato, que se trataba de un asunto que lo involucraba. Es que los últimos meses han significado para los EEUU un riesgo para su rol de protector de la seguridad mundial justamente por los vaivenes de las acciones militares en Siria. Ataques en los cuales, y es muy necesario subrayarlo, Francia también está involucrada.

    La política exterior francesa es seguramente una de las claves para entender lo sucedido. Además de su histórica injerencia en Oriente Medio, Francia cuenta con una extensa historia de dominación en África, y especialmente en el Magreb. Argelia, Marruecos o Túnez son sólo algunos de los países que han sido ocupados por los franceses y que vivieron procesos independentista hace muy pocas décadas, con heridas que aún siguen abiertas.

    Hace tan sólo 15 días se cumplieron 50 años de la desaparición forzada de Mehdi Ben Barka, líder marroquí del movimiento tercermundista secuestrado por los servicios secretos franceses, que aún hoy se niegan a dar cualquier tipo de información al respecto. Para muchos países de África las decisiones que se toman en el Eliseo (sede del gobierno francés) siguen siendo determinantes en su política interna y esto lo convierte en el blanco preferido de los resentimientos históricos. Y siempre es necesario recordar que la Francia atacada es la misma que confeccionó los manuales antinsurgentes aplicados en la mayoría de las represiones y genocidios de las dictaduras del mundo para controlar y disciplinar la población local.

    En el frente interno tampoco las cosas andan tan bien. Desde 2003, año en que la doctrina Bush de seguridad global obtuvo mayores consensos a nivel internacional, hasta la actualidad Fancia sufrió 14 atentados terroristas que produjeron más de 90 muertes y un centenar de heridos. A eso se le suma que la violencia interna ligada a las condiciones de la población árabe tiene evidentes ciclos de alza. Quizás el momento de mayor trascendencia de este fenómeno hayan sido las revueltas de octubre y noviembre de 2005 en las Banlieu, protagonizadas por jóvenes hijos de migrantes árabes en el país. Todo el periodo fue acompañado por una creciente xenofobia que se tradujo en la acumulación política de organizaciones como el Front National, partido filo-fascista que en unos 20 años se convirtió en una de las fuerzas más gravitantes en los malhumores racistas de las clases medio-bajas francesas.

    Mientras la policía llevaba adelante el blitz armado en el Bataclan -recordando en algunos momentos la masacre que Putin desató en 2002 para resolver una situación similar en el Teatro Dubrovka en Moscú-, en Calais y otros puntos del país se prendían fuego los campos de refugiados improvisados en los últimos meses de crisis. Por las condiciones de vida en esos lugares, Francia ya había sido condenada por tribunales internacionales a garantizar los derechos humanos básicos de quienes allí vivieran y apurar la tramitación del estatus de refugiados para muchos de ellos.

    Pero sería torpe, sin embargo, pensar que Francia haya hecho méritos y solamente esté pagando las consecuencias de años de políticas xenófobas e injerencistas. Los grupos terroristas más radicalizados también están demostrando poder cumplir con su necesidad de tomar la iniciativa militar en una guerra que tiene su foco en Oriente Medio pero que, según entienden, se combate en diferentes trincheras a la vez. Francia es quizás el objetivo predilecto por todo lo expuesto pero no, obviamente, el único. La generación de terror desata la radicalización de políticas de seguridad en el ámbito externo e interno que mientras culpan y castigan a miles de inocentes recalientan los ánimos más beligerantes.

    Que estas acciones se registren durante la crisis migratoria más grande de la historia de la Unión Europea, al tiempo que se reconfigura el peso específico de cada país o bloque en los conflictos en Oriente Medio y se debilitan claramente los sistemas institucionales instalados durante las mal llamadas “primaveras árabes” en ex colonias francesas, nos da la pauta de que las repercusiones de lo sucedido esta anoche serán extensas y muy duras. Recién dentro de un tiempo podremos entenderlas con mayor precisión.

    ___________________________________________________________________________________
    LAS IMÁGENES DE PARÍS BAJO ATAQUE DEL ISIS

1447451759_530868_1447452073_album_normal

 

*1447451759_530868_1447452074_album_normal

*

1447451759_530868_1447465757_album_normal*

1447451759_530868_1447452075_album_normal

*

1447451759_530868_1447453774_album_normal

 

*1447451759_530868_1447452071_album_normal*

1447451759_530868_1447459887_album_normalEl presidente francés, François Hollande, ha convocado para este sábado al Consejo de Defensa y ha cancelado su asistencia a la cumbre del G20 a causa de la cadena de atentados que se ha producido esta noche en París.

1447451759_530868_1447459890_album_normalLa noche ha sido arruinada por los acontecimientos ocurridos en el Stade de France. Hubo una explosión en la puerta J que causó tres muertos y varios heridos. “En estos momentos el estadio es seguro”, dijo una hora después del término del partido en declaraciones que recoge ‘L’Equipe’.

1447451759_530868_1447459891_album_normal

17

El máximo dirigente de la FFF explicó que los seguidores pudieron abandonar de forma normal el estadio pese a que muchos optaron por aguardar sobre el césped. “El presidente de la República tuvo que salir muy temprano a causa de los tiroteos que tuvieron lugar en París para unirse al Ministerio del Interior”, explicó.

1447451759_530868_1447459892_album_normal Otro de los lugares atacados se encuentra en el distrito X, junto a un restaurante llamado ‘Le Petit Cambodge’ en la calle Alibert. Posteriormente, los terroristas se encaminaron a otro local situado cerca del canal Saint Martin, en el este de la capital, llamado ‘Bonne Biere’ y abrieron fuego sobre los clientes que estaban en la terraza.

PHILIPPE WOJAZER (REUTERS)
1447451759_530868_1447459894_album_normal
*
1447451759_530868_1447459895_album_normal
*1447451759_530868_1447459897_album_normal“Al principio pensaba que un camión estaba descargando piedras. Luego que podría ser un petardo. Pero el ruido era muy potente y comenzó a alargarse demasiado como para pensar que era algo normal”, explicó a Efe Leslie Guihard, testigo de uno de los primeros tiroteos.

1447451759_530868_1447459898_album_normal

Varios cuerpos en el suelo tapados con sábanas blancas, heridos atendidos por personal sanitario antes de ser trasladados al hospital y agentes de todas las fuerzas del orden en ese primer punto reflejaron poco después el impacto de un ataque que se repitió en otros puntos de la ciudad.
1447451759_530868_1447465302_album_normal*unnamed*Militares continúan en las calles de Francia. Foto:Actualidad RT Decenas de muertos en el interior del Bataclan, según la policía francesa Decenas de muertos en el interior del Bataclan, según la policía francesa Pánico y miedo en las afueras del teatro Bataclan tras los ataques. Pánico y miedo en las afueras del teatro Bataclan tras los ataques. Poco a poco evacúan a los heridos en las inmediaciones del Bataclan. Poco a poco evacúan a los heridos en las inmediaciones del Bataclan. Foto:Actualidad RTunnamed(2)*
Police control crowds leaving the Stade de France where explosions were reported to have detonated outside the stadium during the France vs German friendly match near Paris, November 13, 2015. REUTERS/Gonazlo Fuentes

The stadium during the France vs German friendly match near Paris, November 13, 2015. REUTERS/Gonazlo Fuentes

1447451759_530868_1447459885_album_normal

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha condenado los atentados perpetrados en París. “No es solo un ataque contra París ni contra Francia. Es un ataque contra toda la Humanidad y contra los valores universales que compartimos”, ha declarado el presidente.

You must be logged in to post a comment Login