Especial PERÚ. Se agrava el conflicto contra la megaminería en Valle del Tambo: otro poblador asesinado

unnamed(3)
Resumen Latinoamericano/ 05 de Mayo 2015.-  Un manifestante murió y dos resultaron heridos en un enfrentamiento de policías con pobladores que se oponen a un proyecto minero de la empresa Southern.

Hace dos semanas un poblador murió por un proyectil disparado por agentes en un choque similar con los manifestantes que rechazan desde hace más de un mes el proyecto del conglomerado mexicano-estadounidense Southern Copper Corporation, para explotar un yacimiento de cobre en un valle agrícola del sur de Perú.

Richard Ale, alcalde de la provincia de Islay, informó telefónicamente  que “la policía ha disparado anoche contra el poblador Henry Checlla, de 35 años”. Dijo que falleció en el hospital a las una de la madrugada de este martes.

El incidente empezó en lunes en la noche y se prolongó hasta la madrugada del martes en la ciudad de Mollendo, capital de Islay, cuando unos 500 manifestantes intentaron bloquear una vía importante y el mercado local, pero fueron repelidos por unos 200 policías. El alcalde afirmó que las protestas continuarán hasta el viernes.

El ministro del Interior José Pérez dijo a periodistas en Lima que desde el inicio de la protesta en marzo unos 140 policías han resultado contusos. Otros 600 policías han sido enviados a esta ciudad sureña donde los negocios, bancos, mercados y escuelas están cerrados. Gustavo Rondón, legislador que representa a la zona, dijo a la prensa en el Parlamento de la capital “es necesario hacer todos los esfuerzos para traer paz al país, el país no puede polarizarse más”.

El diálogo entre una delegación de ministros enviada por el presidente Ollanta Humala y los manifestantes está roto.

Los agricultores del valle de Tambo se oponen al proyecto llamado Tía María, de 1.400 millones de dólares, porque  la mina a tajo abierto contaminará las aguas del río Tambo con las que riegan sus cultivos. La minera afirma que utilizará agua del océano Pacífico procesada en una planta desalinizadora.

El Grupo México opera también en las minas Cuajone y Toquepala, en el sur de Perú, donde extrae cobre y molibdeno, según información del sitio de internet de la minera mexicana.

La minería es uno de los motores de la economía peruana, cuyas exportaciones representan el 62% de las ventas al exterior. El país, un importante exportador global de minerales, es el tercer productor mundial de cobre.

Localidad de Islay en Perú

COMUNICADO:
¡¡OTRO MUERTO SOBRE LA CONCIENCIA DE OLLANTA HUMALA Y OSCAR GONZALES ROCHA!!ESTE MARTES 05 DE MAYO DEL 2015 A LA 1.20 DE LA MADRUGADA HA FALLECIDO VICTIMA DE DISPARO DE BALA EL CIUDADANO DE LA LOCALIDAD DE MOLLENDO, HENRY CHECLLA (35 AÑOS), CUANDO SE PRODUJERON ENFRENTAMIENTOS EN LA AVENIDA TUPAC AMARU Y EN EL SECTOR DE ALTO INCLAN, CESAR VALLEJO, MIRAMAR, ENTRE MANIFESTANTES Y POLICIAS.
YA VAN CINCO MUERTOS A MANOS DE LAS FUERZAS POLICIALES DEL GOBIERNO Y LOS PARAMILITARES DE LA MINERA  SOUTHERN. “¿CUANTOS MAS DEBERAN MORIR PARA QUE RAZONEN Y ENTIENDAN QUE POR ENCIMA DE CONSIDERACIONES MONETARIAS ESTA LA VIDA DE LAS PERSONAS, DE LOS SERES HUMANOS”, señala un comunicado de las organizaciones anti-mineras..

¡¡HONOR Y GLORIA A LOS CAIDOS EN ESTA CUARTA HUELGA CONTRA TIA MARIA-LA TAPADA!!, concluye la declaración
________________________________________________________________________________________

  • Violentos choques con manifestantes antiminería en Perú

Al menos 15 policías y 2 civiles resultaron heridos en las protestas contra el proyecto Tía María en el sur del país.

imagen

Al menos 15 policías y 2 civiles resultaron heridos durante enfrentamientos ocurridos con manifestantes que se oponen al proyecto minero Tía María, de la empresa mexicana Southern Copper, en la provincia de Islay, en el sur de Perú, informaron medios locales.

Los choques tuvieron lugar el domingo en las zonas denominadas El Arenal y La Curva, en el Valle del Tambo, que fueron despejadas por unos 700 policías, lo que provocó una posterior reacción de los manifestantes.

Según medios locales, los agentes fueron rechazados por los manifestantes con piedras, mientras que éstos respondieron con disparos de perdigones y lanzamiento de bombas lacrimógenas. Durante los enfrentamientos, la Policía detuvo a tres personas, que fueron llevadas a las oficinas de la Seguridad del Estado en la ciudad de Arequipa, la capital regional.

El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, afirmó que la Policía había restablecido el orden en Cocachacra y que “en todo momento” se evitó “el costo social”.

“En la madrugada han entrado más de 1.000 efectivos y hemos tomado todo lo que es Cocachacra”, señaló el funcionario a la cadena de televisión Frecuencia Latina. Sin embargo, el portal en Internet del diario Perú.21 afirmó que los enfrentamientos continuaron durante todo el día y que los policías se replegaron, mientras que los manifestantes continuaron bloqueando las vías del valle de Tambo.

El director general de la Policía Nacional, Jorge Flores Goicochea, llegó hasta la provincia de Islay y anunció que unos 1.000 agentes más llegaron a la zona para continuar con las operaciones para recuperar el control de las vías.

El jueves pasado, el choque de un grupo de manifestantes con la Policía dejó una treintena de agentes heridos, uno de ellos de gravedad por el impacto de una piedra en la cabeza, según el ministro. Pérez Guadalupe saludó anteanoche que cuatro alcaldes locales expresaran a través de la Defensoría del Pueblo su disposición a reiniciar las conversaciones con el Ejecutivo, que el martes pasado se frustraron por la negativa de los dirigentes a aceptar la participación de un grupo de congresistas.

El alcalde de la provincia de Islay, Richard Ale, junto a los alcaldes de los distritos de Deán Valdivia, Cocachacra y Punta de Bombón, solicitaron al comisionado para la prevención de conflictos de la Defensoría del Pueblo, Rolando Luque, que sea el mediador ante el gobierno para reiniciar el diálogo. “Los agricultores y los representantes de la sociedad civil también estamos de acuerdo en el diálogo”, declaró Pepe Julio Gutiérrez, el presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo.

El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) informó posteriormente que aceptaba retomar el diálogo y propuso que comience hoy, a condición de que se suspendan las medidas de fuerza en la zona.

Los campesinos del Valle del Tambo acatan un paro indefinido desde hace 40 días para solicitar la suspensión del proyecto Tía María, al considerar que la explotación minera perjudicará sus actividades agrícolas. Las manifestaciones derivaron la semana pasada en un enfrentamiento con la Policía que dejó un muerto y 24 heridos, entre ellos 11 policías.

La minera Southern Copper, filial del Grupo México, anunció el pasado 27 de marzo que seguirá desarrollando el proyecto, horas después de que su portavoz oficial en Perú anunciara su cancelación por lo que definió como “terrorismo antiminero”.

Southern contempla la inversión de unos 1.200 millones de dólares para la construcción de Tía María, cuya producción estimada es de 120.000 toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones.

Conflicto Tía María: reportan un herido tras enfrentamientos

Efectivos policiales se desplazaron a Deán Valdivia y Cocachacra, realizando la limpieza de las carreteras

Conflicto Tía María: reportan un herido tras enfrentamientos

(Foto: Carlos Zanabria)

Un nuevo herido han dejado los enfrentamientos entre policías y pobladores antimineros que se registran en las zonas denominadas El Arenal y La Curva en el Valle del Tambo , en la mañana del domingo.

Ello, luego de que personal de la PNP se desplazara desde Mejía a Deán Valdivia y de Chucarapi a Cocachacra, realizando la limpieza de carreteras, lo cual ha generado la reacción de los pobladores en contra del proyecto Tía María.

Son aproximadamente 700 policías los que vienen enfrentándose con los pobladores.

El nombre del poblador herido es Richar Chani Calcin, de 23 años, quien ya ha sido trasladado al centro de salud de Cocachacra.

Todavía se desconoce la naturaleza de la herida en la pierna derecha que presenta, pero la madre del joven señaló que sería producto de una bala que le ha atravesado el pie.

Tía María: Al menos 17 heridos tras enfrentamientos

Tras enfrentamientos en El Arenal y La Curva, 15 policías y dos agricultores tuvieron que recibir atención médica.

  • 4 de mayo

Tía María: Al menos 17 heridos tras enfrentamientos<br />

El conflicto inició el 23 de marzo, dejando un muerto, decenas de heridos y serias pérdidas económicas. (Foto: USI)

Quince policías y dos agricultores heridos hasta el momento, han dejado los enfrentamientos en los sectores El Arenal y La Curva, en el Valle de Tambo , en el marco de las protestas contra el proyecto minero Tía María , el día de ayer.

Dos de los efectivos fueron derivados a puestos de salud en Arequipa con heridas en el rostro y la pierna, informó Walter Vera, director de la Red de Salud de Islay. Además de un civil herido en el pie (aún no se determina si fue por una bala), una mujer sufrió un golpe en la cabeza y recibió dos puntos de sutura, indicó la autoridad.

Se confirmó que un contingente de 700 policías se enfrentó a los agricultores.

Como se recuerda, las protestas en los alrededores de Cocachacra, uno de los seis distritos de la provincia de Islay (Arequipa), iniciaron el 23 de marzo pasado y han dejado un muerto, decenas de heridos y pérdidas económicas.

Tía María: piedra impactó helicóptero PNP y lo dejó inoperativo

Ataque de manifestantes se produjo cuando nave sobrevolaba rasante la zona de conflicto en apoyo a personal de tierra

4 de mayo 2015
Tía María: piedra impactó helicóptero PNP y lo dejó inoperativo

Los helicópteros vistos en la zona de conflicto hacían velos rasantes. Uno de ellos fue impactado por una piedra lanzada por los manifestantes y quedó inoperativo, según informó el Mininter. (

Hasta un helicóptero de la Policía Nacional del Perú (PNP) ha sido impactado con una piedra lanzada por manifestantes que se oponen al proyecto Tía María y que anteriormente se manifestaron contra la comisaría de Deán Valdivia, todos estos hechos como parte del conflicto que incluye el paro indefinido iniciado el pasado 23 de marzo.

Según informó el Ministerio del Interior, el helicóptero fue impactado cuando sobrevolaba rasante el sector de La Curva, Deán Valdivia e Islay en apoyo disuasivo al personal policial de tierra que “intentaba retomar la tranquilidad pública”. Cabe recordar que el último fin de semana más de mil agentes ingresaron a los pueblos arequipeños de  Cocachacra, La Curva y  El Arenal, alterando, ellos sí, la famosa “tranquilidad pública”.

La piedra dañó la parte delantera del helicóptero (cabina de pilotos), que resultó con un forado de 15 centímetros. Ello puso en peligro la seguridad de la tripulación, por lo que ese ataque causó que la nave retorne a su base de operaciones tan solo una hora después de haber despegado. Quedó en estado de inoperatividad, acotó el Mininter.

Cabe recordar que ayer, en su intento de tomar el control, la acción policial produjo al menos cuatro enfrentamientos a lo largo del día con la población y los denominados ‘espartanos’, quienes atacaron a los efectivos con hondas y huaracas.

El ministro del Interior del gobierno “popular” de Ollanta Humala fue explícito en la condena de esta acción de autodefensa de los pobladores: “No se puede permitir que unos delincuentes disfrazados de antimineros ataquen la estación de bomberos,  las viviendas de la población y  la comisaría. Aquellas personas que atacan con piedras -usando hondas y huaracas- una comisaría no son manifestantes, son delincuentes que agreden a la autoridad y la policía tiene todo el derecho de protegerse y repeler el ataque”, dijo  el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, al referirse a los actos violentos de los manifestantes.

Asimismo, refirió que el Gobierno no le ha cerrado las puertas al diálogo. En ese sentido, consideró una buena señal que alcaldes del Valle de Tambo hayan solicitado una nueva reunión a través de la Defensoría del Pueblo.

_________________________________________________________________________________________________________

Tía María: El peruano ‘armado’ por un policía ante las cámaras durante una protesta exige justicia

El agricultor peruano al que unos policías obligaron a tomar un arma durante una protesta para hacerlo pasar por violento, pide “sanciones drásticas”. Según su versión de los hechos, lo patearon, le quebraron un pulgar, y lo amenazaron con 4 años de cárcel por ‘portar’ el arma.

·

27 April

Perú

Antonio Coasaca Mamaní pide justicia después de que policías peruanos lo obligaran a tomar en sus manos un arma blanca con la intención de denunciarlo como violento durante una protesta de agricultores contra el proyecto minero Tía María, el pasado 22 de abril.

Tras el incidente violento, la víctima exigió que “se sancionara drásticamente” a los responsables de la agresión, informa la radio RPP. Asimismo, acusó a los policías de maltratarlo, golpearlo y amenazarlo para que tomara el arma.

El agricultor relató que los policías lo agredieron, lo patearon y lo detuvieron tras tropezarse cuando intentaba a huir de los gases lacrimógenos. Fue en ese momento cuando lo amenazaron para que sostuviera un arma blanca que llevaba consigo un policía, lo que quedó registrado en un video.

___________________________________________________________________________________________

Opinión: Tía María: en su punto de ebullición

por OTRAMIRADA
04 may 2015

El Valle del río Tambo y la región Arequipa se encuentran en una tensa espera por una salida para la crisis del proyecto de Tía María. Como en otros casos similares, agricultores y ciudadanos de Arequipa están enfrentados a una alianza, hasta ahora muy sólida, entre la empresa Southern –promotora del proyecto minero- y el Estado peruano. Interesante paradoja, el Estado, que supuestamente es el Estado de todos los peruanos, aparece acá desde un primer momento defendiendo los intereses de una empresa privada y extranjera contra el reclamo de miles de ciudadanos de la región. Es más, no solo lo hace verbal o burocráticamente, sino que usa a las fuerzas policiales, que pagamos todos los peruanos con nuestro bolsillo, para ejercer la violencia contra los que protestan.

Si a alguien le caben dudas sobre la regresión a tiempos pre modernos del Estado peruano en estos últimos 25 años de hegemonía neoliberal, el conflicto en torno al proyecto Tía María es un excelente ejemplo de cómo hemos ido del Estado de todos, ilusión, proyecto y concreción parcial de sucesivos reformismos en la segunda mitad del siglo XX, al Estado de clase (como decía el marxismo de hace 150 años) expresión inequívoca de los intereses del gran capital, que tenemos hoy en funciones.

Esta parcialidad estatal se ha mostrado desde un inicio con la negativa persistente a la participación de la población involucrada en los mecanismos que señala la ley, negándoseles la entrada a las audiencias y el conocimiento de los documentos relativos al proyecto, así como sometiéndolos a una represión constante, que ya cuenta con una víctima fatal y sucesivos encarcelamientos de dirigentes. La dinámica, además, no cambia en los últimos días. El Premier Pedro Cateriano para estrenarse fue a Arequipa a amenazar a los pobladores del valle de Tambo y luego, la coalición Estado-empresa ha continuado sembrando armas, trucando fotos y tendiendo celadas a los dirigentes sociales.

La última operación se realizó la semana pasada en la que la delegación del gobierno recurrió a otro viejo truco en la estrategia de negociación, denominado “cambiar la mesa”, para abrumar y desconcertar a sus interlocutores. Es decir, violando el acuerdo al que había llegado con los dirigentes para sentarse a conversar, se presentaron con congresistas y alcaldes afines a su punto de vista. Bien hicieron los dirigentes en negarse a conversar en esas condiciones, reivindicando el necesario respeto a los acuerdos tomados para que la negociación pueda conducirse en paz.

Ahora la situación se desenvuelve en una tensa espera por salidas que resuelvan un conflicto que ha llegado a su punto de ebullición. El día de hoy lunes 4, las organizaciones sociales de Arequipa deben definir un paro regional en apoyo a los agricultores del valle del río Tambo. Por otra parte, el gobierno parece haber agotado todos sus recursos y lo tienta la posibilidad de recurrir al Estado de Emergencia en la provincia de Islay. Sabe, sin embargo, que recurrir a esta medida extrema a once meses de las elecciones generales y en una región con la tradición de lucha de Arequipa puede ser su liquidación política, por lo que no parece haber una decisión final al respecto. En esta situación la gobernadora regional Yamila Osorio, que apareció en un principio seducida por el Poder Ejecutivo, estaría buscando presentar una propuesta de revisión de la última versión del Estudio de Impacto Ambiental, por alguna entidad confiable. Esta iniciativa permitiría acordar una postergación del proyecto para tiempos mejores, con lo que los pobladores consiguen una victoria táctica que se podría prolongar en el tiempo y el gobierno “salvaría cara” frente a sus eventuales detractores.

Ojalá que se imponga la sensatez y termine la amenaza de violencia estatal en Arequipa, para que un próximo gobierno pueda ir a soluciones de conjunto para lograr una minería sustentable que evite la repetición cada cierto tiempo de este tipo de conflictos.

You must be logged in to post a comment Login