ARGENTINA: Las Marías de la CLOC-LVC

Resumen Latinoamericano / Colectivo Comunicación CLOC-LVC/14 de abril de 2015 – Hoy, en un marco histórico en la lucha de las mujeres de toda América Latina, al ritmo de la canción de Milton Nascimento y Fernando Brant, escrita en el lejano 1978, María María, se está realizando la V Asamblea de Mujeres de CLOC-Via Campesina. Son más de 300 mujeres de las más diversas organizaciones campesinas e indígenas de 23 países. El evento es parte del VI Congreso de CLOC-Via Campesina, que se celebra en Buenos Aires (Argentina), después de haberse realizado en años anteriores en Ecuador, Guatemala, México, Brasil y Perú.

En algún momento del día me puse a pensar, quienes son estas Marías. De dónde vienen. Qué hacen en su día a día. Motivada por esta energía que nos contagia, me marcho en esta búsqueda.

Natalia Landivar es activista de los Derechos Humanos y viene desde Ecuador. Ella nos explica que en su práctica diaria viene acompañando los procesos de resistencia y lucha por la tierra y el territorio, “acompañamos casos de violación a los Derechos Humanos a la Alimentación, los cuales están muy vinculados a cuestiones como acceso a la Tierra, al Território y al Água”.

Anyelen Arenas, del Movimiento Nacional Campesino Indígena, viene de la región central de Argentina, donde se dedica a estudios en Agroecología. De la misma manera que Carmen Rodrigues que viene de Uruguay, donde pertenece a la Red de Mujeres Rurales. “Soy campesina y en mi práctica diaria trabajo con ganado, haciendo parte de la red hace tres años, donde siempre busco participar de actividades así como ésta”, explica la campesina uruguaya.

Yeniler Angélica Meireles es delegada de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra, Red Agroecológica de Colombia, su país de origen. “En mí cotidiano cumplo el rol de lo que llamamos de Gestión de Alianzas y Cooperación, y soy integrante de la Comisión Internacional de la Asociación, en estas dos organizaciones, nuestro trabajo es buscar aliados políticos y financieros”, explica Yeniler, que también destaca que esta tarea es que va a dar condiciones para hacerse las más diversas acciones de su organización. Katherine Cabrera a su vez, viene de República Dominicana y es integrante de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo. “En mi día a día trabajo con la juventud campesina, especialmente con las jóvenes y actualmente estamos comenzando la articulación con la juventud a nível de Caribe, para que Cuba, Republica Dominicana y Haiti puedan participar de este desafío”, destaca la jóven dominicana.

Gloria Ajpí Jalja viene de Bolívia, donde es Directora de Comunicación de la Confederación Sindical Única de los Trabajadores Campesinos de Bolívia. “Yo trabajo con el tema de comunicación, y ahora estamos inaugurando nuestra radio, estamos fortaleciendo nuestra página web y también produciendo algunos videos sobre las actividades que realizamos”, explica la comunicadora boliviana. Y Yuly del Pilar Quispe Cusacani viene de Perú y compone la delegación de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú. En su práctica diaria explica a jóvenes que “en mi región tenemos varios espacios de jóvenes, los cuales estamos articulando y por otro lado, también estudio, estoy terminando la Escuela de Antropología, por otro lado, en el lugar donde vivo tengo el cargo de presidenta, creo que soy la presidenta más jóven entre todas las zonas, de donde busco hacer el cambio por medio del trabajo mismo”, explica la jóven peruana.

Rosiéle Cristiane Ludtke de Brasil comienza así: “soy campesina, madre, abuela, estudiante militante y dirigente del MPA, Movimiento de Pequeños Agricultores”, destaca la campesina brasilera. Ella divide su cotidiano entre várias actividades, parte en la militancia en la que desempeña diversas actividades desde la Asistencia Técnica y Desarrollo Rural direccionado a la Agroecología, “donde el foco principal es la diversificación de la producción y la producción de alimentos saludables, en este trabajo la gente lleva días en el campo, reuniones, visitas a propriedades campesinas y nosotros incentivamos especialmente a las mujeres a hacer el trabajo de diversificación, porque son ellas las responsables por la producción de alimientos y de ponerlos en la mesa de las famílias, así como trabajamos con Vivienda Rural, crédito y también en el colectivo de mujeres, donde hacemos un trabajo de estudio y formación política y acciones más prácticas”, explica la campesina del MPA, que resalta que aún ejerce su papel social como campesina, producir comida diversificada, desde producción vegetal hasta pequeños animales y aún está estudiando, cursando maestría en Agroecología.

A su vez, Yazmin Lopes es de Honduras y representa al Consejo de Desarrollo Integral de la Mujer Campesina, que es articulado a CLOC -Via Campesina. “Mi trabajo es organizar a las mujeres campesinas, pero tenemos también nuestras áreas de trabajo que son las hortalizas y el jardín botánico, trabajando desde la Soberanía y de la Agroecología, así como la medicina natural o medicinas alternativas, así como la formación política, para que las compañeras puedan ir apropriandose de sus derechos, de su realidad, de su región y país”, comenta la jóven campesina hondureña. De la misma manera que Alice Froidevaux viene de Suíza y está haciendo su tesis de doctorado en Sociología sobre Movimientos Campesinos, sobretodo en América Central y trabaja con el tema sobre cómo se organizan las organizaciones campesinas, más allá de las fronteras nacionales, “es por esto que estoy aquí, de visita, en la Asamblea de Mujeres para tener esta experiencia de conocer más al trabajo de CLOC – Via Campesina”, explica la estudiante del Centro Latinoamericano Suízo.

Y por fin, así como dijo una compañera por medio de una intervención en la plenaria: Ser mujer indígena, campesina, pobre es sinónimo de ser revolucionária. Como en la canción, ser mujer, ser María, es un don, es el sueño, el dolor, una fuerza que nos alerta, una mujer que merece vivir y amar como otra cualquiera del planeta.

———————————————————————————————————————————–

 

Culminó asamblea de mujeres campesinas con homenajes a Galeano y llamado a construir el socialismo

Por Alba Silva – Télam / 13 de abril de 2015

asamb mujeres -galeano

La V asamblea de mujeres del campo de Latinoamérica y el Caribe culminó hoy su segundo día de sesiones con un homenaje a Eduardo Galeano, “poeta y luchador de la clase trabajadora que iluminó desde su su pluma y su vida el camino de los pueblos por su liberación”, fallecido hoy, un llamado a construir el socialismo y una reivindicación de feminismo “campesino y popular”.

El encuentro, enmarcado en el VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo-Vía Campesina (CLOC-VC), se desarrolla en el Centro Recreativo Nacional (CeReNa) de Ezeiza.

La reunión “termina con tantos deseos de hacer tantas cosas que nos falta tiempo y solidez en nuestras organizaciones para realizar el mundo que deseamos al que de todos modos construimos”, dijo a Télam Francisca “Pancha” Ramírez, de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri) de Chile, fundadora de la CLOC y vocera del encuentro.

“Con la tenacidad de la mujeres estoy segura que el 100 por ciento de lo que nos hemos planteado va salir. Nos fijamos retos importantes, por ejemplo teorizar, dar el debate teórico, a partir de nuestras realidades y nuestras identidades y construir propuestas para el debate socialista”, señaló la dirigente.

La asamblea de mujeres de campo oriundas de los países que componen la CLOC sesionó bajo el lema “Sin feminismo no hay socialismo” y esta tarde, en una declaración final, definió el ese feminismo como “campesino y popular”.

“Arranca de nuestra identidad, de nuestra visión, de la cosmovisión de los pueblos indígenas quienes defienden con fuerza la dualidad y la complementariedad (entre los dos sexos). Nosotros queremos eso pero queremos decir que los originarios también fueron penetrados porque no podríamos decir que la cosmovisión dual de los indígenas ha sido un freno para el patriarcado”, aseguró Ramírez.

Y agregó que “el capitalismo no tiene distinción de identidades, da lo mismo que seas campesina, indígena, pobladora o dueña de casa”.

Nemesia Achacollo Tola, ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, ex presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas de Bolivia y enviada especial del presidente Evo Morales, detalló a Télam algunos avances del campesinado en el país vecino.

“En Bolivia 40 millones de hectáreas están en manos de comunidades campesino indígenas mientras que los empresarios tienen seis millones. Una diferencia abismal con cualquier otro país de la región y eso se hizo con una Reforma Agraria”, afirmó.

La ministra sostuvo que en la agenda de las organizaciones continentales está claro que “el pueblo organizado es el pueblo que se puede defender y un esfuerzo conjunto lleva a una lucha conjunta. En Bolivia tomó una fuerza única y eso nos liberó del modelo neoliberal y el capitalismo”, explicó.

Las campesinas, llegadas de Latinoamérica y el Caribe, sesionaron ayer y hoy con vistas a formular aportes para el documento final de la CLOC, que comenzará a deliberar mañana en Ezeiza.

“La declaración de las mujeres no tiene un título pero partimos diciendo que estuvimos en Cerena, recuperado para el disfrute del pueblo. Nos parece tremendamente importante haber compartido este espacio del pueblo, ojalá el pueblo lo entienda y la cuide, defienda y mantenga como un patrimonio” propio, dijo a esta agencia la chilena y referente continental Pancha Ramírez.

El documento afirma “el desafío de construcción de nuevas relaciones de género sumó procesos encaminados a replantear una posición política desde la perspectiva de un movimiento feminista de las trabajadoras, las campesinas e indígenas y por lo tanto un feminismo articulado con la clase trabajadora”.

“Reconocemos que hay muchos feminismos y la contribución histórica de los mismos. Sin embargo, nos posicionamos como mujeres feministas, conscientes de que la igualdad sustantiva en las relaciones de género no puede lograrse plenamente en el marco del capitalismo”, consigna el texto.

Y agrega: ” Luchamos por la destrucción de todas las formas de dominación y explotación de este modelo nefasto. Del mismo modo, sostenemos que en la lucha por construir una nueva sociedad, más allá del capitalismo, es necesario abordar las desigualdades de género”.

———————————————————————————————————————————-

 

 V Asamblea de Mujeres del Campo de la CLOC – Vía Campesina

VI Congreso de la Cloc- Vía Campesina / 13 Abril 2015

V asamb mujeres 1

Con la consigna “Sin Feminismo, no hay Socialismo” se inauguró  la V Asamblea Continental de Mujeres del Campo, que se realiza en Buenos Aires, Argentina, del 12 al 13 de Abril en el marco del VI Congreso de la Cloc- Vía Campesina.

La Asamblea  que contó con la participación de más de 300 mujeres campesinas, indígenas y afrodescendientes, inició con una emotiva y fuerte mística cargada de cantos, poemas y banderas de distintos colores que expresaban la diversidad y la lucha de las mujeres en América Latina. En la apertura también se realizó un homenaje especial  a Gilma Benítez, luchadora campesina colombiana, quien hasta los últimos minutos de su vida luchó y soñó  con un país de paz y un continente con justicia social, reivindicando el rol fundamental de las mujeres campesinas en la Soberanía Alimentaria y en la lucha campesina.

El saludo de bienvenida  estuvo a cargo de Deolinda Carrizo y Diego Montón del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI),  quienes son  hoy responsables de la Secretaria Operativa Continental de la CLOC – Vía Campesina.  En su intervención Carrizo recordó  a Gilma Benítez  y afirmó que la Asamblea era fruto de los sueños y  el compromiso internacionalista de esta compañera. Con  fervor la integrante del MNCI llamó a todas las mujeres a seguir luchando por la paridad de género en todos los espacios, el feminismo solo se logra con la presencia de todas, las mujeres somos sujetos de la transformación de nuestras sociedades, concluyó.

Por su lado, Diego Montón  hizo un recorrido histórico  de los orígenes de las Asambleas de Mujeres,  indicando que  desde el III Congreso de la Cloc ellas demandaron que estos espacios de construcción colectiva expresen lo que viven las mujeres en  las luchas cotidianas y en los territorios. Según señala  Montón las mujeres  se preguntaban “por qué si las mujeres estamos al frente en la lucha en nuestros territorios no tenemos nuestro espacio y nuestro lugar para encontrarnos”. El representante de la Secretaria Operativa de la CLOC – Vía Campesina invitó a todas las mujeres presentes a que en esta Asamblea se profundice el camino de la paridad de género,  se ha avanzado mucho en la CLOC, principalmente en los espacios de toma de decisiones pero todavía  falta mucho trabajo en este sentido, con el  patriarcado no podremos romper nunca la estructura del capitalismo, afirmó.

Elizabeth Mpofu, coordinadora de La Vía Campesina Internacional empezó su intervención  cantando  una canción que señalaba que sin mujeres y que sin campesinas no hay comida ni soberanía alimentaria.  En el mundo las mujeres representan el 70 % de la población y somos las primeras productoras de alimentos del planeta,  indicó.  Asimismo, en su testimonio narró que no pudo estudiar, por quedarse haciendo tareas del hogar, lo cual impidió interactuar con otras mujeres, ésta seguramente es la historia de muchas de las que estamos hoy en esta Asamblea dijo Elizabeth. También manifestó estar contenta  y agradecida  de la organización, de la lucha y de La Vía Campesina que han sido su mejor escuela de vida. La Integrante de la Vía Campesina Internacional terminó su participación aplaudiendo el rol  de todas las mujeres en la defensa de la vida campesina y reconoció la importancia de la Cloc  en la construcción de La Vía Campesina.

La V Asamblea continuará su  agenda mañana con el objetivo de construir una agenda colectiva de las mujeres y profundizar la lucha en contra del patriarcado, el  capital a favor del socialismo  y el feminismo campesino y popular.

———————————————————————————————————————————–

Campesinas reivindican las luchas por el acceso a recursos naturales en el VI Congreso Continental CLOC

Colectivo de Comunicación Cloc – Vía Campesina

 

Unas 800 mujeres realizan su asamblea en el marco del VI Congreso Continental de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), que con un fuerte reclamo por el acceso a los recursos naturales abrieron en el Centro Recreativo Nacional (Cerena) de Ezeiza bajo la consigna “sin feminismo no hay socialismo”.

Ante las integrantes de las entidades que conforman la CLOC y la Vía Campesina de Asia, África y Europa, la mozambiqueña Elizabeth Mpofu abrió el encuentro con un breve y contundente discurso en inglés en el que reivindicó las luchas por la tierra, el agua y el acceso a los recursos naturales.

campesinas x recs nat

La CLOC, surgida en los 90 para oponerse a los festejos oficiales por los 500 años de la llegada de Colón a América y sus consecuencias en el continente, forma parte de la Vía, una internacional de campesinos que planteó ante las FAO y la ONU la “soberanía alimentaria” como respuesta al problema del hambre en el mundo.

Campesinos, indígenas y afrodescendientes que dependen de la tierra y los bosques elaboraron en los últimos 25 años estrategias que los llevaron a enfrentarse con los transnacionales de los agronegocios, la minería y “el extractivismo”, como ellos denominan a esa forma económica por el control de los territorios.

Mpofu resaltó al abrir la V asamblea de mujeres el rol de las campesinas: “no estamos siendo reconocidas, no se valoriza nuestro trabajo, nuestro papel en las comunidades. Somos quienes mantenemos a nuestras familias, llevamos el alimento a nuestras familias, somos las primeras productoras de alimentos”, afirmó.

Y para describir las condiciones en las que las mujeres campesinas africanas desarrollan sus luchas contó la historia de su familia, compuesta por sus padres, cinco hijos varones y tres mujeres.

“A mí me negaron el derecho a la escuela porque tenía que ayudar a mi mamá en el trabajo de la huerta y cuando me casé mi marido no me dejaba hablar con otras mujeres. Me pegaba, pero cuando finalmente pude relacionarme con la Vía Campesina me di cuenta de que podía tener aliadas y fortalecerme”, explicó.

La dirigente señaló que la lucha de las mujeres no es sólo por el reconocimiento como tales sino también “por el acceso a los recursos naturales y ser parte de los procesos de decisión. Somos mujeres, tenemos derechos y los conocemos. Este es el momento en que tenemos que mostrar que las mujeres podemos”, sostuvo

Antes de pronunciar su discruso, la referente de Mozambique -actualmente coordinadora general de la Vía Campesina- cantó a capella una canción que dice “cuando no hay campesinos no hay comida” y en diálogo con Télam resaltó la fortaleza de las organizaciones que componen la CLOC.

“Quiero que África sea como Latinoamérica”, manifestó.

Los congresos de los campesinos agrupados en esa organización se realizan cada cinco años en distintas partes del mundo y siempre se inician con una actividad a la que llaman “mística”: una representación colorida, cargada de símbolos y con los objetivos en alto.

Hoy se homenajeó a Gilma Benítez de Colombia, fundadora de la CLOC y recientemente fallecida, quien dejó como legado la “importancia de materializar los sueños”, un tema que subyace en el continente originado en los chamanes de todos los pueblos.

Rita Zanotto, del MST de Brasil, en un vibrante momento de la inauguración leyó a dos vocesen portugués y castellano junto a su autora, la chilena Mafalda Galdames, el poema “Mujeres”.

En tanto la santiagueña Deolinda Carrizo, secretaria operativa de la CLOC y anfitriona del encuentro, destacó el crecimiento de las mujeres en los lugares de conducción.

“Estamos materializando los sueños de paridad de género como pide la Gilma (la colombiana homenajeada). Las mujeres somos también sujetos de la transformación de la sociedad”, afirmó.

En Argentina, el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), surgido en los 90 para resistir los desalojos de poseedores en los territorios forma parte de la CLOC y de la Vía.

La asamblea femenina debate hoy y mañana -cuando se espera una declaración- sobre capitalismo patriarcal y la opresión de las mujeres y la campaña “Basta de Violencia hacia las mujeres del campo”, y analiza las coyunturas políticas locales, regionales y a nivel internacional.

———————————————————————————————————————————–

El feminismo campesino popular y la lucha por la inclusión

por Itelvina Massioli / Colectivo Comunicación CLOC La Vía Campesina / 13 de abril de 2015

el feminismo campesino popular..

Durante la V Asamblea de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina se está abordando la cuestión del feminismo campesino popular como alternativa al modelo patriarcal del capitalismo. Itelvina Massioli, dirigenta nacional del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil (MST), habló sobre la necesidad de ver la lucha de clases desde una perspectiva feminista, y así dar a entender que la construcción del socialismo no es posible sin antes acabar con la violencia de género y todas las demás formas de discriminación.

A lo largo de la historia las mujeres han sido obligadas a dejar de lado su lucha por la igualdad por otras reivindicaciones sociales que han sido consideradas como “más grandes e importantes”. Muchos son los ejemplos en los que las mujeres desempeñaron un papel crucial en las luchas sociales, pero rara vez desde posiciones de mando y sin recibir el reconocimiento posterior en los libros de historia. Por consiguiente, esta exclusión histórica ha hecho que las problemáticas centrales de las mujeres hasta ahora no hayan sido resueltas.

– La lucha por el feminismo y la lucha por el socialismo constituyen una sola lucha que no solo busca un cambio de poderes sino cambiar la estructura de la sociedad. En la historia hemos visto que un cambio de poder no es suficiente para alcanzar el socialismo si no se tiene una perspectiva de género, que aborde todo tipo de discriminación, dice Itelvina.

Hoy en día, muchas organizaciones campesinas e indígenas son conscientes de la disparidad en la participación que es causada por las estructuras patriarcales de la sociedad. Muchas de estas organizaciones han problematizado esta cuestión y buscado estrategias para la participación igualitaria. Sin embargo, existen otras normas en la sociedad que también deben ser desafiadas para asegurar que todas las personas se sientan incluidas. Si no se tiene una política de inclusión abierta se corre el riesgo de contribuir a la discriminación estructural y perder a personas valiosas que simpatizan con la lucha, pero que no se sienten bienvenidas en la organización.

El feminismo campesino popular no solo busca la inclusión de las mujeres del campo, sino de todos los grupos de personas que son discriminadas. Es un hecho quela diversidad entodos los espacios políticos enriquececonmásperspectivas la construcción del poder popular.

 

 

IMÁGENES DEL ENCUENTRO DE MUJERES CAMPESINAS DE LA CLOC

17107100726_a82ec85399

17107105006_6456970489

17133057115_7ef01d735a

17133061315_da0529f2bf_m

16936282748_8c9cdc4cdd

17132430211_0e82900124

17132434071_f43ab62aac

16510569584_9f864ab0f1

16512831853_750f5a1dcd_z

16945123498_77fa39b7e2

17131440592_a56744d69e

 

V Asamblea Mujeres CLOC-LVC

 

jovenes 1

jovenes 2

jovenes 3

jovenes 4

jovenes 5

jovenes 6

jovenes 7

jovenes 8

 

IV Asamblea Jóvenes

 

visita ESMA

visita esma 1

Visita a la Ex ESMA – Centro clandestino dictadura argentina

Coordinadora Latinoamericana Organizaciones Campo

You must be logged in to post a comment Login